/ jueves 20 de junio de 2019

Disruptores | Ramón Egaña: Escucha y aprende, luego emprende

El empresario restaurantero ofrece asesoría a los jóvenes que quieren iniciar un negocio propio, los evangeliza sobre las ventajas de crear una franquicia

El líder empresarial Ramón Egaña tenía más de 50 años cuando se hizo su primer tatuaje. No lo hizo para sentirse más joven o recuperar años perdidos, sino para guiar a alguien que lo necesitaba.

"Todo mundo me decía '¿tienes 50 años y te vas a tatuar?' Sí, porque mi hijo quiere tatuarse, apenas tiene 15 años, entonces quiero tatuarme antes y ya después que se tatúe él.

"Me ves y te imaginas que jamás tendría un tatuaje. Ya tengo dos", dice escondido tras un bigote cano y la apariencia de un abogado.

La historia del tatuaje es un buen indicador de la naturaleza de Ramón, actual director de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) y un veterano en el mundo restaurantero. Hoy, a sus casi 60, dedica su tiempo a guiar a nuevos empresarios para que no caigan en los errores que acompañan a la inexperiencia, o los que él y otros ya han cometido.

Ramón reconoce que en la actualidad empresarios jóvenes tratan de romper el molde en múltiples escenarios, muchos de ellos con tecnología, otros con la prestación de servicios o con productos innovadores. Sin embargo, eso no es una garantía de éxito.

Por eso la posibilidad de franquiciar su propio negocio es una hoja de ruta que hace eco con gente joven, según explica Ramón Engaña.

"La juventud (empresarial) hoy tiene una cantidad de ideas impresionante, algunas muy buenas, algunas no lo son tanto, pero tienen el ímpetu, el conocimiento y muchas ganas de hacer las cosas nuevas, pero igual y no tienen ellos un soporte atrás, entonces ¿qué haces? Ellos tienen ganas de seguir creciendo, y es cuando voltean a ver el modelo de franquicia".

Según cálculos de la Asociación existen en México aproximadamente mil 300 franquicias.

De ellas sólo 600 están validadas y reguladas en su modelo de negocios. Durante los últimos 10 años, el número de franquicias mantiene un crecimiento a doble dígito anualmente.

Según explica Ramón, esta constante expansión se debe en primera instancia a las posibilidades que ofrece el modelo para la dispersión de una marca nueva con la llegada de franquiciantes.

La generación de una marca que le signifique algo de valor a los consumidores es una de las cosas más difíciles de realizar hoy en día, coincide Ramón.

Mientras los mercados se vuelven más competidos, los consumidores son más exigentes y están mejor informados, armados con celular en mano.

Así los nuevos empresarios han ido reconociendo las ventajas de franquiciar su negocio o asociarse con marcas ya establecidas.

"¿Por qué poner una franquicia? La expansión es una necesidad del inversionista en general. Puedo tener muchas ganas de hacer las cosas, pero no lograrlo si mi capital es limitado.


"La gente está desarrollando muchísimas cosas, desde franquicias intangibles como de aplicaciones, franquicias de creaciones nuevas que ellos están haciendo y ahí es desarrollar su modelo de franquicia, hacer una franquicia profesional, estructurada, validada, y que tenga el asesoramiento de primer mundo".

Según refiere, en muchas ocasiones los empresarios jóvenes emprenden sin conocer su mercado o tienen productos y servicios que no necesariamente ofrecen una experiencia y conceptos lo suficientemente atractivos.

Antes de querer inventar el "hilo negro", dice, pueden considerar la opción de convertirse en franquiciantes de una marca ya conocida.

"Una franquicia es un negocio probado y comprobado. Si abres un restaurante que se llame Ramón Pizza sus posibilidades de éxito al quinto año son entre un 15 y 20 por ciento como máximo".

"Si traes una franquicia con un nombre reconocido, con procedimientos, con procesos, con todo perfectamente estructurado el porcentaje se voltea y tienes un 85 por ciento de probabilidad de éxito al quinto año. Depende de qué quieras".

DE AVIADOR A PIZZERO

Ramón Egaña egresó de la escuela de aviación en el ocaso del sexenio de José López Portillo y en el crepúsculo de una de las más grandes crisis económicas que México ha experimentado.

Con el cierre de vacantes para pilotos y de oportunidades en general, Ramón terminó buscando trabajo dentro de Operadora Vips como contador de unidad.

"Yo soy de los anticuados que come a diario, entonces tuve que trabajar y no lo he superado aún". Escaló a administrador de restaurante y luego como subgerente y gerente de sucursal. Para 1993 aterrizó en Pizza Hut como gerente de Área.

Junto con McDonald's y Kentucky Fried Chicken, Pizza Hut era parte de una primera generación de franquicias estadounidenses que había llegado al terreno virgen de México a inicios de la década de los 90.

