/ martes 4 de abril de 2017

Carga de deuda podría complicar a estudiantes y perjudicar economía estadunidense

NUEVA YORK, EU. (Reuters).- La creciente deuda por préstamos estudiantiles en Estados Unidos (EU) podría dañar en última instancia a la vivienda, el gasto de los consumidores y la capacidad de las universidades para mejorar las condiciones de los alumnos de bajos ingresos, dijo un alto funcionario de la Reserva Federal (Fed).

El presidente del banco de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley, un influyente miembro del banco central de EU, citó una investigación de la institución, que mostró que el alto costo de la educación y la carga de deuda estudiantil son tendencias preocupantes.

Se espera que a finales de este año la deuda global de EU sobrepase el nivel que se tenía previo a la recesión. En proporción, los estadunidenses se han alejado de la deuda relacionada con la vivienda, y se han movido a préstamos para automóviles y de educación.

El saldo agregado de préstamos estudiantiles había llegado a 1.3 billones de dólares a fines del año pasado, un 170 por ciento más que en 2006.

Dudley, parte de la institución que supervisa los indicadores económicos pero que no tiene control de las políticas fiscales, dijo que las tasas generales de morosidad “siguen siendo obstinadamente altas” y los pagos se han desacelerado, pese a que el mercado de trabajo mejoró en los últimos años.

Hay “posibles implicaciones negativas de largo plazo de la deuda estudiantil en la propiedad de vivienda y otros gastos de los consumidores”, dijo en una conferencia de prensa.

“Los continuos aumentos en los costos de la universidad y la carga de la deuda podrían inhibir la capacidad de la educación superior de servir como un motor importante de movilidad ascendente de los ingrsos, y estos desarrollos son importantes y merecen una mayor atención”, subrayó.

NUEVA YORK, EU. (Reuters).- La creciente deuda por préstamos estudiantiles en Estados Unidos (EU) podría dañar en última instancia a la vivienda, el gasto de los consumidores y la capacidad de las universidades para mejorar las condiciones de los alumnos de bajos ingresos, dijo un alto funcionario de la Reserva Federal (Fed).

El presidente del banco de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley, un influyente miembro del banco central de EU, citó una investigación de la institución, que mostró que el alto costo de la educación y la carga de deuda estudiantil son tendencias preocupantes.

Se espera que a finales de este año la deuda global de EU sobrepase el nivel que se tenía previo a la recesión. En proporción, los estadunidenses se han alejado de la deuda relacionada con la vivienda, y se han movido a préstamos para automóviles y de educación.

El saldo agregado de préstamos estudiantiles había llegado a 1.3 billones de dólares a fines del año pasado, un 170 por ciento más que en 2006.

Dudley, parte de la institución que supervisa los indicadores económicos pero que no tiene control de las políticas fiscales, dijo que las tasas generales de morosidad “siguen siendo obstinadamente altas” y los pagos se han desacelerado, pese a que el mercado de trabajo mejoró en los últimos años.

Hay “posibles implicaciones negativas de largo plazo de la deuda estudiantil en la propiedad de vivienda y otros gastos de los consumidores”, dijo en una conferencia de prensa.

“Los continuos aumentos en los costos de la universidad y la carga de la deuda podrían inhibir la capacidad de la educación superior de servir como un motor importante de movilidad ascendente de los ingrsos, y estos desarrollos son importantes y merecen una mayor atención”, subrayó.