/ jueves 14 de febrero de 2019

China y EU reanudan negociaciones comerciales en Pekín

Estados Unidos dio de plazo a China hasta el 1 de marzo para encontrar un acuerdo comercial

China y Estados Unidos reanudaron este jueves las negociaciones comerciales en Pekín, cuando faltan dos semanas para que venza el plazo fijado por el presidente Donald Trump para aplicar de nuevo aranceles a las importaciones chinas.

El secretario estadounidense del Tesoro, Steven Mnuchin, y el representante para el Comercio, Robert Lighthizer, se dieron la mano con el vice primer ministro chino Liu He antes los fotógrafos y luego tenían previsto reunirse en la residencia diplomática de Diaoyutai, en un parque en el oeste de la capital china.

Antes de salir del hotel, Mnuchin dijo estar "impaciente" por reunirse con sus interlocutores chinos.

Estados Unidos dio de plazo a China hasta el 1 de marzo para encontrar un acuerdo comercial. En caso contrario amenaza con aumentar del 10% al 25% los aranceles a importaciones chinas por valor de 200.000 millones de dólares anuales.

El presidente estadounidense Donald Trump afirmó sin embargo que podría acordar un plazo suplementario "si nos acercamos a un acuerdo, a un auténtico acuerdo". La tregua podría así prorrogarse 60 días, indicó el jueves la agencia Bloomberg, citando una fuente cercana a las negociaciones.

Las negociaciones, que durarán hasta el viernes, fueron precedidas el lunes por discusiones previas pero de las que no se filtró el contenido.

La administración Trump aseguró la semana pasada que todavía había "mucho trabajo" antes que las dos primeras economías mundiales logren superar sus diferencias.

Washington se queja del enorme excedente comercial con China en sus intercambios bilaterales.

Además exige de Pekín que ponga a fin a prácticas consideradas desleales, como la transferencia forzada de tecnologías, el "robo" de propiedad intelectual, el pirateo informático o las subvenciones masivas a empresas públicas para convertilas en líderes nacionales.

En los últimos días los mercados financieros se mostraron moderadamente optimistas sobre el resultado de las negociaciones, igual que la prensa oficial china, que espera que las dos potencias logren alcanzar un auténtico acuerdo.

"Se espera una salida positiva", escribe el jueves el periódico chino en inglés Global Times, apuntando como signo positivo la información, no confirmada, de que el presidente Xi Jinping recibiría a la delegación estadounidense el viernes.

Según el periódico de Hong Kong South China Morning Post, el vice primer ministro chino Liu He invitará a sus huéspedes a un "banquete gastronómico" en un gran restaurante de Pekín como gesto de "buena voluntad" hacia Estados Unidos.

Trump anunció sin embargo la semana pasada que no tiene previsto reunirse con su homólogo chino antes de la fecha límite del 1 de marzo.

"Las relaciones sino-estadounidenses dependen totalmente de dos dirigentes y al final son Xi y Trump los que deben llegar a un compromiso", apunta el economista Trey McArver, del gabinete Trivium Research.

En enero, el excedente comercial de China con Estados Unidos, el principal objeto de las negociaciones, se redujo ligeramente, hasta 27.300 millones de dólares, una cifra elevada pero inferior a la de diciembre (29.870) y noviembre (35.540).

Por su parte las exportaciones totales de China aumentaron un 9,1% en enero, al tiempo que las importaciones retrocedieron en 1,5%.

Pekín logró así un nuevo excedente comercial masivo en enero de 39.200 millones de dólares con el resto del mundo, inferior sin embargo al diciembre (57.060 millones).

China y Estados Unidos reanudaron este jueves las negociaciones comerciales en Pekín, cuando faltan dos semanas para que venza el plazo fijado por el presidente Donald Trump para aplicar de nuevo aranceles a las importaciones chinas.

El secretario estadounidense del Tesoro, Steven Mnuchin, y el representante para el Comercio, Robert Lighthizer, se dieron la mano con el vice primer ministro chino Liu He antes los fotógrafos y luego tenían previsto reunirse en la residencia diplomática de Diaoyutai, en un parque en el oeste de la capital china.

Antes de salir del hotel, Mnuchin dijo estar "impaciente" por reunirse con sus interlocutores chinos.