"En ese entonces había un ambiente de mucho interés en el desarrollo, tanto económico como personal de toda la gente que éramos jóvenes en ese momento.

Una franquicia de Sushi Itto puede costar hasta cinco millones de pesos, pero la probabilidad de éxito es de 85 por ciento, según la AMF / Foto: Ernesto Muñoz

"La llegada de las cadenas americanas era porque México era un mercado que no estaba explotado desde ningún punto de vista.

"Esa necesidad que tenía el público en general fue lo que hizo que se diera ese desarrollo y ese voltear a ver qué negocio traemos a México".

Durante casi 20 años Ramón fue escalando en el organigrama de Pizza Hut, de Kentucky, inició su propia cadena de hamburguesas y regresó a Operadora Vips como supervisor de distrito.

En 2009 Benedetti's Pizza lo llamó para construir su estrategia de desarrollo de franquicias, periodo en el que ayudó a expandir la marca a 40 nuevos puntos, y más tarde, en 2013, hizo lo mismo para la cadena Sushi Itto.

Ramón en buena parte es responsable de que ahora haya chiles en las pizzas, pero se desentiende de la piña ("a mí la pizza hawaiana nomás, no").

"El cliente decía 'ponle chilito, ponle algo', es cuando se empiezan a desarrollar nuevos productos, pero originalmente las franquicias llegaban con su portafolio y después vinieron las adaptaciones".

MÁS SABE EL DIABLO

El modelo de franquicias tiene sus limitantes, reconoce Ramón. En primera instancia, a medida que una franquicia crece de manera agresiva en muchos casos, los estándares de los procesos suelen decaer, los mercados son saturados, así como los elevados costos que puede llegar a tener una franquicia reconocida.

Una franquicia de Sushi Itto, por ejemplo, puede llegar a costar hasta cinco millones de pesos, además requieren de un mínimo de metros cuadrados para cada local.

Pero lo más importante, remarca Ramón, es que no todos los negocios son franquiciables. Específicamente, precisa, aquellos que buscan la exclusividad y no la masividad.

"¿Qué pasa por ejemplo con (el restaurante del chef Enrique Olvera) Poujol? No es un negocio franquiciable porque realmente no estás franquciando el restaurante, estás franquiciando a una persona, y la persona no es franquiciable.

"Entre más fancy eres tu negocio es menos franquiciable, porque vas a mercados muy específicos y clientela muy específica y la franquicia parte de lo que busca es masificar y llegar a todos los rincones.

"Para eso están los consultores, que su especialidad y su trabajo es hacerte ver ese tipo de situaciones y desarrollar tu concepto de negocio".

Al final del día, dice Ramón, los emprendedores son los que tienen la última palabra sobre su proyecto.

Ellos deciden si apuestan por la exclusividad o por la masividad. El éxito se puede obtener por ambos caminos, pero advierte que si uno centra su negocio en "modas", o tendencias pasajeras, lo más probable es que un negocio no se mantenga por mucho tiempo a flote.

Para un negocio nuevo –dice– se necesita ofrecer algo que para el consumidor en cualquier giro sea, algo diferente y nuevo, pero con larga vida dentro de los gustos y estilos de vida.

-¿Qué recomiendas entonces para los jóvenes que quieren ser Mark Zuckerberg (de Facebook)?

Que analicen muy bien su producto, que tengan muy claro qué es su producto y qué es lo que quieren hacer, a dónde llegar o cómo llegar.

"Aunque quieras romper el molde, necesitas consejo. Mucho. A la gente joven no le gusta eso, pero acérquense a la gente de experiencia, algún consejo que les den les va a a servir.

"Y que no cejen en su intento de hacerlo, eso es algo importantísimo si tú estás convencido de lo que quieres hacer. Acepta observaciones del medio externo y métele con todo. Eso lo puedo decir hoy, si a mí ese consejo me lo hubieran dado cuando tenía yo tu edad quién sabe qué hubiera sido de mí", reflexiona Ramón.

El líder empresarial Ramón Egaña tenía más de 50 años cuando se hizo su primer tatuaje. No lo hizo para sentirse más joven o recuperar años perdidos, sino para guiar a alguien que lo necesitaba.

"Todo mundo me decía '¿tienes 50 años y te vas a tatuar?' Sí, porque mi hijo quiere tatuarse, apenas tiene 15 años, entonces quiero tatuarme antes y ya después que se tatúe él.

"Me ves y te imaginas que jamás tendría un tatuaje. Ya tengo dos", dice escondido tras un bigote cano y la apariencia de un abogado.

La historia del tatuaje es un buen indicador de la naturaleza de Ramón, actual director de la Asociación Mexicana de Franquicias (AMF) y un veterano en el mundo restaurantero. Hoy, a sus casi 60, dedica su tiempo a guiar a nuevos empresarios para que no caigan en los errores que acompañan a la inexperiencia, o los que él y otros ya han cometido.

