/ lunes 2 de octubre de 2023

Aumentan más de 300% las importaciones de acero y aluminio desde China

Durante 2022, el gobierno de AMLO adquirió mil 267 mdd en hierro y acero, lo que preocupó al país vecino del norte por sus riñas con el gigante asíatico

Las importaciones chinas que México hace de acero y aluminio se dispararon en lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), lo que ha generado preocupaciones por parte del gobierno estadounidense que mantiene una ríspida relación con el gigante asiático. Tan sólo el año pasado, el país importó productos chinos bajo la fracción 72, de fundición de hierro y acero, más de mil 267 millones de dólares, lo que representó un incremento de más de 331 por ciento respecto de 2019, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

El Cubo de Información de Comercio Exterior del Banco Central, indica que en los primeros siete meses de 2023, las importaciones de estos productos estuvieron cerca de los 960 millones de dólares, por lo que para el cierre de 2023 se espera que México compre más de mil millones de dólares de productos de acero a China por segundo año consecutivo.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

En lo que se refiere a la fracción arancelaria 76, de aluminio y sus manufacturas, las importaciones de México desde China sumaron tres mil 201.7 millones de dólares el año pasado, un incremento de 136 por ciento respecto a 2019.

Mientras en los primeros siete meses de este año, el país compró al gigante asiático productos de aluminio por mil 367.8 millones de dólares, cifra que ya superó lo registrado en todo 2019.

Este aumento en las importaciones de acero y aluminio chinos es motivo de disputa con Estados Unidos, el principal socio comercial del país, que ha exigido al gobierno mexicano mayor transparencia.

La semana pasada, la titular de la Oficina de la Representación Comercial de Estados Unidos (USTR), Katherine Tai, sostuvo una reunión privada con la secretaria de Economía (SE), Raquel Buenrostro, donde externó una vez más la preocupación del gobierno de Joe Biden sobre el aumento en las exportaciones mexicanas de productos de acero y aluminio a los Estados Unidos y la falta de transparencia en la procedencia. de los productos adquiridos .

Anteriormente, la USTR ya había advertido a México sobre la necesidad de comprobar que estos productos no provienen de terceros países. La dependencia estadounidense ha pedido reiteradamente en los últimos meses a las autoridades mexicanas que mejoren el monitoreo de las exportaciones de acero y aluminio hacia Estados Unidos, de conformidad con lo establecido en la declaración conjunta de 2019 entre ambas naciones sobre los derechos de la Sección 232 sobre estos metales.

Dicho acuerdo estableció que Estados Unidos eliminaba todos los aranceles que impuso a las importaciones de productos de aluminio y de acero procedentes de México, que eran de 30 y 10 por ciento respectivamente, con la condición de implementar medidas para prevenir la importación de estos productos a precios de dumping, así como el transbordo de ambos metales que se realice fuera de cualquiera de los dos países.

Para Juan Antonio Reboulen, presidente de la Comisión de Comunicación y Vinculación Política de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero), el problema con Estados Unidos no radica en el volumen de importaciones que ha hecho México, sino en el monitoreo y transparencia de lo que el país envía hacia el vecino del norte.

El vocero explicó que esta administración desapareció mecanismos para transparentar la procedencia de productos como el acero y el aluminio, tales como el Sistema de Información Arancelaria Vía Internet (SIAVI) y los certificados de molino en los Avisos Automáticos de Importación para Productos Siderúrgicos.

Sobre el último requisito, recordó que la exsubsecretaria de Comercio de la SE, Luz María de la Mora, lo eliminó y desde entonces no hay suficiente transparencia sobre el origen del acero que viene a México.

El SIAVI, en tanto, dejó de actualizarse en febrero de 2022 de acuerdo con las disposiciones de la Ley del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica.

Reboulen subrayó que derivado de estas acciones, “hoy en día es difícil saber si las exportaciones mexicanas son cien por ciento de acero nacional o si son de producto chino o vietnamita disfrazado, no hay mucha transparencia para garantizar eso”.

Ante ello, las empresas asociadas a la Canacero acordaron un programa piloto con las Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (USCBP) para determinar la trazabilidad del acero que importa el vecino país del norte desde México, esto a través del uso de tecnología como blockchain.

No obstante, el vocero del organismo insistió en la necesidad de reincorporar el certificado de molino en avisos automáticos para garantizar la procedencia de estos productos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

En cuanto al incremento de las importaciones de acero y aluminio desde China, el especialista dijo que éstas obedecen al buen momento del tipo de cambio, lo que ha llevado a los importadores a aumentar sus pedidos, además del crecimiento de la demanda interna.

Dijo que este material se trae para productos terminados de consumo interno, principalmente, pero que para garantizar esto es necesario implementar la trazabilidad del acero en el país.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Las importaciones chinas que México hace de acero y aluminio se dispararon en lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), lo que ha generado preocupaciones por parte del gobierno estadounidense que mantiene una ríspida relación con el gigante asiático. Tan sólo el año pasado, el país importó productos chinos bajo la fracción 72, de fundición de hierro y acero, más de mil 267 millones de dólares, lo que representó un incremento de más de 331 por ciento respecto de 2019, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

El Cubo de Información de Comercio Exterior del Banco Central, indica que en los primeros siete meses de 2023, las importaciones de estos productos estuvieron cerca de los 960 millones de dólares, por lo que para el cierre de 2023 se espera que México compre más de mil millones de dólares de productos de acero a China por segundo año consecutivo.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

En lo que se refiere a la fracción arancelaria 76, de aluminio y sus manufacturas, las importaciones de México desde China sumaron tres mil 201.7 millones de dólares el año pasado, un incremento de 136 por ciento respecto a 2019.