Estados Unidos dio de plazo a China hasta el 1 de marzo para encontrar un acuerdo comercial. En caso contrario amenaza con aumentar del 10% al 25% los aranceles a importaciones chinas por valor de 200.000 millones de dólares anuales.

El presidente estadounidense Donald Trump afirmó sin embargo que podría acordar un plazo suplementario "si nos acercamos a un acuerdo, a un auténtico acuerdo". La tregua podría así prorrogarse 60 días, indicó el jueves la agencia Bloomberg, citando una fuente cercana a las negociaciones.

Las negociaciones, que durarán hasta el viernes, fueron precedidas el lunes por discusiones previas pero de las que no se filtró el contenido.

La administración Trump aseguró la semana pasada que todavía había "mucho trabajo" antes que las dos primeras economías mundiales logren superar sus diferencias.

Washington se queja del enorme excedente comercial con China en sus intercambios bilaterales.

Además exige de Pekín que ponga a fin a prácticas consideradas desleales, como la transferencia forzada de tecnologías, el "robo" de propiedad intelectual, el pirateo informático o las subvenciones masivas a empresas públicas para convertilas en líderes nacionales.

En los últimos días los mercados financieros se mostraron moderadamente optimistas sobre el resultado de las negociaciones, igual que la prensa oficial china, que espera que las dos potencias logren alcanzar un auténtico acuerdo.

"Se espera una salida positiva", escribe el jueves el periódico chino en inglés Global Times, apuntando como signo positivo la información, no confirmada, de que el presidente Xi Jinping recibiría a la delegación estadounidense el viernes.

Según el periódico de Hong Kong South China Morning Post, el vice primer ministro chino Liu He invitará a sus huéspedes a un "banquete gastronómico" en un gran restaurante de Pekín como gesto de "buena voluntad" hacia Estados Unidos.

Trump anunció sin embargo la semana pasada que no tiene previsto reunirse con su homólogo chino antes de la fecha límite del 1 de marzo.

"Las relaciones sino-estadounidenses dependen totalmente de dos dirigentes y al final son Xi y Trump los que deben llegar a un compromiso", apunta el economista Trey McArver, del gabinete Trivium Research.

En enero, el excedente comercial de China con Estados Unidos, el principal objeto de las negociaciones, se redujo ligeramente, hasta 27.300 millones de dólares, una cifra elevada pero inferior a la de diciembre (29.870) y noviembre (35.540).

Por su parte las exportaciones totales de China aumentaron un 9,1% en enero, al tiempo que las importaciones retrocedieron en 1,5%.

Pekín logró así un nuevo excedente comercial masivo en enero de 39.200 millones de dólares con el resto del mundo, inferior sin embargo al diciembre (57.060 millones).

Mundo

Gobierno de Maduro ordena cerrar frontera con Colombia

Junto a los mandatarios de Colombia, Chile, Paraguay y el secretario general de la OEA, aseguró que cruzó territorio venezolano para buscar la asistencia donada por EU

Finanzas

Arrastra CFE cartera vencida por 45 mil mdp

La mayor parte de la deuda derivó en los últimos años y es del sector residencial, aunque no se precisó el monto

Sociedad

Inicia consulta de termoeléctrica en Morelos entre protestas por muerte de activista

AMLO defiende el proyecto mientras los opositores a la termoeléctrica marcharon en varios municipios de Morelos y la Ciudad de México

Automotriz

BMW i Vision Dynamics, la movilidad eléctrica del futuro

Un coupé puramente eléctrico sin dejar su lado deportivo

Automotriz

La Guantera

Artículos para los amantes de los autos y la tecnología

Automotriz

Armada, un gran SUV

Diversos premios a recibido este gran familiar

Automotriz

Volkswagen Jetta GLI un sedán deportivo

La séptima generación llega con el corazón y el alma del GTI

Política

Movimiento Ciudadano sigue acogiendo a exmilitantes de otros partidos

El Partido anunció su renovación y será un partido de Centro Izquierda Progresista

Automotriz

Nissan Armada un imponente familiar

Un SUV Full-Size dotado de un estilo elegante, prestaciones tecnológicas y gran seguridad.