Ramón reconoce que en la actualidad empresarios jóvenes tratan de romper el molde en múltiples escenarios, muchos de ellos con tecnología, otros con la prestación de servicios o con productos innovadores. Sin embargo, eso no es una garantía de éxito.

Por eso la posibilidad de franquiciar su propio negocio es una hoja de ruta que hace eco con gente joven, según explica Ramón Engaña.

"La juventud (empresarial) hoy tiene una cantidad de ideas impresionante, algunas muy buenas, algunas no lo son tanto, pero tienen el ímpetu, el conocimiento y muchas ganas de hacer las cosas nuevas, pero igual y no tienen ellos un soporte atrás, entonces ¿qué haces? Ellos tienen ganas de seguir creciendo, y es cuando voltean a ver el modelo de franquicia".

Según cálculos de la Asociación existen en México aproximadamente mil 300 franquicias.

De ellas sólo 600 están validadas y reguladas en su modelo de negocios. Durante los últimos 10 años, el número de franquicias mantiene un crecimiento a doble dígito anualmente.

Según explica Ramón, esta constante expansión se debe en primera instancia a las posibilidades que ofrece el modelo para la dispersión de una marca nueva con la llegada de franquiciantes.

La generación de una marca que le signifique algo de valor a los consumidores es una de las cosas más difíciles de realizar hoy en día, coincide Ramón.

Mientras los mercados se vuelven más competidos, los consumidores son más exigentes y están mejor informados, armados con celular en mano.

Así los nuevos empresarios han ido reconociendo las ventajas de franquiciar su negocio o asociarse con marcas ya establecidas.

"¿Por qué poner una franquicia? La expansión es una necesidad del inversionista en general. Puedo tener muchas ganas de hacer las cosas, pero no lograrlo si mi capital es limitado.


"La gente está desarrollando muchísimas cosas, desde franquicias intangibles como de aplicaciones, franquicias de creaciones nuevas que ellos están haciendo y ahí es desarrollar su modelo de franquicia, hacer una franquicia profesional, estructurada, validada, y que tenga el asesoramiento de primer mundo".

Según refiere, en muchas ocasiones los empresarios jóvenes emprenden sin conocer su mercado o tienen productos y servicios que no necesariamente ofrecen una experiencia y conceptos lo suficientemente atractivos.

Antes de querer inventar el "hilo negro", dice, pueden considerar la opción de convertirse en franquiciantes de una marca ya conocida.

"Una franquicia es un negocio probado y comprobado. Si abres un restaurante que se llame Ramón Pizza sus posibilidades de éxito al quinto año son entre un 15 y 20 por ciento como máximo".

"Si traes una franquicia con un nombre reconocido, con procedimientos, con procesos, con todo perfectamente estructurado el porcentaje se voltea y tienes un 85 por ciento de probabilidad de éxito al quinto año. Depende de qué quieras".

DE AVIADOR A PIZZERO

Ramón Egaña egresó de la escuela de aviación en el ocaso del sexenio de José López Portillo y en el crepúsculo de una de las más grandes crisis económicas que México ha experimentado.

Con el cierre de vacantes para pilotos y de oportunidades en general, Ramón terminó buscando trabajo dentro de Operadora Vips como contador de unidad.

"Yo soy de los anticuados que come a diario, entonces tuve que trabajar y no lo he superado aún". Escaló a administrador de restaurante y luego como subgerente y gerente de sucursal. Para 1993 aterrizó en Pizza Hut como gerente de Área.

Junto con McDonald's y Kentucky Fried Chicken, Pizza Hut era parte de una primera generación de franquicias estadounidenses que había llegado al terreno virgen de México a inicios de la década de los 90.

"En ese entonces había un ambiente de mucho interés en el desarrollo, tanto económico como personal de toda la gente que éramos jóvenes en ese momento.

Una franquicia de Sushi Itto puede costar hasta cinco millones de pesos, pero la probabilidad de éxito es de 85 por ciento, según la AMF / Foto: Ernesto Muñoz

"La llegada de las cadenas americanas era porque México era un mercado que no estaba explotado desde ningún punto de vista.

"Esa necesidad que tenía el público en general fue lo que hizo que se diera ese desarrollo y ese voltear a ver qué negocio traemos a México".

Durante casi 20 años Ramón fue escalando en el organigrama de Pizza Hut, de Kentucky, inició su propia cadena de hamburguesas y regresó a Operadora Vips como supervisor de distrito.

En 2009 Benedetti's Pizza lo llamó para construir su estrategia de desarrollo de franquicias, periodo en el que ayudó a expandir la marca a 40 nuevos puntos, y más tarde, en 2013, hizo lo mismo para la cadena Sushi Itto.

