/ jueves 14 de febrero de 2019

Disruptores | GeetApp: Para llegar, hay que saber levantar

El concepto desarrollado por Javier Zepeda consiste en uberizar la distribución, mantenimiento y capacitación de los servicios de software

Hace no muchos años el empresario Javier Zepeda tenía que pedir prestado el carro a su empleado de más confianza para poder llegar a las citas de negocio. No tenía dinero para pagar la tenencia del suyo, ni tampoco para llevar un bote de leche en polvo a su hija.

Lo que sí tenía en ese entonces era la convicción de que algo grande le esperaba del otro lado del pantano de deudas en el que estaba enterrado.

Las cosas han cambiado desde entonces. Ahora, este fundador y director de GeetApp! asegura que su solución está al borde de revolucionar un mercado que se mueve silencioso tras las bambalinas de la economía nacional.

Empresas de software de todo el mundo están desarrollando soluciones tecnológicas enfocadas al monitoreo automático de inventarios, el pago de nómina, análisis de ingresos y gastos, y emisión de facturas.

La industria del software empresarial –según explica– está atravesando por un "boom" en la medida que las empresas están siendo obligadas a automatizar sus procesos administrativos, de contabilidad y financieros, ya sea por un mercado cada vez más competido en todas las áreas, o regulaciones gubernamentales como la factura electrónica.

El negocio de Javier es traer esas soluciones a México y venderlas a pequeñas y medianas empresas. Según sus cuentas, el mercado de la venta de software empresarial genera ingresos anuales que rondan los tres mil millones de pesos.

De acuerdo con su creador, GeetApp! se convertirá en la principal puerta de entrada por la que proveedores y compradores de software empresarial deberán cruzar para ingresar a este mercado.

Foto: Daniel Galeana

El concepto es relativamente sencillo: uberizar la distribución, mantenimiento y capacitación de los servicios de software para empresas.

Mediante la aplicación, cualquier negocio que necesite de estos sólo debe ingresar sus problemáticas relacionadas con la tecnología y escoger un horario, fecha y lugar para recibir a un asesor capacitado. Una vez hecho el servicio paga mediante la app y listo.

"En la actualidad, como usuario de software, si tienes la necesidad porque tu sistema falla, o quieres una configuración adicional o una línea extra, llamas a las oficinas de la empresa y solicitas el servicio, pero esa llamada telefónica dura de ocho a 12 minutos y no necesariamente recibes la atención. Con GetApp! te ahorras todo esto.

"Esta aplicación no sólo es la primera de su tipo en México, sino en toda Latinoamérica y ha llamado mucho la atención, (...) queremos ser 'EL' canal de distribución de software en México", dice

REINSTALL.EXE

Pero antes de todo esto el futuro no pintaba tan optimista.

Corría el 2004 y Javier, sin trabajo y de 25 años, se había postulado para un puesto de jefe de almacén en la empresa farmacéutica Pharmacos Exakta. Junto con él, otros dos candidatos peleaban la plaza de ocho mil pesos al mes para la administración de inventarios.

Al comenzar un mes de prueba en el trabajo, Javier recibió capacitación en el sistema administrativo de la empresa, un programa especializado llamado Adminpaq en el que se registraban entradas y salidas del almacén y del que nunca había escuchado.

"Nos manda llamar el director a su oficina para darnos la evaluación y decirnos quien se iba a quedar con la chamba. Necesitaba el trabajo porque necesitaba pagar la renta, llevar comida a mi casa.

"Me dijo, 'eres muy bueno en la parte de informática, captas muy bien los procesos, pero tienes un pequeño defecto: no sabes ser líder'. La verdad esas palabras calaron muy fuerte.

En ese tiempo no sabía si tenía o no razón esta persona, lo que sí sabía era que necesitaba la chamba y en aquel momento menté madres", recuerda Javier.

Foto: Daniel Galeana

Luego de la decepción Javier siguió buscando trabajo en anuncios clasificados hasta que dio con una empresa que necesitaba capacitación precisamente en Adminpaq, a lo que Javier se ofreció sin ser un experto en el tema.

"Dije 'qué tan complicado puede ser esto si ya me enseñaron'. De alguna manera me aventé por la necesidad de llevar lana a la casa. Salí de ahí con mi cheque de tres mil pesos y dije órale, 'esto sí es negocio'", dice.

Javier pasó un año familiarizándose con el mundo de la distribución de software en México trabajando con la misma persona que le había capacitado en Adminpaq para la plaza en Pharmacos Exakta. En diciembre de 2006 decidió iniciar su propia empresa a la que llamó BiosInstala, pero la inexperiencia y malos manejos terminaron por llevarlo al borde de la bancarrota.

"El 2008 fue un año complicado, prácticamente no teníamos ventas y las pocas que teníamos no las cobrábamos bien porque no las teníamos bien administradas.

