/ sábado 18 de marzo de 2023

De la gloria a la quiebra: los emprendedores que cambiarían al mundo, pero fueron un fraude

La demanda que enfrentan los directivos de Silicon Valley Bank se suma a la lista de empresarios que prometían proyectos que cambiarían el mundo, pero terminaron siendo fraudes

No todas las historias de éxito tienen un final feliz, y prueba de ello es el quiebre del Silicon Valley Bank (SVB) esta semana, que se suma a una lista de grandes negocios como Theranos y FTX que han terminado en la quiebra o incluso con sus fundadores tras las rejas.

A unos días de que se dio a conocer que las autoridades de Estados Unidos tomaron el control de SVB por “insolvencia”, un grupo de accionistas presentó una demanda por fraude en contra del CEO de la institución financiera, Greg W. Becker, y el director financiero, Daniel Beck,lo que podría llevarlos incluso a prisión.

Los accionistas solicitaron una compensación y acusaron a los directivos de ocultar información sobre la subida de los tipos de interés en los últimos años, lo que pudo afectar la estabilidad del banco con más de cuatro décadas.

De acuerdo con los demandantes, los directivos de SVB invirtieron grandes cantidades de dinero en bonos del gobierno de Estados Unidos a largo plazo, activo que con las recientes alzas de las tasas de interés se depreció, por lo que el banco se vio obligado a venderlos con pérdidas para cubrir retiradas de depósitos por parte de sus clientes.

Pero la situación provocó pánico y el retiro de más recursos del banco hasta dejarlo sin liquidez, lo que llevó a las autoridades estadounidenses a cerrarlo y tomar el control.

El caso recuerda a los de otros empresarios como Elizabeth Holmes, fundadora de Theranos, y Sam Bankmanfried, de FTX, que pasaron de la gloria ante los ojos de inversionistas en nuevos negocios a demandas millonarias e incluso la cárcel.

Holmes fue sentenciada en noviembre a 11 años de prisión tras ser declarada culpable de defraudar a inversionistas de Theranos, compañía de tecnología sanitaria que prometía realizar diversas pruebas y análisis médicos con sólo una muestra de sangre.

Sin embargo, una investigación del diario estadounidense The Wall Street Journal reveló que la empresa era incapaz de realizar las pruebas que aseguró que podía hacer, lo que devino en una serie de demandas contra la fundadora y sus socios.

Holmes, que fue llamada “la nueva Steve Jobs” por la revista Forbes, fue una figura que atrajo la atención de inversionistas que apostaron por una tecnología prometedora en análisis clínicos.

Caso similar fue el caso de Sam Bankmanfried, quien pasó de ser el “genio” de Silicon Valley, tras fundar una de las mayores empresas de criptomonedas del mundo, a un convicto acusado de ocho delitos de fraude.

El ex CEO de FTX, plataforma de intercambio de criptomonedas, está detenido, acusado por fiscales de Estados Unidos y la propia Comisión de Bolsa de múltiples delitos financieros como conspiración para cometer fraude, lavado de dinero, violación de las leyes de financiamiento de campañas políticas y defraudación a inversionistas.

Silicon Valley Bank se destacó entre los bancos de Estados Unidos, ya que se especializó en el sector tecnológico, y los depósitos provenían mayoritariamente de empresas emergentes conocidas como start-ups.

Con este contexto, Ignacio Martínez, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (Lacen) de la UNAM, consideró que la coincidencia en estos casos es que se trata de espejismos que llaman la atención de inversionistas y accionistas por ofrecer rendimientos extraordinarios debido al sector en el que se desempeñan, que normalmente es el de tecnología.

“Son figuras espontáneas que crecen de manera artificial y de un momento a otro, ante situaciones como las que vivimos (de crisis o alzas en tasas), tienen fuertes caídas”, refirió el especialista de la UNAM.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Martínez añadió que estas empresas también suelen basar su éxito en una figura mediática, como fue el caso de Theranos y FTX, que a la postre son rebasados por la presión del mercado.

Concluyó que estos casos son muestra del riesgo que hay en invertir en compañías que ofrecen mayores rendimientos y en menor tiempo, por lo que recomendó apostar a instituciones tradicionales como la banca comercial, que suelen ser más mesuradas.

No todas las historias de éxito tienen un final feliz, y prueba de ello es el quiebre del Silicon Valley Bank (SVB) esta semana, que se suma a una lista de grandes negocios como Theranos y FTX que han terminado en la quiebra o incluso con sus fundadores tras las rejas.

A unos días de que se dio a conocer que las autoridades de Estados Unidos tomaron el control de SVB por “insolvencia”, un grupo de accionistas presentó una demanda por fraude en contra del CEO de la institución financiera, Greg W. Becker, y el director financiero, Daniel Beck,lo que podría llevarlos incluso a prisión.

