/ miércoles 15 de noviembre de 2017

El buen presupuesto: efectivo, tarjeta de crédito o mensualidades ¿qué te conviene más?

Aprovecha a las distintas formas de pago sin destruir nuestras finanzas personales.

El mosaico de productos que estarán a tu mano durante el fin de semana más “barato” de México, traerá consigo un montón de oportunidades de pago. No te dejes a pantallar por los meses sin interés, contempla las ventajas que existen en las distintas formas saldar la deuda.

Te damos las recomendaciones para las tres formas diferentes: efectivo, tarjeta de crédito y mensualidades.

Efectivo

Es la opción más ordenada, ya que puedes tomar el porcentaje que destinaste a gastos personales. Puede ser que utilices todo el porcentaje o sólo una porción; te servirá para no gastar de más. Con esta opción es más difícil que afectes tu balance.

Tarjeta de crédito

Lo más importante es que la sepas usar. Debes de conocer tus montos mínimos de pago, crédito disponible, así como fechas de corte. Una vez que ya conoces esa información, sobretodo, tu mínimo de pago, es muy importante para que veas si lo puedes cubrir con lo destinado a tus gastos básicos. El tener al corriente tus pagos de la tarjeta, aunque solo cubras el mínimo, te ayuda para mantener tu línea de crédito.

Pagar el mínimo con el tiempo no es una buena práctica financiera, debe de ser tu última alternativa. Mientas más pequeños sean los pagos que realizas, más tiempo tardarás en liquidar tu adeudo. Debes de tomar en cuenta los intereses que se te van acumulando, lo que genera que al final el monto que pagues sea mucho mayor a la deuda inicial.

Foto: Creative commons

 

Mensualidades

Son recomendadas para bienes de costo elevado, cantidades que no tengas de contado en ese momento. Tienen sus beneficios si son utilizados de manera adecuada. Los problemas con este tipo de pago se generan cuando te excedes y empiezas a comprometer tus ingresos futuros; además que puedes llegar a perder el control y si te empiezas a retrasar con los pagos, acabarás pagando intereses y tu esquema de deuda será mucho mayor.

Así que antes de gastar tu dinero, razona tu compra. ¿Realmente necesitas esa nueva adquisición? No lo compres sólo porque está de promoción. Cerciórate que podrás cubrir las mensualidades e intereses; así podrás obtener los mejores beneficios en este Buen Fin sin tener que seguir pagando hasta el próximo año. ¡Felices compras!

DESTACADO

ABONA

Realiza el pago mínimo mensual de tu estado de cuenta, eso reducirá el plazo de tu deuda

ORIGEN

La primera tarjeta de crédito se imprimió en Nueva York en el año de 1950; estaba hecha de papel

UNIFICACIÓN

Todos los plásticos tienen medida estándar de 85.60 mm x 53.98 mm

No te pierdas nuestra Guía para el #BuenFin:

 

 

El mosaico de productos que estarán a tu mano durante el fin de semana más “barato” de México, traerá consigo un montón de oportunidades de pago. No te dejes a pantallar por los meses sin interés, contempla las ventajas que existen en las distintas formas saldar la deuda.

Te damos las recomendaciones para las tres formas diferentes: efectivo, tarjeta de crédito y mensualidades.

Efectivo

Es la opción más ordenada, ya que puedes tomar el porcentaje que destinaste a gastos personales. Puede ser que utilices todo el porcentaje o sólo una porción; te servirá para no gastar de más. Con esta opción es más difícil que afectes tu balance.

Tarjeta de crédito

Lo más importante es que la sepas usar. Debes de conocer tus montos mínimos de pago, crédito disponible, así como fechas de corte. Una vez que ya conoces esa información, sobretodo, tu mínimo de pago, es muy importante para que veas si lo puedes cubrir con lo destinado a tus gastos básicos. El tener al corriente tus pagos de la tarjeta, aunque solo cubras el mínimo, te ayuda para mantener tu línea de crédito.

Pagar el mínimo con el tiempo no es una buena práctica financiera, debe de ser tu última alternativa. Mientas más pequeños sean los pagos que realizas, más tiempo tardarás en liquidar tu adeudo. Debes de tomar en cuenta los intereses que se te van acumulando, lo que genera que al final el monto que pagues sea mucho mayor a la deuda inicial.

Foto: Creative commons

 

Mensualidades

Son recomendadas para bienes de costo elevado, cantidades que no tengas de contado en ese momento. Tienen sus beneficios si son utilizados de manera adecuada. Los problemas con este tipo de pago se generan cuando te excedes y empiezas a comprometer tus ingresos futuros; además que puedes llegar a perder el control y si te empiezas a retrasar con los pagos, acabarás pagando intereses y tu esquema de deuda será mucho mayor.

Así que antes de gastar tu dinero, razona tu compra. ¿Realmente necesitas esa nueva adquisición? No lo compres sólo porque está de promoción. Cerciórate que podrás cubrir las mensualidades e intereses; así podrás obtener los mejores beneficios en este Buen Fin sin tener que seguir pagando hasta el próximo año. ¡Felices compras!

DESTACADO

ABONA

Realiza el pago mínimo mensual de tu estado de cuenta, eso reducirá el plazo de tu deuda

ORIGEN

La primera tarjeta de crédito se imprimió en Nueva York en el año de 1950; estaba hecha de papel

UNIFICACIÓN

Todos los plásticos tienen medida estándar de 85.60 mm x 53.98 mm

No te pierdas nuestra Guía para el #BuenFin: