/ martes 13 de septiembre de 2016

Difícil hacer más ajustes, afirma el titular de Hacienda, José Antonio Meade

*El recorte de 240 mil mdp fue todo lo que el Ejecutivo federal pudo adecuar, dijo el titular de Hacienda

El recorte de 240 mil millones de pesos que incluyó el proyecto de presupuesto para 2017 fue todo lo que el Ejecutivo federal pudo ajustar, por lo que será muy difícil identificar otras áreas para depurar, afirmó el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade.

De esta manera el funcionario salió en defensa del Paquete Económico (PE) 2017 ante las diferentes críticas que se han presentado, como el hecho de que el recorte fue insuficiente o mal aplicado por contemplar gasto en carreteras, educación y salud.

En este contexto, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, hizo un llamado al Congreso de la Unión para que analice todas las oportunidades que se tienen para reducir aún más el gasto programable planteado en el PE 2017, por 228 mil 500 millones de pesos, pues tomando en cuenta las proyecciones para el gasto no programable, “se reduce bastante el impacto del esfuerzo del ajuste, porque el gasto total sólo bajaría 84 mil millones.

“La reducción del gasto programable es de 228 mil 500 millones de pesos, tal como se anunció. Sin embargo, el no programable, lo que significa que ya está comprometido y que atañe a intereses, asciende a 90 mil 500 millones.

“En participaciones a los Estados, es de 37 mil 300 millones de pesos, lo que implica un crecimiento del 8 por ciento. Esto reduce bastante el impacto del esfuerzo del ajuste, porque el gasto total sólo bajaría 84 mil millones”, puntualizó el dirigente empresarial en un mensaje.

A su vez, en el marco de un foro económico, Meade Kuribreña aseguró que el recorte fue realista y balanceado, y contempló todos los ajustes que pudieron aplicarse, en aras de mandar señales de confianza frente al adverso contexto internacional.

“¿Qué toca hacer desde el punto de vista del gasto? Pues un ajuste muy importante y muy relevante ¿Por qué hacemos todo esto?, porque frente a la incertidumbre, queremos que la economía mexicana mande señales de certidumbre; que es difícil, que es doloroso, que a nadie le gusta ver su tema, su paquete o su entidad siendo objeto de recorte, no hay duda.

“Al que menos le gusta es al Ejecutivo federal pero empieza poniendo el ejemplo mandando, en lo que a nosotros toca, un recorte sustancial e importante, y yo creo que esa es la principal diferencia”, afirmó el nuevo responsable de las finanzas públicas del país.

Cabe mencionar que las secretarías de Educación Pública (SEP), de Comunicaciones y Transportes (SCT), Medio Ambiente (Semarnat), Economía (SE), Salud (SA) y la de Desarrollo Territorial (Sedatu), son las que fueron objeto de mayor recorte dentro del proyecto de egresos que presentó el Ejecutivo para 2017. Sin embargo, el Congreso de la Unión tendrá la última palabra.

En ese sentido, el sector privado lamentó que recursos para áreas estratégicas para la economía, como desarrollo de infraestructura y apoyos a micro, pequeñas y medianas empresas hayan sido reducidos.

Meade insistió en que el PE 2017 (ideado por su antecesor, Luis Videgaray), será un instrumento clave para enfrentar el adverso contexto internacional, donde factores como el proceso electoral y el cambio de política monetaria en Estados Unidos, así como los bajos precios internacionales del petróleo, jugarán un papel importante.

Entre tanto, Castañón recordó que con la entrega del PE 2017 al Legislativo, arranca el complejo ciclo para que en el Congreso apruebe ntes del próximo 31 de octubre la Ley de Ingresos, y a más tardar el 15 de noviembre el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF). “En el sector empresarial tendremos una participación activa con posicionamientos y propuestas en todo este proceso, en comunicación con los señores legisladores y con los funcionarios de la Secretaría de Hacienda y las secretarías que tengan relación con ambas iniciativas”, apuntó Juan Pablo Castañón Castañón.

Por su parte, el Titular de la SHCP enfatizó que ante la menor disposición de recursos que enfrenta el erario, el Gobierno federal pone el ejemplo en materia de restricción y muestra de ello, afirmó Meade, es que el Servicio de Administración Tributaria (SAT), tendrá un recorte de ocho por ciento en su presupuesto durante 2017 pero tendrá la meta de aumentar en 9.7 por ciento la recaudación durante ese mismo año.

“El SAT está poniendo ejemplo en estos esfuerzos, habrá de enfrentar una reducción el año que entra de más del ocho por ciento en términos reales en su presupuesto, y habrá de hacerlo en un contexto, en donde por la vía de gestión, tendrá que incrementar de manera muy importante sus ingresos tributarios y parte de lo que está en el eje de transformación del SAT para poderlo hacer, comentó durante el foro “Economía Digital”.

