/ martes 9 de febrero de 2021

En riesgo de cierre, 25% de las librerías

Las ventas online se triplicaron, pero no alcanza para mantener los negocios a flote, advierte el sector

Al menos una cuarta parte de las librerías del país está en riesgo de quiebra debido a los cierres obligados por el semáforo epidemiológico en rojo en diversos estados, advirtió la Asociación de Librerías de México (Almac).

Tan sólo en la Ciudad de México y el Estado de México, entidades que están en semáforo rojo desde el 18 de diciembre, se concentra 37 por ciento de más de mil 500 librerías que hay en todo el país.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Georgina Abud, directora de la Almac, contó a El Sol de México que esta es una estimación conservadora, ya que incluso el cierre de estos establecimiento podría ser de 30 por ciento en todo el país.

“Estamos en una situación crítica, muy complicada, vamos a cumplir un año cerrados pero seguimos pagando rentas y nóminas (...) Ya antes de la pandemia estábamos en una situación complicada, pero ahora ha sido muy difícil”, comentó.

Abud recordó que a mediados del año pasado se calculaba que 20 por ciento de las librerías tendrían que cerrar a causa de la crisis, pero con el paso del tiempo los pronósticos empeoran.

El cierre de estos establecimientos ha provocado un desplome en la venta de libros, que es el pilar de todas las industrias en torno al sector editorial.

De acuerdo con datos de Nielsen Bookscan México, la venta de libros en el país disminuyó 23.5 por ciento en volumen y 20 por ciento en valor.

Juan Luis Arzoz, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), destacó que muchos sectores de la economía están relacionados con la industria del libro, lo que incluye a las imprentas, papelerías, distribuidores y diseñadores.

“Al no estar abiertas las librerías, que son la fuente de ingresos de toda la cadena productiva editorial, no hay manera que sostener a estos sectores”, refirió.

El directivo apuntó a este diario que 90 por ciento de las distribuidoras de libros se concentra en el Valle de México, por lo que al estar cerradas por el semáforo rojo les resulta imposible abastecer a las librerías en los estados que están en naranja, amarillo o verde.

Ante ello, diversos actores de la industria editorial y librera publicaron hace unos días una carta dirigida al gobierno federal para que la cadena del libro sea ratificada como actividad esencial.

La misiva recordó que en el Diario Oficial de la Federación (DOF) del 3 de agosto del año pasado se reconoció a las librerías como actividad esencial, e hizo un llamado para ratificarlas como tal.

“Para satisfacer las necesidades de lectura del país es indispensable lograr que la planta productiva en su conjunto se mantenga trabajando”, dice la carta.

La directora de la Almac se dijo sorprendida de que hace unos meses las librerías fueron nombradas como actividad esencial y ahora, tras este nuevo encierro, dijo, ya ni siquiera son mencionadas por las autoridades.

Reconoció que si bien las editoriales y librerías han logrado rescatar algo con las ventas electrónicas, las cuales se han triplicado, éstas no alcanzan a cubrir las necesidades de ventas para mantener a flote los negocios.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music

Al menos una cuarta parte de las librerías del país está en riesgo de quiebra debido a los cierres obligados por el semáforo epidemiológico en rojo en diversos estados, advirtió la Asociación de Librerías de México (Almac).

Tan sólo en la Ciudad de México y el Estado de México, entidades que están en semáforo rojo desde el 18 de diciembre, se concentra 37 por ciento de más de mil 500 librerías que hay en todo el país.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Georgina Abud, directora de la Almac, contó a El Sol de México que esta es una estimación conservadora, ya que incluso el cierre de estos establecimiento podría ser de 30 por ciento en todo el país.

“Estamos en una situación crítica, muy complicada, vamos a cumplir un año cerrados pero seguimos pagando rentas y nóminas (...) Ya antes de la pandemia estábamos en una situación complicada, pero ahora ha sido muy difícil”, comentó.

Abud recordó que a mediados del año pasado se calculaba que 20 por ciento de las librerías tendrían que cerrar a causa de la crisis, pero con el paso del tiempo los pronósticos empeoran.

El cierre de estos establecimientos ha provocado un desplome en la venta de libros, que es el pilar de todas las industrias en torno al sector editorial.

De acuerdo con datos de Nielsen Bookscan México, la venta de libros en el país disminuyó 23.5 por ciento en volumen y 20 por ciento en valor.

Juan Luis Arzoz, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), destacó que muchos sectores de la economía están relacionados con la industria del libro, lo que incluye a las imprentas, papelerías, distribuidores y diseñadores.

“Al no estar abiertas las librerías, que son la fuente de ingresos de toda la cadena productiva editorial, no hay manera que sostener a estos sectores”, refirió.

El directivo apuntó a este diario que 90 por ciento de las distribuidoras de libros se concentra en el Valle de México, por lo que al estar cerradas por el semáforo rojo les resulta imposible abastecer a las librerías en los estados que están en naranja, amarillo o verde.

Ante ello, diversos actores de la industria editorial y librera publicaron hace unos días una carta dirigida al gobierno federal para que la cadena del libro sea ratificada como actividad esencial.

La misiva recordó que en el Diario Oficial de la Federación (DOF) del 3 de agosto del año pasado se reconoció a las librerías como actividad esencial, e hizo un llamado para ratificarlas como tal.

“Para satisfacer las necesidades de lectura del país es indispensable lograr que la planta productiva en su conjunto se mantenga trabajando”, dice la carta.

La directora de la Almac se dijo sorprendida de que hace unos meses las librerías fueron nombradas como actividad esencial y ahora, tras este nuevo encierro, dijo, ya ni siquiera son mencionadas por las autoridades.

Reconoció que si bien las editoriales y librerías han logrado rescatar algo con las ventas electrónicas, las cuales se han triplicado, éstas no alcanzan a cubrir las necesidades de ventas para mantener a flote los negocios.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music

Sociedad

Abdala sólo es compatible con tres vacunas aplicadas en México

La vacuna cubana aprobada por nuestro país sólo funciona como refuerzo de Sputnik, Pfizer y Moderna, que se aplicaron en México

CDMX

Los chilangos se guardan en casa ante cuarta ola de Covid

Tanto en calles y avenidas como en el transporte público los viajes han disminuido 27 por ciento

Política

Marina contuvo 28.8 millones de ciberataques en siete años

Especialista advierte los peligros de que la información de la Semar llegue a criminales

Sociedad

#Soy Bajo Observación | ¿Qué tan pro LGBT+ somos en México?

El 30% de la población en México se identifica con alguna preferencia LGBT+

Gossip

En defensa de la libertad de expresión

La cineasta Juliana Fanjul presenta un documental que sigue la lucha de Carmen Aristegui, tras la censura que sufrió en 2015

Mundo

#Soy | Kannazuki no Miko rompe las barreras del idioma

Se trata del primer anime protagonizado por lesbianas que es doblado al idioma español

Realeza

El príncipe Carlos desea tener a sus nietos de vuelta en casa

El heredero a la corona británica extiende una invitación a su hijo y nuera a que se alojen en su casa la próxima vez que visiten el Reino Unido

Mundo

#Soy | Joyería que conecta con lo más profundo

“Alba” la nueva colección de joyería de Sangre de mi Sangre presenta piezas inspiradas en el renacimiento y la naturaleza

Gossip

Christina Aguilera rinde homenaje a Chavela Vargas y Vicente Fernández

La cantante se reencuentra con el idioma español en el lanzamiento de La fuerza, el primero de tres EP’s; incluye el tema La reina que dedica al Charro de Huentitán