/ martes 3 de enero de 2017

Avanza proceso de consolidación fiscal: Invex

El necesario proceso de consolidación fiscal del país se mantiene en curso, aseguró Invex Grupo Financiero, luego de que el Gobierno federal diera a conocer su reporte de finanzas públicas al mes de noviembre.

Destacó además, que la reforma financiera contribuyó a un aumento de la fiscalización que apoya el incremento de la recaudación tributaria, rubro que concentra el grueso de los ingresos totales.

Refirió que la Secretaría de Hacienda presentó el Plan Anual de Financiamiento (PAF) 2017 que contempla un endeudamiento neto de 2.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), menor a 2.7 por ciento del PIB aprobado para 2016.

Además, el crédito externo se utilizará únicamente si se encuentran condiciones favorables en los mercados internacionales, ya que las amortizaciones de deuda en moneda extranjera para 2017 ya han sido cubiertas de forma preventiva.

Resaltó que de enero a noviembre los ingresos tributarios no petroleros aumentaron 11.5 por ciento a tasa anual real, debido al crecimiento de 12.3 por ciento en el sistema de renta (ISR) y 7.8 por ciento del impuesto al valor agregado (IVA).

De igual forma, la recaudación del Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS) se incrementó 17.3 por ciento, afirmó la entidad financiera.

Por otro lado, los ingresos petroleros aumentaron 0.2 por ciento, aunque excluyendo los ingresos derivados de las aportaciones patrimoniales a Pemex los ingresos cayeron 20.2 por ciento; al cierre del año se prevé que las coberturas petroleras compensen parcialmente los menores ingresos petroleros del Gobierno federal esperados.

El gasto total aumentó 3.0 por ciento anual en términos reales en el mismo periodo, aunque al excluir la inversión financiera, las pensiones, las participaciones y el costo financiero se redujo 4.8 por ciento.

Al interior, abundó, el gasto programable aumentó 1.6 por ciento, ante el incremento en inversión financiera debido a la aportación patrimonial a Pemex (160 mil 700 millones de pesos), y la aportación al Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros (FEIP) por 70 mil millones de pesos; al interior del gasto no programable, el costo financiero aumentó en 16.8 por ciento.

En tanto, subrayó, la deuda neta del sector público federal (Gobierno federal, empresas productivas del Estado y la banca de desarrollo) se ubicó en nueve billones 306 mil 400 millones de pesos, mientras que el saldo observado al cierre de 2015 fue de ocho billones 160 mil 600 millones de pesos.

Por su parte, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), indicador que incluye las obligaciones del sector público en su versión más amplia, ascendió a nueve billones 383 mil 700 millones de pesos (48.9 por ciento del PIB).

El déficit de los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) se ubica en 1.6 por ciento del PIB en el periodo enero-noviembre, inferior al déficit de 3.0 por ciento esperado para todo el año, mientras que el SHRFSP se ubica en 48.9 por ciento del PIB, inferior a 50.5 por ciento esperado, destacó.

El necesario proceso de consolidación fiscal del país se mantiene en curso, aseguró Invex Grupo Financiero, luego de que el Gobierno federal diera a conocer su reporte de finanzas públicas al mes de noviembre.

Destacó además, que la reforma financiera contribuyó a un aumento de la fiscalización que apoya el incremento de la recaudación tributaria, rubro que concentra el grueso de los ingresos totales.

Refirió que la Secretaría de Hacienda presentó el Plan Anual de Financiamiento (PAF) 2017 que contempla un endeudamiento neto de 2.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), menor a 2.7 por ciento del PIB aprobado para 2016.

Además, el crédito externo se utilizará únicamente si se encuentran condiciones favorables en los mercados internacionales, ya que las amortizaciones de deuda en moneda extranjera para 2017 ya han sido cubiertas de forma preventiva.

Resaltó que de enero a noviembre los ingresos tributarios no petroleros aumentaron 11.5 por ciento a tasa anual real, debido al crecimiento de 12.3 por ciento en el sistema de renta (ISR) y 7.8 por ciento del impuesto al valor agregado (IVA).

De igual forma, la recaudación del Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS) se incrementó 17.3 por ciento, afirmó la entidad financiera.

Por otro lado, los ingresos petroleros aumentaron 0.2 por ciento, aunque excluyendo los ingresos derivados de las aportaciones patrimoniales a Pemex los ingresos cayeron 20.2 por ciento; al cierre del año se prevé que las coberturas petroleras compensen parcialmente los menores ingresos petroleros del Gobierno federal esperados.

El gasto total aumentó 3.0 por ciento anual en términos reales en el mismo periodo, aunque al excluir la inversión financiera, las pensiones, las participaciones y el costo financiero se redujo 4.8 por ciento.

Al interior, abundó, el gasto programable aumentó 1.6 por ciento, ante el incremento en inversión financiera debido a la aportación patrimonial a Pemex (160 mil 700 millones de pesos), y la aportación al Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros (FEIP) por 70 mil millones de pesos; al interior del gasto no programable, el costo financiero aumentó en 16.8 por ciento.

En tanto, subrayó, la deuda neta del sector público federal (Gobierno federal, empresas productivas del Estado y la banca de desarrollo) se ubicó en nueve billones 306 mil 400 millones de pesos, mientras que el saldo observado al cierre de 2015 fue de ocho billones 160 mil 600 millones de pesos.

Por su parte, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), indicador que incluye las obligaciones del sector público en su versión más amplia, ascendió a nueve billones 383 mil 700 millones de pesos (48.9 por ciento del PIB).

El déficit de los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) se ubica en 1.6 por ciento del PIB en el periodo enero-noviembre, inferior al déficit de 3.0 por ciento esperado para todo el año, mientras que el SHRFSP se ubica en 48.9 por ciento del PIB, inferior a 50.5 por ciento esperado, destacó.