/ jueves 2 de febrero de 2017

Consejo empresarial de comercio exterior crea comité agropecuario

Ante el destacado desempeño de México como exportador de productos de valor agregado para el consumo final como hortalizas, frutas, bebidas y alimentos procesados, el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE) creó el Comité Agropecuario, que fungirá como mecanismo institucional para impulsar exportaciones agroalimentarias a escala internacional.

Ante ello, Raúl Urteaga, coordinador general de Asuntos Internacionales de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), destacó que de enero a noviembre de 2016 las exportaciones agroalimentarias y pesqueras de México aumentaron 8.0 por ciento en comparación con el año anterior.

Urteaga Trani indicó que debido a la dinámica del sector, se espera que las ventas hayan superado los 30 mil millones de dólares en 2016.

Mediante un comunicado emitido por el COMCE, agregó que a noviembre del año pasado, la balanza agropecuaria registró un superávit de dos mil 743 millones de dólares.

Enfatizó que el buen desempeño de las exportaciones que registra el sector agroalimentario mexicano, lo colocan en el décimo segundo lugar dentro de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Dijo que para consolidar los avances logrados a escala internacional, nuestro país amplia la cobertura de sus preferencias comerciales a través de las cláusulas de revisión agrícola con la Unión Europea (UE) y Japón, además de la apertura de nuevos mercados como China, Corea y Rusia.

En este contexto, Urteaga Trani anunció que se desarrollará una estrategia integral que permita mayor participación de los productos agroalimentarios de México en Medio Oriente, y detalló que para ello se impulsará la creación de una Consejería Agropecuaria en la Península Arábiga, como resultado del acercamiento entre México y los países de esa región.

A su vez, Jorge López Morton, director general adjunto del COMCE, reconoció que a la fecha, el campo mexicano es referente nacional de crecimiento, ya que la actividad agropecuaria se encuentra entre las que más divisas foráneas de las  que arriban al país, capta. Sin embargo, también destacó la necesidad de buscar nuevos mercados para el comercio de productos agroalimentarios mexicanos, toda vez que el entorno internacional está cambiando.

López Morton expuso que en la cadena de valor agroalimentaria existen diversas oportunidades de negocio (entre ellas la producción, agregación de valor y comercialización), que pueden ser aprovechadas por los empresarios mexicanos, lo cual redituaría en un beneficio económico y social para el país.

Indicó también que el sector agroalimentario tiene un gran potencial de desarrollo, por lo que se requiere visualizar negocios estratégicos desde una perspectiva del consumidor y del mercado, a efecto de producir alimentos de alta demanda y valor comercial.

Dijo que desde este enfoque es posible generar negocios altamente rentables, y puntualizó que “las claves para la competitividad en el rubro agroalimentario radican en una alta sanidad de los productos; fortalecimiento de la cadena agroalimentaria; desarrollo de redes en frío; capitalización; infraestructura rural y transformación de las cadenas productivas, enfocándolas hacia el consumidor final”. (Notimex)

Ante el destacado desempeño de México como exportador de productos de valor agregado para el consumo final como hortalizas, frutas, bebidas y alimentos procesados, el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE) creó el Comité Agropecuario, que fungirá como mecanismo institucional para impulsar exportaciones agroalimentarias a escala internacional.

Ante ello, Raúl Urteaga, coordinador general de Asuntos Internacionales de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), destacó que de enero a noviembre de 2016 las exportaciones agroalimentarias y pesqueras de México aumentaron 8.0 por ciento en comparación con el año anterior.

Urteaga Trani indicó que debido a la dinámica del sector, se espera que las ventas hayan superado los 30 mil millones de dólares en 2016.

Mediante un comunicado emitido por el COMCE, agregó que a noviembre del año pasado, la balanza agropecuaria registró un superávit de dos mil 743 millones de dólares.

Enfatizó que el buen desempeño de las exportaciones que registra el sector agroalimentario mexicano, lo colocan en el décimo segundo lugar dentro de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Dijo que para consolidar los avances logrados a escala internacional, nuestro país amplia la cobertura de sus preferencias comerciales a través de las cláusulas de revisión agrícola con la Unión Europea (UE) y Japón, además de la apertura de nuevos mercados como China, Corea y Rusia.

En este contexto, Urteaga Trani anunció que se desarrollará una estrategia integral que permita mayor participación de los productos agroalimentarios de México en Medio Oriente, y detalló que para ello se impulsará la creación de una Consejería Agropecuaria en la Península Arábiga, como resultado del acercamiento entre México y los países de esa región.

A su vez, Jorge López Morton, director general adjunto del COMCE, reconoció que a la fecha, el campo mexicano es referente nacional de crecimiento, ya que la actividad agropecuaria se encuentra entre las que más divisas foráneas de las  que arriban al país, capta. Sin embargo, también destacó la necesidad de buscar nuevos mercados para el comercio de productos agroalimentarios mexicanos, toda vez que el entorno internacional está cambiando.

López Morton expuso que en la cadena de valor agroalimentaria existen diversas oportunidades de negocio (entre ellas la producción, agregación de valor y comercialización), que pueden ser aprovechadas por los empresarios mexicanos, lo cual redituaría en un beneficio económico y social para el país.

Indicó también que el sector agroalimentario tiene un gran potencial de desarrollo, por lo que se requiere visualizar negocios estratégicos desde una perspectiva del consumidor y del mercado, a efecto de producir alimentos de alta demanda y valor comercial.

Dijo que desde este enfoque es posible generar negocios altamente rentables, y puntualizó que “las claves para la competitividad en el rubro agroalimentario radican en una alta sanidad de los productos; fortalecimiento de la cadena agroalimentaria; desarrollo de redes en frío; capitalización; infraestructura rural y transformación de las cadenas productivas, enfocándolas hacia el consumidor final”. (Notimex)