Ramón en buena parte es responsable de que ahora haya chiles en las pizzas, pero se desentiende de la piña ("a mí la pizza hawaiana nomás, no").

"El cliente decía 'ponle chilito, ponle algo', es cuando se empiezan a desarrollar nuevos productos, pero originalmente las franquicias llegaban con su portafolio y después vinieron las adaptaciones".

MÁS SABE EL DIABLO

El modelo de franquicias tiene sus limitantes, reconoce Ramón. En primera instancia, a medida que una franquicia crece de manera agresiva en muchos casos, los estándares de los procesos suelen decaer, los mercados son saturados, así como los elevados costos que puede llegar a tener una franquicia reconocida.

Una franquicia de Sushi Itto, por ejemplo, puede llegar a costar hasta cinco millones de pesos, además requieren de un mínimo de metros cuadrados para cada local.

Pero lo más importante, remarca Ramón, es que no todos los negocios son franquiciables. Específicamente, precisa, aquellos que buscan la exclusividad y no la masividad.

"¿Qué pasa por ejemplo con (el restaurante del chef Enrique Olvera) Poujol? No es un negocio franquiciable porque realmente no estás franquciando el restaurante, estás franquiciando a una persona, y la persona no es franquiciable.

"Entre más fancy eres tu negocio es menos franquiciable, porque vas a mercados muy específicos y clientela muy específica y la franquicia parte de lo que busca es masificar y llegar a todos los rincones.

"Para eso están los consultores, que su especialidad y su trabajo es hacerte ver ese tipo de situaciones y desarrollar tu concepto de negocio".

Al final del día, dice Ramón, los emprendedores son los que tienen la última palabra sobre su proyecto.

Ellos deciden si apuestan por la exclusividad o por la masividad. El éxito se puede obtener por ambos caminos, pero advierte que si uno centra su negocio en "modas", o tendencias pasajeras, lo más probable es que un negocio no se mantenga por mucho tiempo a flote.

Para un negocio nuevo –dice– se necesita ofrecer algo que para el consumidor en cualquier giro sea, algo diferente y nuevo, pero con larga vida dentro de los gustos y estilos de vida.

-¿Qué recomiendas entonces para los jóvenes que quieren ser Mark Zuckerberg (de Facebook)?

Que analicen muy bien su producto, que tengan muy claro qué es su producto y qué es lo que quieren hacer, a dónde llegar o cómo llegar.

"Aunque quieras romper el molde, necesitas consejo. Mucho. A la gente joven no le gusta eso, pero acérquense a la gente de experiencia, algún consejo que les den les va a a servir.

"Y que no cejen en su intento de hacerlo, eso es algo importantísimo si tú estás convencido de lo que quieres hacer. Acepta observaciones del medio externo y métele con todo. Eso lo puedo decir hoy, si a mí ese consejo me lo hubieran dado cuando tenía yo tu edad quién sabe qué hubiera sido de mí", reflexiona Ramón.

Finanzas

En 10 años, gobierno federal pagó 6.6 mdd a calificadoras

En los últimos 10 años Fitch Ratings, Moody´s y S&P han evaluado el riesgo crediticio del país

Mundo

[Video] Tres muertos al caer avioneta en Brasil

La aeronave siniestrada era un modelo SR20 de la marca Cirrus Design y había sido fabricada en 2007

Mundo

Fundador de WikiLeaks, Julian Assange, comparece ante tribunal en Londres

Assange, de 48 años, se enfrenta a 18 cargos en EU, incluida una conspiración para hackear computadores del gobierno y violar una ley de espionaje

Mundo

[Fotos] Encuentran 30 momias, con más de tres mil años, en Egipto

El descubrimiento de tumbas con ataúdes y restos humanos es el más importante desde el siglo XIX

CDMX

Atropellan a cuatro sobre Paseo de la Reforma

Tres personas y un motociclista fueron arrollados luego de que el carro se pasara el alto

Arte

El pintor mexicano Gilberto Aceves fallece a los 88 años

El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura confirmó la noticia, mientras que la Secretaría de Cultura lamentó el deceso

Mundo

[Video] Tres muertos al caer avioneta sobre vehículos estacionados en Brasil

La aeronave siniestrada era un modelo SR20 de la marca Cirrus Design y había sido fabricada en 2007

Mundo

Fundador de WikiLeaks, Julian Assange, comparece ante tribunal en Londres

Assange, de 48 años, se enfrenta a 18 cargos en EU, incluida una conspiración para hackear computadores del gobierno y violar una ley de espionaje

Sociedad

Fiebre por comprar escapulario que portaba Ovidio Guzmán

Minutos después de circular la foto de Ovidio Guzmán López en redes con la imagen religiosa en el pecho, réplicas de esta se vendían por doquier