*El recorte de 240 mil mdp fue todo lo que el Ejecutivo federal pudo adecuar, dijo el titular de Hacienda

El recorte de 240 mil millones de pesos que incluyó el proyecto de presupuesto para 2017 fue todo lo que el Ejecutivo federal pudo ajustar, por lo que será muy difícil identificar otras áreas para depurar, afirmó el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade.

De esta manera el funcionario salió en defensa del Paquete Económico (PE) 2017 ante las diferentes críticas que se han presentado, como el hecho de que el recorte fue insuficiente o mal aplicado por contemplar gasto en carreteras, educación y salud.

En este contexto, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, hizo un llamado al Congreso de la Unión para que analice todas las oportunidades que se tienen para reducir aún más el gasto programable planteado en el PE 2017, por 228 mil 500 millones de pesos, pues tomando en cuenta las proyecciones para el gasto no programable, “se reduce bastante el impacto del esfuerzo del ajuste, porque el gasto total sólo bajaría 84 mil millones.

“La reducción del gasto programable es de 228 mil 500 millones de pesos, tal como se anunció. Sin embargo, el no programable, lo que significa que ya está comprometido y que atañe a intereses, asciende a 90 mil 500 millones.

“En participaciones a los Estados, es de 37 mil 300 millones de pesos, lo que implica un crecimiento del 8 por ciento. Esto reduce bastante el impacto del esfuerzo del ajuste, porque el gasto total sólo bajaría 84 mil millones”, puntualizó el dirigente empresarial en un mensaje.

A su vez, en el marco de un foro económico, Meade Kuribreña aseguró que el recorte fue realista y balanceado, y contempló todos los ajustes que pudieron aplicarse, en aras de mandar señales de confianza frente al adverso contexto internacional.

“¿Qué toca hacer desde el punto de vista del gasto? Pues un ajuste muy importante y muy relevante ¿Por qué hacemos todo esto?, porque frente a la incertidumbre, queremos que la economía mexicana mande señales de certidumbre; que es difícil, que es doloroso, que a nadie le gusta ver su tema, su paquete o su entidad siendo objeto de recorte, no hay duda.

“Al que menos le gusta es al Ejecutivo federal pero empieza poniendo el ejemplo mandando, en lo que a nosotros toca, un recorte sustancial e importante, y yo creo que esa es la principal diferencia”, afirmó el nuevo responsable de las finanzas públicas del país.

Cabe mencionar que las secretarías de Educación Pública (SEP), de Comunicaciones y Transportes (SCT), Medio Ambiente (Semarnat), Economía (SE), Salud (SA) y la de Desarrollo Territorial (Sedatu), son las que fueron objeto de mayor recorte dentro del proyecto de egresos que presentó el Ejecutivo para 2017. Sin embargo, el Congreso de la Unión tendrá la última palabra.

En ese sentido, el sector privado lamentó que recursos para áreas estratégicas para la economía, como desarrollo de infraestructura y apoyos a micro, pequeñas y medianas empresas hayan sido reducidos.

Meade insistió en que el PE 2017 (ideado por su antecesor, Luis Videgaray), será un instrumento clave para enfrentar el adverso contexto internacional, donde factores como el proceso electoral y el cambio de política monetaria en Estados Unidos, así como los bajos precios internacionales del petróleo, jugarán un papel importante.

Entre tanto, Castañón recordó que con la entrega del PE 2017 al Legislativo, arranca el complejo ciclo para que en el Congreso apruebe ntes del próximo 31 de octubre la Ley de Ingresos, y a más tardar el 15 de noviembre el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF). “En el sector empresarial tendremos una participación activa con posicionamientos y propuestas en todo este proceso, en comunicación con los señores legisladores y con los funcionarios de la Secretaría de Hacienda y las secretarías que tengan relación con ambas iniciativas”, apuntó Juan Pablo Castañón Castañón.

Por su parte, el Titular de la SHCP enfatizó que ante la menor disposición de recursos que enfrenta el erario, el Gobierno federal pone el ejemplo en materia de restricción y muestra de ello, afirmó Meade, es que el Servicio de Administración Tributaria (SAT), tendrá un recorte de ocho por ciento en su presupuesto durante 2017 pero tendrá la meta de aumentar en 9.7 por ciento la recaudación durante ese mismo año.

“El SAT está poniendo ejemplo en estos esfuerzos, habrá de enfrentar una reducción el año que entra de más del ocho por ciento en términos reales en su presupuesto, y habrá de hacerlo en un contexto, en donde por la vía de gestión, tendrá que incrementar de manera muy importante sus ingresos tributarios y parte de lo que está en el eje de transformación del SAT para poderlo hacer, comentó durante el foro “Economía Digital”.