"Fueron momentos muy estresantes, días en que no tenías para pagar nóminas, tener que apoyarte de los familiares y amigos para los gastos más básicos", recuerda Javier, quien en ese momento cargaba con una deuda de 500 mil pesos con sus proveedores.

Pero a Javier lo salvó la Reforma Fiscal de 2009.

Mediante cambios a la ley, contadores de todo el país se vieron obligados a adquirir software contable para apegarse a regulaciones relacionadas con el nuevo Comprobante Fiscal Digital por Internet o CFDI.

"Se vino un boom, los cambios fiscales hicieron que la demanda de software se disparara y vi que esto se empezó a acomodar", recuerda.

Foto: Daniel Galeana

La progresiva digitalización en la forma en que las empresas declaran impuestos en México hizo que con el paso del tiempo el negocio de Javier se salvara del colapso y lo catapultó 10 años más tarde a tener oficinas regionales en todo México y ubicarse entre las tres principales empresas distribuidoras de software empresarial del país, a convertirse en un empresario exitoso.

Pero esta explosión en el mercado no pasó desapercibida para otros. Junto con Javier hay otras mil 500 empresas distribuidoras de software que hacen exactamente lo mismo.

Javier tenía que hacer algo para no perder su negocio de nuevo. Ya había probado el fracaso y no quería regresar a pedir prestado un carro para llegar a sus citas de trabajo.

COMAND.FRANQUICIA

"El proceso tradicional de distribución de software está quedando obsoleto. Las nuevas generaciones, las personas, queremos y necesitamos tener un servicio al toque de la palma de la mano.

"La inmediatez, la transformación digital prácticamente nos está comiendo y es nuestra responsabilidad darle al usuario las facilidades con las que quiere trabajar. Un comprador no está esperando que un vendedor le quiera vender, quiere comprar en el momento que se le pegue la gana", asegura Javier.

GeetApp! es su propuesta para brincar esta sanja en su línea de negocios.

Mediante un modelo que funde lo digital con modelos más tradicionales, GeetApp! comercializa franquicias a cualquier persona capacitada para distribuir software en el país.

Los asesores pagan una franquicia de bajo costo de 80 mil pesos de GeetApp! y mediante la plataforma empiezan a recibir órdenes de trabajo de las personas que solicitaron servicios de software. Los asesores reciben en su celular la solicitud de servicios sin siquiera haber hecho una labor comercial, como un chofer de Uber.

Foto: Daniel Galeana

"La idea con esto es que de alguna manera el caminito que ya recorrí durante algunos años será el mismo que haré que los asesores recorran, pero quitándoles las piedritas del camino.

"Cuando creé la app pensé por qué mis usuarios podían elegir sólo a mis asesores, por qué no podían elegir a otros y compartimos el mercado. Mi visión del modelo de negocio empezó a cambiar, en vez de querer todo para mí empecé a ver la manera en cómo lo compartía con otros competidores", dice.

Según los cálculos de Javier, el tiempo de retorno de la inversión en la franquicia de GeetApp! es de nueve meses, y es una forma de autoempleo para cualquiera que conozca de sistemas y soporte técnico. Al mes –dice– sus ingresos pueden rondar los 40 mil pesos debido a la demanda asegurada.

Lanzada apenas a finales de 2018, la prospectiva de GeetApp! es cerrar 2019 con 70 franquiciatarios y en 2020 agregar otros 50.

El objetivo –dice el empresario– es convertirse en la empresa más importante de distribución de software empresarial en todo el país, y comenzar a llevar el modelo de GeetApp! a otros países latinoamericanos, donde la digitalización fiscal y empresarial aún está muy atrasada en comparación con México.

"Hace 14 años yo decía que no tenía un peso en la bolsa en ocasiones para llenar un bote de leche para mi hija de meses de nacida. Muchos me dijeron que estaba loco y que esto no iba a funcionar, pero esto es de perseverancia, de constancia, de innovación, de ser diferente y no dejar de creer en tus sueños", finaliza Javier Zepeda.

Hace no muchos años el empresario Javier Zepeda tenía que pedir prestado el carro a su empleado de más confianza para poder llegar a las citas de negocio. No tenía dinero para pagar la tenencia del suyo, ni tampoco para llevar un bote de leche en polvo a su hija.

Lo que sí tenía en ese entonces era la convicción de que algo grande le esperaba del otro lado del pantano de deudas en el que estaba enterrado.

Las cosas han cambiado desde entonces. Ahora, este fundador y director de GeetApp! asegura que su solución está al borde de revolucionar un mercado que se mueve silencioso tras las bambalinas de la economía nacional.

Empresas de software de todo el mundo están desarrollando soluciones tecnológicas enfocadas al monitoreo automático de inventarios, el pago de nómina, análisis de ingresos y gastos, y emisión de facturas.

La industria del software empresarial –según explica– está atravesando por un "boom" en la medida que las empresas están siendo obligadas a automatizar sus procesos administrativos, de contabilidad y financieros, ya sea por un mercado cada vez más competido en todas las áreas, o regulaciones gubernamentales como la factura electrónica.

El negocio de Javier es traer esas soluciones a México y venderlas a pequeñas y medianas empresas. Según sus cuentas, el mercado de la venta de software empresarial genera ingresos anuales que rondan los tres mil millones de pesos.

De acuerdo con su creador, GeetApp! se convertirá en la principal puerta de entrada por la que proveedores y compradores de software empresarial deberán cruzar para ingresar a este mercado.

Foto: Daniel Galeana

El concepto es relativamente sencillo: uberizar la distribución, mantenimiento y capacitación de los servicios de software para empresas.

Mediante la aplicación, cualquier negocio que necesite de estos sólo debe ingresar sus problemáticas relacionadas con la tecnología y escoger un horario, fecha y lugar para recibir a un asesor capacitado. Una vez hecho el servicio paga mediante la app y listo.

"En la actualidad, como usuario de software, si tienes la necesidad porque tu sistema falla, o quieres una configuración adicional o una línea extra, llamas a las oficinas de la empresa y solicitas el servicio, pero esa llamada telefónica dura de ocho a 12 minutos y no necesariamente recibes la atención. Con GetApp! te ahorras todo esto.

"Esta aplicación no sólo es la primera de su tipo en México, sino en toda Latinoamérica y ha llamado mucho la atención, (...) queremos ser 'EL' canal de distribución de software en México", dice

REINSTALL.EXE

Pero antes de todo esto el futuro no pintaba tan optimista.

Corría el 2004 y Javier, sin trabajo y de 25 años, se había postulado para un puesto de jefe de almacén en la empresa farmacéutica Pharmacos Exakta. Junto con él, otros dos candidatos peleaban la plaza de ocho mil pesos al mes para la administración de inventarios.

Al comenzar un mes de prueba en el trabajo, Javier recibió capacitación en el sistema administrativo de la empresa, un programa especializado llamado Adminpaq en el que se registraban entradas y salidas del almacén y del que nunca había escuchado.

"Nos manda llamar el director a su oficina para darnos la evaluación y decirnos quien se iba a quedar con la chamba. Necesitaba el trabajo porque necesitaba pagar la renta, llevar comida a mi casa.

"Me dijo, 'eres muy bueno en la parte de informática, captas muy bien los procesos, pero tienes un pequeño defecto: no sabes ser líder'. La verdad esas palabras calaron muy fuerte.

En ese tiempo no sabía si tenía o no razón esta persona, lo que sí sabía era que necesitaba la chamba y en aquel momento menté madres", recuerda Javier.

Foto: Daniel Galeana

Luego de la decepción Javier siguió buscando trabajo en anuncios clasificados hasta que dio con una empresa que necesitaba capacitación precisamente en Adminpaq, a lo que Javier se ofreció sin ser un experto en el tema.

"Dije 'qué tan complicado puede ser esto si ya me enseñaron'. De alguna manera me aventé por la necesidad de llevar lana a la casa. Salí de ahí con mi cheque de tres mil pesos y dije órale, 'esto sí es negocio'", dice.

Javier pasó un año familiarizándose con el mundo de la distribución de software en México trabajando con la misma persona que le había capacitado en Adminpaq para la plaza en Pharmacos Exakta. En diciembre de 2006 decidió iniciar su propia empresa a la que llamó BiosInstala, pero la inexperiencia y malos manejos terminaron por llevarlo al borde de la bancarrota.

"El 2008 fue un año complicado, prácticamente no teníamos ventas y las pocas que teníamos no las cobrábamos bien porque no las teníamos bien administradas.

"Fueron momentos muy estresantes, días en que no tenías para pagar nóminas, tener que apoyarte de los familiares y amigos para los gastos más básicos", recuerda Javier, quien en ese momento cargaba con una deuda de 500 mil pesos con sus proveedores.

Pero a Javier lo salvó la Reforma Fiscal de 2009.

Mediante cambios a la ley, contadores de todo el país se vieron obligados a adquirir software contable para apegarse a regulaciones relacionadas con el nuevo Comprobante Fiscal Digital por Internet o CFDI.

"Se vino un boom, los cambios fiscales hicieron que la demanda de software se disparara y vi que esto se empezó a acomodar", recuerda.

Foto: Daniel Galeana

La progresiva digitalización en la forma en que las empresas declaran impuestos en México hizo que con el paso del tiempo el negocio de Javier se salvara del colapso y lo catapultó 10 años más tarde a tener oficinas regionales en todo México y ubicarse entre las tres principales empresas distribuidoras de software empresarial del país, a convertirse en un empresario exitoso.

