/ martes 24 de enero de 2017

Cayó 30.9 por ciento la exportación de vehículos pesados en Noviembre

  • Desciende 19.4% la producción y 30.8% la exportación
  • Las cifras representan el menor volúmen en lo que va del año

Con un descenso de 30.8 por ciento en exportaciones y una caída en la producción de camiones de 19.4 por ciento, el mes de noviembre de 2016 resultó ser el peor mes del año, informó la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

La exportación de camiones alcanzó las seis mil 840 unidades, lo que significa un descenso de 30.8 por ciento respecto al mismo mes de 2015, cifra que representa el menor volumen de camiones exportados durante 2016.

Asimismo, durante noviembre, la producción registró un total de 10 mil 709 unidades, lo que representó un descenso de 19.4 por ciento, respecto al mismo periodo de 2015.

Del mismo modo, la ANPACT reportó que las exportaciones registradas de enero a noviembre de 2016 alcanzaron las 98 mil 597 unidades que, comparadas con las 147 mil 286 unidades exportadas durante el mismo periodo en 2015, representa una caída de 33.1 por ciento.

Por otra parte, influido por el descenso en las exportaciones, el total de unidades producidas en México durante los primeros 11 meses del año pasado, experimentaron un descenso de 21.8 por ciento al registrar únicamente un total de 139 mil 421 vehículos pesados frente a las 178 mil 355 unidades fabricadas durante el mismo periodo de 2015.

De acuerdo con el presidente ejecutivo de la ANPACT, Miguel Elizalde, aunque estas cifras pueden reflejar la incertidumbre sobre la normatividad ambiental que existe en Estados Unidos, “ante un eventual escenario internacional que pudiera afectar las exportaciones, es importante fortalecer el mercado interno tomando las previsiones adecuadas para que el aumento en el precio del diesel no desincentive la renovación de la flota,” agregó.

Miguel Elizalde dijo que ANPACT ha propuesto una serie de medidas para impulsar la renovación de la flota, como la promoción para que los incentivos de Semarnat no sean solo para gas natural, sino para todas las nuevas tecnologías más eficientes, incluido diésel, híbridos y eléctricos.

  • Desciende 19.4% la producción y 30.8% la exportación
  • Las cifras representan el menor volúmen en lo que va del año

Con un descenso de 30.8 por ciento en exportaciones y una caída en la producción de camiones de 19.4 por ciento, el mes de noviembre de 2016 resultó ser el peor mes del año, informó la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

La exportación de camiones alcanzó las seis mil 840 unidades, lo que significa un descenso de 30.8 por ciento respecto al mismo mes de 2015, cifra que representa el menor volumen de camiones exportados durante 2016.

Asimismo, durante noviembre, la producción registró un total de 10 mil 709 unidades, lo que representó un descenso de 19.4 por ciento, respecto al mismo periodo de 2015.

Del mismo modo, la ANPACT reportó que las exportaciones registradas de enero a noviembre de 2016 alcanzaron las 98 mil 597 unidades que, comparadas con las 147 mil 286 unidades exportadas durante el mismo periodo en 2015, representa una caída de 33.1 por ciento.

Por otra parte, influido por el descenso en las exportaciones, el total de unidades producidas en México durante los primeros 11 meses del año pasado, experimentaron un descenso de 21.8 por ciento al registrar únicamente un total de 139 mil 421 vehículos pesados frente a las 178 mil 355 unidades fabricadas durante el mismo periodo de 2015.

De acuerdo con el presidente ejecutivo de la ANPACT, Miguel Elizalde, aunque estas cifras pueden reflejar la incertidumbre sobre la normatividad ambiental que existe en Estados Unidos, “ante un eventual escenario internacional que pudiera afectar las exportaciones, es importante fortalecer el mercado interno tomando las previsiones adecuadas para que el aumento en el precio del diesel no desincentive la renovación de la flota,” agregó.

Miguel Elizalde dijo que ANPACT ha propuesto una serie de medidas para impulsar la renovación de la flota, como la promoción para que los incentivos de Semarnat no sean solo para gas natural, sino para todas las nuevas tecnologías más eficientes, incluido diésel, híbridos y eléctricos.