Los accionistas solicitaron una compensación y acusaron a los directivos de ocultar información sobre la subida de los tipos de interés en los últimos años, lo que pudo afectar la estabilidad del banco con más de cuatro décadas.

De acuerdo con los demandantes, los directivos de SVB invirtieron grandes cantidades de dinero en bonos del gobierno de Estados Unidos a largo plazo, activo que con las recientes alzas de las tasas de interés se depreció, por lo que el banco se vio obligado a venderlos con pérdidas para cubrir retiradas de depósitos por parte de sus clientes.

Pero la situación provocó pánico y el retiro de más recursos del banco hasta dejarlo sin liquidez, lo que llevó a las autoridades estadounidenses a cerrarlo y tomar el control.

El caso recuerda a los de otros empresarios como Elizabeth Holmes, fundadora de Theranos, y Sam Bankmanfried, de FTX, que pasaron de la gloria ante los ojos de inversionistas en nuevos negocios a demandas millonarias e incluso la cárcel.

Holmes fue sentenciada en noviembre a 11 años de prisión tras ser declarada culpable de defraudar a inversionistas de Theranos, compañía de tecnología sanitaria que prometía realizar diversas pruebas y análisis médicos con sólo una muestra de sangre.

Sin embargo, una investigación del diario estadounidense The Wall Street Journal reveló que la empresa era incapaz de realizar las pruebas que aseguró que podía hacer, lo que devino en una serie de demandas contra la fundadora y sus socios.

Holmes, que fue llamada “la nueva Steve Jobs” por la revista Forbes, fue una figura que atrajo la atención de inversionistas que apostaron por una tecnología prometedora en análisis clínicos.

Caso similar fue el caso de Sam Bankmanfried, quien pasó de ser el “genio” de Silicon Valley, tras fundar una de las mayores empresas de criptomonedas del mundo, a un convicto acusado de ocho delitos de fraude.

El ex CEO de FTX, plataforma de intercambio de criptomonedas, está detenido, acusado por fiscales de Estados Unidos y la propia Comisión de Bolsa de múltiples delitos financieros como conspiración para cometer fraude, lavado de dinero, violación de las leyes de financiamiento de campañas políticas y defraudación a inversionistas.

Silicon Valley Bank se destacó entre los bancos de Estados Unidos, ya que se especializó en el sector tecnológico, y los depósitos provenían mayoritariamente de empresas emergentes conocidas como start-ups.

Con este contexto, Ignacio Martínez, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (Lacen) de la UNAM, consideró que la coincidencia en estos casos es que se trata de espejismos que llaman la atención de inversionistas y accionistas por ofrecer rendimientos extraordinarios debido al sector en el que se desempeñan, que normalmente es el de tecnología.

“Son figuras espontáneas que crecen de manera artificial y de un momento a otro, ante situaciones como las que vivimos (de crisis o alzas en tasas), tienen fuertes caídas”, refirió el especialista de la UNAM.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Martínez añadió que estas empresas también suelen basar su éxito en una figura mediática, como fue el caso de Theranos y FTX, que a la postre son rebasados por la presión del mercado.

Concluyó que estos casos son muestra del riesgo que hay en invertir en compañías que ofrecen mayores rendimientos y en menor tiempo, por lo que recomendó apostar a instituciones tradicionales como la banca comercial, que suelen ser más mesuradas.

Mundo

Kamala Harris supera a Trump en la intención de voto, según encuesta

La encuesta de Reuters/Ipsos da a la vicepresidenta Kamara Harris un 44% de la intención de voto, dos puntos por encima de Donald Trump

Sociedad

Farmacéuticas garantizan vacunas contra nuevas cepas de Covid-19

El director de la Canaifarma aseguró que las 170 empresas afiliadas, entre las que se encuentra Pfizer y AstraZeneca, cuentan con vacunas contra Covid-19

Finanzas

Elon Musk pospone inversión de mega fábrica de Tesla en México

Tesla había anunciado con anterioridad la construcción de una planta de montaje en México para producir automóviles a partir de 2026

Finanzas

Ganancias de Alsea se desploman en el segundo trimestre

Las ganancias de Alsea, que opera las tiendas Starbucks, Italianni's y Domino's, entre otras marcas, se desplomaron 66.9%

Finanzas

Televisa pierde 78 mdp en el segundo trimestre tras caída en ingresos de Sky

El resultado contrasta con las ganancias por más de 172 millones de pesos que la televisora reportó en el mismo periodo de 2023

Política

Cámara de Diputados arrancará el 1 de agosto discusión de 18 reformas de AMLO

La Reforma al Poder Judicial se comenzará a discutir hasta el 9 de agosto, una vez que concluyan los diálogos nacionales