/ miércoles 15 de noviembre de 2017

Cerrarán en 5ta ronda del TLCAN Telecom y prácticas regulatorias 

Guajardo mencionó que otra parte de la quinta ronda estará destinada a desmenuzar sobre todo las propuestas que dejó en la mesa Estados Unidos al final de la cuarta ronda

Para la quinta ronda de negociación del Tratado del Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que iniciará este viernes 17 de noviembre, la delegación mexicana buscará cerrar más capítulos, principalmente en telecomunicaciones, prácticas regulatorias y anticorrupción, informó ayer el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

“Hay capítulos muy avanzados, el de telecomunicaciones, el de prácticas regulatorias, son capítulos con un gran nivel de avance”, explicó luego de participar en la inauguración del en el foro “IP Stactistics for Decision Makers” (IPSDM).

Destacó la importancia de completar el rubro de anticorrupción, que podrá regular los mecanismos de participaciones en licitaciones públicas.

“Un ejemplo es el capítulo anticorrupción, para poder regular los mecanismos de participación en licitaciones públicas, etcétera. Sí hay varios capítulos que están muy cerca de ser cerrados, algunas diferencias por librar, pero que creemos que pueden ser cerrados en esta ronda”, apuntó.

Guajardo mencionó que otra parte de la quinta ronda estará destinada a desmenuzar sobre todo las propuestas que dejó en la mesa Estados Unidos al final de la cuarta ronda, por lo que México llega preparado y con visión clara.

“Claramente y con una dirección muy lógica, de acuerdo a lo que escuchamos en el mundo empresarial, tanto en México como Estados Unidos, y a partir de ahí estaremos explorando aproximaciones, sobre todo, para entender posiciones”, subrayó.

Cabe recordar que el presidente Donald Trump, puso en la mesa de negociación elevar el contenido regional en los vehículos fabricados en América del Norte para garantizar el libre comercio a un 85%, con el 50% solo de Estados Unidos.

Esas exigencias han sido rechazadas por las industrias automotrices de México y de Estados Unidos, al igual que la llamada “sunset clause”, que pretende extinguir el acuerdo a los cinco años para establecer una revisión sistemática y regular del pacto.

“Una cosa es que te digan que el objetivo es de 85% de valor en automotriz en regional de América del Norte y otra cosa es que te expliquen cómo técnicamente se puede lograr, entendiendo cómo funciona la industria. Una buena parte va a dedicarse a entender con exactitud técnicamente cómo van a funcionar las propuestas, si es que creen que pueden funcionar”, asentó.

Sobre la propuesta de aumentar los límites a la importación libre de impuestos a los artículos comprados vía minorista en línea, conocidos como “minimis”, el funcionario afirmó que ese capítulo se reservará hasta el final de la negociación.

“El de minimis será una de las últimas cosas por definir en las negociaciones y lo que sí puedo adelantar es que estará muy lejos de lo que aspiran las empresas estadounidenses”, afirmó.

“La política de diversificación sigue adelante, así como los trabajos al interior del gabinete económico para seguir trabajando en lo que es un plan alternativo en el escenario de que no llegamos a ningún acuerdo para la continuidad del TLCAN”, explicó.

Para la quinta ronda de negociación del Tratado del Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que iniciará este viernes 17 de noviembre, la delegación mexicana buscará cerrar más capítulos, principalmente en telecomunicaciones, prácticas regulatorias y anticorrupción, informó ayer el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

“Hay capítulos muy avanzados, el de telecomunicaciones, el de prácticas regulatorias, son capítulos con un gran nivel de avance”, explicó luego de participar en la inauguración del en el foro “IP Stactistics for Decision Makers” (IPSDM).

Destacó la importancia de completar el rubro de anticorrupción, que podrá regular los mecanismos de participaciones en licitaciones públicas.

“Un ejemplo es el capítulo anticorrupción, para poder regular los mecanismos de participación en licitaciones públicas, etcétera. Sí hay varios capítulos que están muy cerca de ser cerrados, algunas diferencias por librar, pero que creemos que pueden ser cerrados en esta ronda”, apuntó.

Guajardo mencionó que otra parte de la quinta ronda estará destinada a desmenuzar sobre todo las propuestas que dejó en la mesa Estados Unidos al final de la cuarta ronda, por lo que México llega preparado y con visión clara.

“Claramente y con una dirección muy lógica, de acuerdo a lo que escuchamos en el mundo empresarial, tanto en México como Estados Unidos, y a partir de ahí estaremos explorando aproximaciones, sobre todo, para entender posiciones”, subrayó.

Cabe recordar que el presidente Donald Trump, puso en la mesa de negociación elevar el contenido regional en los vehículos fabricados en América del Norte para garantizar el libre comercio a un 85%, con el 50% solo de Estados Unidos.

Esas exigencias han sido rechazadas por las industrias automotrices de México y de Estados Unidos, al igual que la llamada “sunset clause”, que pretende extinguir el acuerdo a los cinco años para establecer una revisión sistemática y regular del pacto.

“Una cosa es que te digan que el objetivo es de 85% de valor en automotriz en regional de América del Norte y otra cosa es que te expliquen cómo técnicamente se puede lograr, entendiendo cómo funciona la industria. Una buena parte va a dedicarse a entender con exactitud técnicamente cómo van a funcionar las propuestas, si es que creen que pueden funcionar”, asentó.

Sobre la propuesta de aumentar los límites a la importación libre de impuestos a los artículos comprados vía minorista en línea, conocidos como “minimis”, el funcionario afirmó que ese capítulo se reservará hasta el final de la negociación.

“El de minimis será una de las últimas cosas por definir en las negociaciones y lo que sí puedo adelantar es que estará muy lejos de lo que aspiran las empresas estadounidenses”, afirmó.

“La política de diversificación sigue adelante, así como los trabajos al interior del gabinete económico para seguir trabajando en lo que es un plan alternativo en el escenario de que no llegamos a ningún acuerdo para la continuidad del TLCAN”, explicó.