/ viernes 4 de diciembre de 2020

Cambian trabajo en Playa del Carmen por empleos de oficina

Gabriel y Rubén tuvieron que regresar a sus hogares en la Ciudad de México desde Playa del Carmen debido a las afectaciones que trajo la pandemia, especialmente en el turismo

Con la contingencia, los aviones ya no despegaron, los hoteles cerraron, los negocios bajaron las cortinas y la movilidad se paralizó con un refugio domiciliario.

Gabriel y Rubén comparten una historia en común. Ambos se encontraban lejos de su ciudad de origen: la capital del país. No se conocen, pero ambos tuvieron que regresar a sus hogares en la Ciudad de México desde Playa del Carmen debido a las afectaciones que trajo la pandemia, especialmente en el turismo.

Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Gabriel hoy trabaja como reclutador en un call center en el sur de la ciudad. En su mayoría, realiza entrevistas a migrantes que buscan posicionarse como vendedores y tener el número más alto por comisiones entre todos al final de cada mes.

“El ambiente laboral es bueno y los compañeros son chidos”. Ocupa su licenciatura en Psicología para interpretar pruebas psicométricas, pero el salario no es comparable con lo que sacaba en la playa. En Quintana Roo tomaba fotos a turistas para ganarse “unos pesitos” en un restaurante de la Quinta Avenida.

La foto se imprimía en una botella que después les vendía a los turistas y con ganancias entre 400 pesos y mil 500 pesos.

Rubén también trabajaba en Playa del Carmen, pero él se desenvolvía como instructor de buceo. Desde que llegó la pandemia se quedó sin trabajo, pues el hotel y la tienda en los que trabaja suspendieron sus actividades por completo.

Ahora, Rubén trabaja al lado de uno de sus amigos. Juntos crearon una página web que ofrece servicios certificados para aprender buceo en un servicio bilingüe.

“Así que perdí mi trabajo, me quedé sin dinero, volví a casa de mis padres, no acepté las nuevas condiciones laborales y comencé un negocio propio con un amigo que trabaja conmigo”, contó.

Foto José Luis Villafuerte

Covid paralizó la movilidad

Jorge Mora Rivera, especialista en movilidad, emigración e inmigración, destacó que existen dos fuerzas que impactan en la movilidad al interior de la República Mexicana: la fuerza de expulsión, que se refiere a las condiciones y el entorno que ofrece la localidad del individuo, donde muchas veces el desarrollo del mercado laboral es insuficiente para su población y tiene que salir a buscar otras oportunidades de ingreso y laborales.

Por su parte, la segunda fuerza: de atracción, se ubica en los estados que acogen a estas personas, porque concentran un mercado laboral más desarrollado y competitivo.

Sin embargo, subrayó que “esta fuerza de atracción está paralizada. Muchas de las actividades que atraían esta movilidad laboral se ha paralizado, prácticamente toda la actividad económica, exceptuando algunos sectores”.

El profesor del Tecnológico de Monterrey añadió que si bien el sector formal se vio perjudicado por esta inactividad, que poco a poco se recupera, los trabajadores informales fueron los más afectados, ya que los estados con mayor fuerza de atracción para ofertar sus productos, artesanías y diversos objetos, como es el caso de las comunidades indígenas, “ya no generan ese imán para los pobladores, ya sea de los sectores rurales de Oaxaca, Chiapas, del sur de México”.

“Si pensamos dónde está el grueso de la población ocupada, lamentablemente no podríamos decir que está en los trabajos formales. Los estragos de la pandemia también se ven en la actividad formal, pero en donde los estragos de verdad son muchos mayores es en la actividad informal y son todos aquellos individuos que prácticamente viven al día y que representan más de la mitad de la población ocupada en México”, añadió.

El otro gran problema, dijo el investigador, es que en las fuerzas de expulsión o lugares de origen se agravaron las necesidades que existían y ahora son mucho mayores las diferencias.

Mora Rviera señaló que es necesario que se impulse el desarrollo de los mercados laborales locales y que se implementen más medidas de apoyo para generar oportunidades que hagan que los pobladores de ciertas ubicaciones geográficas permanezcan en sus ciudades de origen, sin que se tenga que desarrollar “la gran industrialización”.

En contraste, el exsecretario de Turismo, Enrique de la Madrid, consideró que los estados que son receptores de migración deben de recibir más apoyo “para darle vivienda a la gente que llega, para darles servicios de salud a la gente que llega”, pues aseguró “que son los que están recibiendo y los que están dando oportunidades de empleo”.

“Cuando yo estaba en (la Secretaría de) Turismo, iba a los cabos o iba a Cancún, y decía ‘a ver alcen la mano quiénes son de Los Cabos’, ‘alcen la mano quiénes son de Cancún’, —pocos, ‘alce la mano quién viene de Oaxaca’, —un montón, ‘quién viene de Guerrero’, —un montón. Entonces te das cuenta que esa gente no ha encontrado la economía, las condiciones para poder desarrollarse en sus estados y entonces emigra a otros”, recordó.

Por ello, señaló que se deberá discutir a dónde se tiene que ir el dinero, si a aquellos estados con menos desarrollo laboral para que se retenga a la gente o a los que generan crecimiento y negocio, pero que no tienen suficientes recursos para recibir a esa gente.

“Esa es una discusión que debemos de tener como país porque le estamos metiendo más dinero (a los estados) bajo la falsa expectativa de que los vamos a retener (a la gente) en sus estados y no los retenemos”, concluyó durante su conferencia magistral “Perspectivas del Sector Empresarial. Nuevos Retos, Nuevas Formas”.


Con la contingencia, los aviones ya no despegaron, los hoteles cerraron, los negocios bajaron las cortinas y la movilidad se paralizó con un refugio domiciliario.

Gabriel y Rubén comparten una historia en común. Ambos se encontraban lejos de su ciudad de origen: la capital del país. No se conocen, pero ambos tuvieron que regresar a sus hogares en la Ciudad de México desde Playa del Carmen debido a las afectaciones que trajo la pandemia, especialmente en el turismo.

Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Gabriel hoy trabaja como reclutador en un call center en el sur de la ciudad. En su mayoría, realiza entrevistas a migrantes que buscan posicionarse como vendedores y tener el número más alto por comisiones entre todos al final de cada mes.

“El ambiente laboral es bueno y los compañeros son chidos”. Ocupa su licenciatura en Psicología para interpretar pruebas psicométricas, pero el salario no es comparable con lo que sacaba en la playa. En Quintana Roo tomaba fotos a turistas para ganarse “unos pesitos” en un restaurante de la Quinta Avenida.

La foto se imprimía en una botella que después les vendía a los turistas y con ganancias entre 400 pesos y mil 500 pesos.

Rubén también trabajaba en Playa del Carmen, pero él se desenvolvía como instructor de buceo. Desde que llegó la pandemia se quedó sin trabajo, pues el hotel y la tienda en los que trabaja suspendieron sus actividades por completo.

Ahora, Rubén trabaja al lado de uno de sus amigos. Juntos crearon una página web que ofrece servicios certificados para aprender buceo en un servicio bilingüe.

“Así que perdí mi trabajo, me quedé sin dinero, volví a casa de mis padres, no acepté las nuevas condiciones laborales y comencé un negocio propio con un amigo que trabaja conmigo”, contó.

Foto José Luis Villafuerte

Covid paralizó la movilidad

Jorge Mora Rivera, especialista en movilidad, emigración e inmigración, destacó que existen dos fuerzas que impactan en la movilidad al interior de la República Mexicana: la fuerza de expulsión, que se refiere a las condiciones y el entorno que ofrece la localidad del individuo, donde muchas veces el desarrollo del mercado laboral es insuficiente para su población y tiene que salir a buscar otras oportunidades de ingreso y laborales.

Por su parte, la segunda fuerza: de atracción, se ubica en los estados que acogen a estas personas, porque concentran un mercado laboral más desarrollado y competitivo.

Sin embargo, subrayó que “esta fuerza de atracción está paralizada. Muchas de las actividades que atraían esta movilidad laboral se ha paralizado, prácticamente toda la actividad económica, exceptuando algunos sectores”.

El profesor del Tecnológico de Monterrey añadió que si bien el sector formal se vio perjudicado por esta inactividad, que poco a poco se recupera, los trabajadores informales fueron los más afectados, ya que los estados con mayor fuerza de atracción para ofertar sus productos, artesanías y diversos objetos, como es el caso de las comunidades indígenas, “ya no generan ese imán para los pobladores, ya sea de los sectores rurales de Oaxaca, Chiapas, del sur de México”.