Mientras en los primeros siete meses de este año, el país compró al gigante asiático productos de aluminio por mil 367.8 millones de dólares, cifra que ya superó lo registrado en todo 2019.

Este aumento en las importaciones de acero y aluminio chinos es motivo de disputa con Estados Unidos, el principal socio comercial del país, que ha exigido al gobierno mexicano mayor transparencia.

La semana pasada, la titular de la Oficina de la Representación Comercial de Estados Unidos (USTR), Katherine Tai, sostuvo una reunión privada con la secretaria de Economía (SE), Raquel Buenrostro, donde externó una vez más la preocupación del gobierno de Joe Biden sobre el aumento en las exportaciones mexicanas de productos de acero y aluminio a los Estados Unidos y la falta de transparencia en la procedencia. de los productos adquiridos .

Anteriormente, la USTR ya había advertido a México sobre la necesidad de comprobar que estos productos no provienen de terceros países. La dependencia estadounidense ha pedido reiteradamente en los últimos meses a las autoridades mexicanas que mejoren el monitoreo de las exportaciones de acero y aluminio hacia Estados Unidos, de conformidad con lo establecido en la declaración conjunta de 2019 entre ambas naciones sobre los derechos de la Sección 232 sobre estos metales.

Dicho acuerdo estableció que Estados Unidos eliminaba todos los aranceles que impuso a las importaciones de productos de aluminio y de acero procedentes de México, que eran de 30 y 10 por ciento respectivamente, con la condición de implementar medidas para prevenir la importación de estos productos a precios de dumping, así como el transbordo de ambos metales que se realice fuera de cualquiera de los dos países.

Para Juan Antonio Reboulen, presidente de la Comisión de Comunicación y Vinculación Política de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero), el problema con Estados Unidos no radica en el volumen de importaciones que ha hecho México, sino en el monitoreo y transparencia de lo que el país envía hacia el vecino del norte.

El vocero explicó que esta administración desapareció mecanismos para transparentar la procedencia de productos como el acero y el aluminio, tales como el Sistema de Información Arancelaria Vía Internet (SIAVI) y los certificados de molino en los Avisos Automáticos de Importación para Productos Siderúrgicos.

Sobre el último requisito, recordó que la exsubsecretaria de Comercio de la SE, Luz María de la Mora, lo eliminó y desde entonces no hay suficiente transparencia sobre el origen del acero que viene a México.

El SIAVI, en tanto, dejó de actualizarse en febrero de 2022 de acuerdo con las disposiciones de la Ley del Sistema Nacional de Información Estadística y Geográfica.

Reboulen subrayó que derivado de estas acciones, “hoy en día es difícil saber si las exportaciones mexicanas son cien por ciento de acero nacional o si son de producto chino o vietnamita disfrazado, no hay mucha transparencia para garantizar eso”.

Ante ello, las empresas asociadas a la Canacero acordaron un programa piloto con las Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (USCBP) para determinar la trazabilidad del acero que importa el vecino país del norte desde México, esto a través del uso de tecnología como blockchain.

No obstante, el vocero del organismo insistió en la necesidad de reincorporar el certificado de molino en avisos automáticos para garantizar la procedencia de estos productos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

En cuanto al incremento de las importaciones de acero y aluminio desde China, el especialista dijo que éstas obedecen al buen momento del tipo de cambio, lo que ha llevado a los importadores a aumentar sus pedidos, además del crecimiento de la demanda interna.

Dijo que este material se trae para productos terminados de consumo interno, principalmente, pero que para garantizar esto es necesario implementar la trazabilidad del acero en el país.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Política

AMLO, con menos leyes aprobadas que Fox, Calderón y Peña

De 100 iniciativas de reforma que envió, el Congreso avaló 63, dos están pendientes y dos se desecharon

Elecciones 2024

Mexicanos piden seguridad a presidenciables para no vivir con miedo

Desde distintas ciudades y previo al tercer debate de hoy, la gente les pide actuar ante la inseguridad que sienten al salir de sus hogares

Elecciones 2024

Falso que inseguridad crezca con Morena: Joaquín Huacho Díaz

El candidato a gobernador de Yucatán afirma que son más violentos los estados qeu gobiernan el PAN

Metrópoli

Mercado chino desplaza a comerciantes del centro

Empresarios del primer cuadro de la ciudad han tenido que abandonar sus locales debido a que los arrendadores prefieren rentarlos a comerciantes chinos que pagan entre 50 y 70 mil pesos mensuales

Metrópoli

Mantienen contingencia ambiental; este domingo aplica el Hoy No Circula

Los siguientes vehículos deben suspender su circulación en domingo, de las 5 a las 22 horas

Mundo

Gaza genera una fractura política en Israel

Ministro de Guerra amenaza con retirar apoyo a Netanyahu si no elabora un plan posconflícto