Pero esta explosión en el mercado no pasó desapercibida para otros. Junto con Javier hay otras mil 500 empresas distribuidoras de software que hacen exactamente lo mismo.

Javier tenía que hacer algo para no perder su negocio de nuevo. Ya había probado el fracaso y no quería regresar a pedir prestado un carro para llegar a sus citas de trabajo.

COMAND.FRANQUICIA

"El proceso tradicional de distribución de software está quedando obsoleto. Las nuevas generaciones, las personas, queremos y necesitamos tener un servicio al toque de la palma de la mano.

"La inmediatez, la transformación digital prácticamente nos está comiendo y es nuestra responsabilidad darle al usuario las facilidades con las que quiere trabajar. Un comprador no está esperando que un vendedor le quiera vender, quiere comprar en el momento que se le pegue la gana", asegura Javier.

GeetApp! es su propuesta para brincar esta sanja en su línea de negocios.

Mediante un modelo que funde lo digital con modelos más tradicionales, GeetApp! comercializa franquicias a cualquier persona capacitada para distribuir software en el país.

Los asesores pagan una franquicia de bajo costo de 80 mil pesos de GeetApp! y mediante la plataforma empiezan a recibir órdenes de trabajo de las personas que solicitaron servicios de software. Los asesores reciben en su celular la solicitud de servicios sin siquiera haber hecho una labor comercial, como un chofer de Uber.

Foto: Daniel Galeana

"La idea con esto es que de alguna manera el caminito que ya recorrí durante algunos años será el mismo que haré que los asesores recorran, pero quitándoles las piedritas del camino.

"Cuando creé la app pensé por qué mis usuarios podían elegir sólo a mis asesores, por qué no podían elegir a otros y compartimos el mercado. Mi visión del modelo de negocio empezó a cambiar, en vez de querer todo para mí empecé a ver la manera en cómo lo compartía con otros competidores", dice.

Según los cálculos de Javier, el tiempo de retorno de la inversión en la franquicia de GeetApp! es de nueve meses, y es una forma de autoempleo para cualquiera que conozca de sistemas y soporte técnico. Al mes –dice– sus ingresos pueden rondar los 40 mil pesos debido a la demanda asegurada.

Lanzada apenas a finales de 2018, la prospectiva de GeetApp! es cerrar 2019 con 70 franquiciatarios y en 2020 agregar otros 50.

El objetivo –dice el empresario– es convertirse en la empresa más importante de distribución de software empresarial en todo el país, y comenzar a llevar el modelo de GeetApp! a otros países latinoamericanos, donde la digitalización fiscal y empresarial aún está muy atrasada en comparación con México.

"Hace 14 años yo decía que no tenía un peso en la bolsa en ocasiones para llenar un bote de leche para mi hija de meses de nacida. Muchos me dijeron que estaba loco y que esto no iba a funcionar, pero esto es de perseverancia, de constancia, de innovación, de ser diferente y no dejar de creer en tus sueños", finaliza Javier Zepeda.

Política

Senadores de varios partidos crean nuevo grupo parlamentario

Senadores como Emilio Álvarez Icaza, Gustavo Madero, Germán Martínez, entre otros, aseguraron que la ciudadanía en México no se siente bien representada

Sociedad

Lluvias vuelven a provocar inundaciones en Tula

Elementos de Protección Civil están en alerta máxima hoy por el fenómeno meteorológico

Sociedad

Norma 237 dejaría desempleados a trabajadores de escuelas privadas

Tras la entrada en vigor de la Norma 237, hasta 18 mil escuelas privadas a nivel nacional cerraría de manera definitiva

Finanzas

Suspende EU a dos exdirectivos de Homex

Los exdirectivos de Homex, según la denuncia de la SEC, proporcionaron información falsa al mercado de valores

Tecnología

Conoce el nombre original de Google y otras curiosidades

Durante el lanzamiento, Google utilizaba los servidores de la universidad y en un garaje alquilado, y no fue hasta más tarde que establecieron su sede en Mountain View

Sociedad

Lluvias vuelven a provocar inundaciones en Tula

Elementos de Protección Civil están en alerta máxima hoy por el fenómeno meteorológico

Ecología

El Pico de Orizaba ya no pertenece a Veracruz

Existe otra recategorización en Veracruz, ya que el Volcán Naucampatepetl (Cofre de Perote) ahora es catalogado como un cerro

Sociedad

Así es como mujeres transgénero de Guerrero buscan traspasar fronteras con sus huipiles

A través de las redes sociales muestran al mundo sus prendas que elaboran de tres a ocho meses

Sociedad

Identifican fallas en Aprende en Casa 2021

El Coneval encontró que el programa adolece de indicadores que permitieran verificar si se cumplió con la estrategia