“Si pensamos dónde está el grueso de la población ocupada, lamentablemente no podríamos decir que está en los trabajos formales. Los estragos de la pandemia también se ven en la actividad formal, pero en donde los estragos de verdad son muchos mayores es en la actividad informal y son todos aquellos individuos que prácticamente viven al día y que representan más de la mitad de la población ocupada en México”, añadió.

El otro gran problema, dijo el investigador, es que en las fuerzas de expulsión o lugares de origen se agravaron las necesidades que existían y ahora son mucho mayores las diferencias.

Mora Rviera señaló que es necesario que se impulse el desarrollo de los mercados laborales locales y que se implementen más medidas de apoyo para generar oportunidades que hagan que los pobladores de ciertas ubicaciones geográficas permanezcan en sus ciudades de origen, sin que se tenga que desarrollar “la gran industrialización”.

En contraste, el exsecretario de Turismo, Enrique de la Madrid, consideró que los estados que son receptores de migración deben de recibir más apoyo “para darle vivienda a la gente que llega, para darles servicios de salud a la gente que llega”, pues aseguró “que son los que están recibiendo y los que están dando oportunidades de empleo”.

“Cuando yo estaba en (la Secretaría de) Turismo, iba a los cabos o iba a Cancún, y decía ‘a ver alcen la mano quiénes son de Los Cabos’, ‘alcen la mano quiénes son de Cancún’, —pocos, ‘alce la mano quién viene de Oaxaca’, —un montón, ‘quién viene de Guerrero’, —un montón. Entonces te das cuenta que esa gente no ha encontrado la economía, las condiciones para poder desarrollarse en sus estados y entonces emigra a otros”, recordó.

Por ello, señaló que se deberá discutir a dónde se tiene que ir el dinero, si a aquellos estados con menos desarrollo laboral para que se retenga a la gente o a los que generan crecimiento y negocio, pero que no tienen suficientes recursos para recibir a esa gente.

“Esa es una discusión que debemos de tener como país porque le estamos metiendo más dinero (a los estados) bajo la falsa expectativa de que los vamos a retener (a la gente) en sus estados y no los retenemos”, concluyó durante su conferencia magistral “Perspectivas del Sector Empresarial. Nuevos Retos, Nuevas Formas”.


Política

Radio y TV rechazan sentencia para distinguir entre información y opinión

El día de ayer el Máximo Tribunal aprobó el ordenamiento al considerar que las audiencias no pueden estar ceñidos a códigos de ética

Justicia

Liberan órdenes de aprehensión contra Inés Gómez Mont y su esposo

Asimismo, la fiscalía liberó ordenes de aprehensión a otras cinco personas por su probable responsabilidad en delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero

Finanzas

AMLO garantiza a trabajadores de Deer Park que mantendrán sus empleos

Destacó que Deer Park está procesando 130 mil barriles de gasolinas y por ello celebra que esta refinería sea muy productiva

Gossip

Fernando de la Mora ofrece fiesta musical en Sonora

El tenor Fernando de la Mora inicia el año en México.

Literatura

Gana con una trama sobre sus orígenes

Cristian Alarcón recibió el prestigiado Premio Alfaguara de Novela 2022 por El tercer paraíso

Gossip

Las mujeres dan una mirada nueva al cine de horror

El realizador M. Night Shyamalan, creador de Señales y El sexto sentido, asegura que en las directoras está el futuro del cine de género. Estrena hoy la tercera temporada de Servant, donde funge como productor principal

Cine

Sundance celebra el cine a la distancia

El festival de cine inició este jueves en un formato virtual, luego de cancelar las funciones presenciales por la cuarta ola Covid

Mundo

Ómicron sepulta esperanza de inmunidad de rebaño

La posibilidad de alcanzar la llamada “inmunidad de rebaño” se ha visto reducida debido al comportamiento de las nuevas variantes del Covid-19

Gossip

Con sus cuotas, televisoras sostienen a músicos durante la pandemia

Víctor Guzmán, actual secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Música busca repetir en el cargo por tercera ocasión consecutiva