/ martes 4 de abril de 2017

Cumbre Trump-Xi será “crucial” para futuras relaciones China-EU, según Pekín

PEKÍN, China. (AFP) - La primera cumbre entre el presidente estadunidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, será “de una importancia crucial” para el futuro de las relaciones entre Estados Unidos (EU) y China, convinieron los jefes de la diplomacia de ambos países, según Pekín.

El consejero de Estado, Yang Jiechi, verdadero jefe de la diplomacia (por encima incluso que el ministro de Exteriores, Wang Yi), se entrevistó el domingo pasado vía telefónica con el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, precisó ayer el ministerio chino de Exteriores.

En la conversación, ambos responsables subrayaron en fórmulas muy similares los desafíos de la primera cumbre de la era Trump.

“Es la prioridad de los dos países. Es de una importancia crucial para el desarrollo de las relaciones bilaterales, así como para la paz, la estabilidad y la prosperidad en Asia y en el mundo”, declaró Yang, según el comunicado del ministerio chino.

“El encuentro entre ambos jefes de Estado es extremadamente importante para el futuro de las relaciones chino-estadunidenses”, afirmó a su vez Tillerson, según la misma fuente, asegurando que Washington “no escatima esfuerzos en los preparativos”.

Xi Jinping será recibido el próximo jueves y permanecerá hasta el viernes en la lujosa villa del presidente Trump en Mar-a-Lago, en Florida. La cumbre servirá para ilustrar el acercamiento entre las dos potencias con la crisis nuclear de Corea del Norte como telón de fondo.

Pero el resultado satisfactorio del encuentro aún no está garantizado: Donald Trump, conocido por sus salidas imprevistas durante los encuentros diplomáticos, echó leña al fuego el viernes, y anticipando un encuentro “muy difícil”, volvió a hablar de países que “hacen trampas” con sus divisas -en alusión a Pekín-, y sugirió que EU podría “arreglar” el problema nuclear norcoreano... sin ayuda de China.

PEKÍN, China. (AFP) - La primera cumbre entre el presidente estadunidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, será “de una importancia crucial” para el futuro de las relaciones entre Estados Unidos (EU) y China, convinieron los jefes de la diplomacia de ambos países, según Pekín.

El consejero de Estado, Yang Jiechi, verdadero jefe de la diplomacia (por encima incluso que el ministro de Exteriores, Wang Yi), se entrevistó el domingo pasado vía telefónica con el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, precisó ayer el ministerio chino de Exteriores.

En la conversación, ambos responsables subrayaron en fórmulas muy similares los desafíos de la primera cumbre de la era Trump.

“Es la prioridad de los dos países. Es de una importancia crucial para el desarrollo de las relaciones bilaterales, así como para la paz, la estabilidad y la prosperidad en Asia y en el mundo”, declaró Yang, según el comunicado del ministerio chino.

“El encuentro entre ambos jefes de Estado es extremadamente importante para el futuro de las relaciones chino-estadunidenses”, afirmó a su vez Tillerson, según la misma fuente, asegurando que Washington “no escatima esfuerzos en los preparativos”.

Xi Jinping será recibido el próximo jueves y permanecerá hasta el viernes en la lujosa villa del presidente Trump en Mar-a-Lago, en Florida. La cumbre servirá para ilustrar el acercamiento entre las dos potencias con la crisis nuclear de Corea del Norte como telón de fondo.

Pero el resultado satisfactorio del encuentro aún no está garantizado: Donald Trump, conocido por sus salidas imprevistas durante los encuentros diplomáticos, echó leña al fuego el viernes, y anticipando un encuentro “muy difícil”, volvió a hablar de países que “hacen trampas” con sus divisas -en alusión a Pekín-, y sugirió que EU podría “arreglar” el problema nuclear norcoreano... sin ayuda de China.