/ lunes 10 de abril de 2017

El Gobierno rebasó su gasto; en el primer bimestre fue mayor en 49 mmdp: CEESP

  • Solo en el primer bimestre, el monto es mayor en 49 mil 380 mdp

Juan Garcíaheredia

El Gobierno federal rebasó en 49 mil 380.7 millones de pesos el presupuesto para su gasto público aprobado por el Congreso de la Unión para el primer bimestre de 2017, lo cual abona a la incertidumbre de poder lograr las metas de balance al cierre del ejercicio, según informes del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP). De estos recursos adicionales, 71.0 por ciento provino del incremento de 5.2 por ciento en los ingresos no petroleros, especialmente por el alza de 4.7 por ciento de los tributarios, que generaron el 52.6 por ciento de este aumento en los ingresos.

“No hay duda que en materia de ingresos el sector público ha tenido un buen inicio del año, incluso también mejor a lo que se preveía en el programa económico”, subrayó dicho Centro de Estudios en un Análisis Económico Ejecutivo donde sin embargo se expone que, en materia de gasto, aunque se aprecia un mejor desempeño en la asignación de los recursos, las cifras continúan mostrando presiones para las finanzas públicas.

“Un aspecto que puede ser preocupante es que el gasto público siguió por arriba de lo aprobado por el Congreso, lo cual abona a la incertidumbre de poder lograr las metas de balance al cierre del ejercicio. Las cifras indican que el gasto total del sector público en el primer bimestre del año superó en 49 mil 380.7 lo aprobado para ese periodo”, recalcó el CEESP, al tiempo de plantear que “los ingresos adicionales a lo programado deberían canalizarse a reducir más el déficit y no ser utilizados en gasto”.

El Centro de Estudios aclaró que las operaciones del sector público en los dos primeros meses del año resultaron deficitarias en 31 mil 543.6, poco menos de la mitad del déficit reportado el año pasado de 70 mil 096.7.

“Un aspecto que llama la atención y que puede ir generando una percepción más favorable sobre las acciones para fortalecer las finanzas del país, es el registro de un superávit primario equivalente a 39 mil 683.6 casi la mitad del objetivo para todo el año de un superávit de 78 mil 190.6, que como porcentaje del PIB (Producto Interno Bruto) representa 0.4 por ciento”, se acentuó en el citado Análisis.

“No hay duda -puntualiza la información-, de que lograr este objetivo de balance primario es relevante, pero también hay que insistir que no es suficiente para lograr que la deuda pública tenga una disminución importante”.

  • Solo en el primer bimestre, el monto es mayor en 49 mil 380 mdp

Juan Garcíaheredia

El Gobierno federal rebasó en 49 mil 380.7 millones de pesos el presupuesto para su gasto público aprobado por el Congreso de la Unión para el primer bimestre de 2017, lo cual abona a la incertidumbre de poder lograr las metas de balance al cierre del ejercicio, según informes del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP). De estos recursos adicionales, 71.0 por ciento provino del incremento de 5.2 por ciento en los ingresos no petroleros, especialmente por el alza de 4.7 por ciento de los tributarios, que generaron el 52.6 por ciento de este aumento en los ingresos.

“No hay duda que en materia de ingresos el sector público ha tenido un buen inicio del año, incluso también mejor a lo que se preveía en el programa económico”, subrayó dicho Centro de Estudios en un Análisis Económico Ejecutivo donde sin embargo se expone que, en materia de gasto, aunque se aprecia un mejor desempeño en la asignación de los recursos, las cifras continúan mostrando presiones para las finanzas públicas.

“Un aspecto que puede ser preocupante es que el gasto público siguió por arriba de lo aprobado por el Congreso, lo cual abona a la incertidumbre de poder lograr las metas de balance al cierre del ejercicio. Las cifras indican que el gasto total del sector público en el primer bimestre del año superó en 49 mil 380.7 lo aprobado para ese periodo”, recalcó el CEESP, al tiempo de plantear que “los ingresos adicionales a lo programado deberían canalizarse a reducir más el déficit y no ser utilizados en gasto”.

El Centro de Estudios aclaró que las operaciones del sector público en los dos primeros meses del año resultaron deficitarias en 31 mil 543.6, poco menos de la mitad del déficit reportado el año pasado de 70 mil 096.7.

“Un aspecto que llama la atención y que puede ir generando una percepción más favorable sobre las acciones para fortalecer las finanzas del país, es el registro de un superávit primario equivalente a 39 mil 683.6 casi la mitad del objetivo para todo el año de un superávit de 78 mil 190.6, que como porcentaje del PIB (Producto Interno Bruto) representa 0.4 por ciento”, se acentuó en el citado Análisis.

“No hay duda -puntualiza la información-, de que lograr este objetivo de balance primario es relevante, pero también hay que insistir que no es suficiente para lograr que la deuda pública tenga una disminución importante”.