/ domingo 24 de mayo de 2020

Aumenta el poder y críticas a Amazon

Durante la pandemia sus ganancias crecieron, pero también las protestas por condiciones de empleados

WASHINGTON. A medida que Amazon es cada vez más una vía de escape para sobrellevar el confinamiento por el coronavirus, la compañía se enfrenta a una oleada de críticas de activistas y políticos que cuestionan la creciente influencia del gigante tecnológico.

Así, Amazon es la compañía más escudriñada durante la pandemia. Para dar servicio a la creciente demanda de productos la empresa contrató a cerca de un millón de trabajadores, pero también tuvo que lidiar con protestas sobre la seguridad en sus almacenes mientras informaba de la muerte de varios de sus empleados.

La compañía se comprometió a destinar durante este trimestre al menos cuatro mil millones de dólares a la lucha contra el coronavirus, el equivalente a los beneficios que prevé tener durante este tiempo.

AWS, su unidad de computación en la nube, en la que se sustenta buena parte de internet, es un elemento clave durante esta crisis ya que cada vez más gente y empresas trabajan en línea.

Amazon mantiene su valor de mercado en niveles récord de cerca de 1.2 billones de dólares, mientras la empresa informaba de un aumento de los ingresos pero de una caída de las ganancias en el trimestre anterior. "Su tamaño justifica el escrutinio", dijo Dania Rajendra, activista del grupo Athena, una coalición centrada en la actividad de Amazon y del trato a sus empleados.

LUCHA SALARIAL

Sus integrantes ven con preocupación que Amazon, que también controla uno de los principales servicios de televisión a la carta, se cuela en muchos aspectos de la vida de las personas.

A pesar de que la pandemia ha golpeado con fuerza la economía mundial, el aumento del valor de las acciones de Amazon ha hecho dispararse la fortuna de su fundador y director ejecutivo, Jeff Bezos, calculada en más de 140 mil millones de dólares. La compañía ha sufrido huelgas en algunas de sus plantas por la inseguridad y para exigir el pago de primas de peligrosidad, mientras que ha sido acusada de despedir a personas por criticar a la empresa.

"Es una minoría la que va a la huelga, pero el sentimiento representa a miles si no cientos de miles", dijo Steve Smith, de la California Labor Federation.

Amazon subió la remuneración por hora a 15 dólares, más que el salario mínimo, y pagó primas durante la pandemia, medidas tildadas de insuficientes por los activistas, especialmente en el caro estado de California.

"La compañía puede permitirse hacer de estos empleos unos empleos de clase media, empleos buenos", afirmó Smith.

TENSIONES

Las tensiones llegaron a la capital de Estados Unidos, Washington. Los congresistas encargados de investigaciones antimonopolio pidieron a Bezos que respondiera a las informaciones sobre que la compañía había hecho uso de datos de terceros para lanzar sus propios productos, una acusación negada por Amazon.

La fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, calificó a Amazon de "indigna" por despedir a un empleado, Chris Smalls, que encabezó una protesta para reclamar más seguridad.

La compañía dijo que había despedido a Smalls después de que fuera a trabajar tras haber estado en contacto con un enfermo de Covid-19, vulnerando así la cuarentena.

WASHINGTON. A medida que Amazon es cada vez más una vía de escape para sobrellevar el confinamiento por el coronavirus, la compañía se enfrenta a una oleada de críticas de activistas y políticos que cuestionan la creciente influencia del gigante tecnológico.

Así, Amazon es la compañía más escudriñada durante la pandemia. Para dar servicio a la creciente demanda de productos la empresa contrató a cerca de un millón de trabajadores, pero también tuvo que lidiar con protestas sobre la seguridad en sus almacenes mientras informaba de la muerte de varios de sus empleados.

La compañía se comprometió a destinar durante este trimestre al menos cuatro mil millones de dólares a la lucha contra el coronavirus, el equivalente a los beneficios que prevé tener durante este tiempo.

AWS, su unidad de computación en la nube, en la que se sustenta buena parte de internet, es un elemento clave durante esta crisis ya que cada vez más gente y empresas trabajan en línea.

Amazon mantiene su valor de mercado en niveles récord de cerca de 1.2 billones de dólares, mientras la empresa informaba de un aumento de los ingresos pero de una caída de las ganancias en el trimestre anterior. "Su tamaño justifica el escrutinio", dijo Dania Rajendra, activista del grupo Athena, una coalición centrada en la actividad de Amazon y del trato a sus empleados.

LUCHA SALARIAL

Sus integrantes ven con preocupación que Amazon, que también controla uno de los principales servicios de televisión a la carta, se cuela en muchos aspectos de la vida de las personas.

A pesar de que la pandemia ha golpeado con fuerza la economía mundial, el aumento del valor de las acciones de Amazon ha hecho dispararse la fortuna de su fundador y director ejecutivo, Jeff Bezos, calculada en más de 140 mil millones de dólares. La compañía ha sufrido huelgas en algunas de sus plantas por la inseguridad y para exigir el pago de primas de peligrosidad, mientras que ha sido acusada de despedir a personas por criticar a la empresa.

"Es una minoría la que va a la huelga, pero el sentimiento representa a miles si no cientos de miles", dijo Steve Smith, de la California Labor Federation.

Amazon subió la remuneración por hora a 15 dólares, más que el salario mínimo, y pagó primas durante la pandemia, medidas tildadas de insuficientes por los activistas, especialmente en el caro estado de California.

"La compañía puede permitirse hacer de estos empleos unos empleos de clase media, empleos buenos", afirmó Smith.

TENSIONES

Las tensiones llegaron a la capital de Estados Unidos, Washington. Los congresistas encargados de investigaciones antimonopolio pidieron a Bezos que respondiera a las informaciones sobre que la compañía había hecho uso de datos de terceros para lanzar sus propios productos, una acusación negada por Amazon.

La fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, calificó a Amazon de "indigna" por despedir a un empleado, Chris Smalls, que encabezó una protesta para reclamar más seguridad.

La compañía dijo que había despedido a Smalls después de que fuera a trabajar tras haber estado en contacto con un enfermo de Covid-19, vulnerando así la cuarentena.

CDMX

Con la nueva normalidad, ¿viene una nueva forma de protestar en CDMX?

Artículo 19 expone que las redes sociales serán un espacio tan importante como la calle aunque conlleva obstáculos a vencer

Sociedad

Aumentan solicitudes de libertad anticipada durante pandemia

Los mayores de 60 años, mujeres embarazadas y otros reclusos están solicitando la preliberación ante el riesgo de contagiarse de Covid-19

Política

Rectores y partidos políticos rechazan Ley de Educación en Puebla

El titular de la SEP Puebla afirmó que se escuchó a los involucrados y es solo una mala interpretación de ésta

Finanzas

#Data | Los más ricos son los que más aportan a Hacienda

De todo el ingreso que percibe el Decil X, el 27 por ciento se va al pago de impuestos

Política

Rectores y partidos políticos rechazan Ley de Educación en Puebla

El titular de la SEP Puebla afirmó que se escuchó a los involucrados y es solo una mala interpretación de ésta

Finanzas

Esta semana, atención a la revisión del PIB

El Inegi dio a conocer el 30 de abril el dato preliminar sobre el comportamiento de la economía mexicana en el primer trimestre

Mundo

Boris Johnson, otro líder en la cuerda floja

Reino Unido sumó otras 118 muertes por Covid-19 hasta llegar a un total de 36 mil 793 fallecimientos desde el comienzo de la pandemia

CDMX

Con la nueva normalidad, ¿viene una nueva forma de protestar en CDMX?

Artículo 19 expone que las redes sociales serán un espacio tan importante como la calle aunque conlleva obstáculos a vencer

Sociedad

Aumentan solicitudes de libertad anticipada durante pandemia

Los mayores de 60 años, mujeres embarazadas y otros reclusos están solicitando la preliberación ante el riesgo de contagiarse de Covid-19