/ jueves 21 de marzo de 2024

EU incentiva a Intel; invertirá 100 mil mdd

El gobierno de Joe Biden busca reducir el poder de China en la industria y ampliar la producción en Arizona, Ohio, Nuevo México y Oregón

SANTA CLARA, California. Intel está planeando un gasto de 100 mil millones de dólares en cuatro entidades de Estados Unidos para construir y ampliar fábricas de semiconductores, luego de obtener apoyos fiscales por parte del gobierno de Joe Biden.

La Casa Blanca anunció un paquete de ayuda financiera y subvenciones por 19 mil 500 millones de dólares para que el gigante estadounidense aumente su producción de semiconductores, componente esencial para el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA).

Te puede interesar: México necesita electrónicos

Se trata de la mayor cantidad de asistencia financiera anunciada por la administración del presidente demócrata y que busca hacer frente al poder que tiene China sobre ese sector.

“El Departamento de Comercio ha llegado a un acuerdo preliminar con Intel para proporcionar hasta ocho mil 500 millones de dólares en financiación directa y 11 mil millones de dólares en créditos al amparo de la Ley de Chips y Ciencia”, informó la Casa Blanca en un comunicado el miércoles.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Biden decidió hacer este anuncio en Arizona durante un viaje enmarcado en su campaña electoral de cara a los comicios de noviembre, en los que busca su reelección, tratando de apuntalar su imagen en estados que probablemente serán decisivos para su revancha ante el expresidente republicano Donald Trump.

La financiación anunciada por Biden se utilizará “para construir y ampliar la infraestructura de Intel en Arizona, Ohio, Nuevo México y Oregón”, precisó el gobierno.

Con esta inversión se espera la creación de cerca de 30 mil empleos directos y “el mantenimiento a decenas de miles de puestos de trabajo indirectos”.

La pieza central del plan de gasto quinquenal de Intel es convertir campos vacíos cerca de Columbus, Ohio, en lo que el director ejecutivo Pat Gelsinger describió a los periodistas el martes como “el sitio de fabricación de chips de IA más grande del mundo” a partir de 2027.

El plan de Intel también incluirá la renovación de sitios en Nuevo México y Oregón, y la expansión de operaciones en Arizona, donde su antiguo rival Taiwan Semiconductor Manufacturing está construyendo una enorme fábrica que espera reciba financiación del impulso del presidente Joe Biden para traer de vuelta la fabricación de semiconductores avanzados a Estados Unidos. Los fondos proporcionados por el plan de Biden para un renacimiento más amplio de la fabricación de chips contribuirán en gran medida a ayudar a Intel a reparar su modelo de negocio herido.

Durante décadas, Intel lideró el mundo en la fabricación de semiconductores más rápidos y más pequeños, vendiéndolos a un precio superior e invirtiendo las ganancias en más investigación y desarrollo para mantenerse a la vanguardia.

Pero Intel perdió esa ventaja de fabricación en la década de 2010 ante TSMC y sus márgenes de ganancias se desplomaron cuando redujo los precios para mantener la participación de mercado con productos inferiores.

Gelsinger anunció un plan en 2021 para devolver a Intel a la posición número uno, pero para que el plan sea rentable, ha dicho que necesitaría apoyo del gobierno. Con esa ayuda en la mano, ha llegado el momento de que Intel gaste. Gelsinger dijo que alrededor de 30 por ciento del plan de 100 mil millones de dólares se gastará en costos de construcción como mano de obra, tuberías y concreto.

El resto se destinará a la compra de herramientas de fabricación de chips de empresas como ASML, Electrón de Tokio, Materiales Aplicados y ELK, entre otros.

Esas herramientas ayudarán a que el sitio de Ohio esté en línea para 2027 o 2028, aunque Gelsinger advirtió que el cronograma podría retrasarse si el mercado de chips se hunde.

Gelsinger ha dicho en otras ocasiones que probablemente será necesaria una segunda ronda de financiación estadounidense para fábricas de chips para restablecer a Estados Unidos como líder en la fabricación de semiconductores, lo que reiteró el martes.

“Nos tomó más de tres décadas perder esta industria. No va a recuperarse en tres a cinco años de financiación dela Ley Chips”, dijo Gelsinger, quien se refirió a la financiación a bajas tasas de interés como “capital inteligente”.

Sin embargo, incluso con el respaldo federal, Intel necesita demostrar que puede competir con sus rivales taiwaneses y coreanos más temprano que tarde, dijo Ben Bajarin, director ejecutivo de la firma de analistas Creative Strategies.

“Será importante saber cuánto tiempo más necesitará 'capital inteligente' para Intel antes de que pueda valerse por sí sola”, dijo Bajarin.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Sin embargo, en general, Intel sería el fabricante de chips más importante para los intereses estadounidenses incluso cuando sus rivales se desarrollan en el país, dijo Jimmy Goodrich, asesor de tecnología y exportación de semiconductores de RAND Corp.

“Sólo Intel tiene la fuerza laboral, la tecnología y la cadena de suministro que se centra en gran medida en Estados Unidos. Entonces, si bien lo que TSMC y Samsung están haciendo aquí es importante y debe ser bienvenido, también es importante tener un equipo local fuerte”, dijo.

SANTA CLARA, California. Intel está planeando un gasto de 100 mil millones de dólares en cuatro entidades de Estados Unidos para construir y ampliar fábricas de semiconductores, luego de obtener apoyos fiscales por parte del gobierno de Joe Biden.

La Casa Blanca anunció un paquete de ayuda financiera y subvenciones por 19 mil 500 millones de dólares para que el gigante estadounidense aumente su producción de semiconductores, componente esencial para el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA).

Te puede interesar: México necesita electrónicos

Se trata de la mayor cantidad de asistencia financiera anunciada por la administración del presidente demócrata y que busca hacer frente al poder que tiene China sobre ese sector.

“El Departamento de Comercio ha llegado a un acuerdo preliminar con Intel para proporcionar hasta ocho mil 500 millones de dólares en financiación directa y 11 mil millones de dólares en créditos al amparo de la Ley de Chips y Ciencia”, informó la Casa Blanca en un comunicado el miércoles.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Biden decidió hacer este anuncio en Arizona durante un viaje enmarcado en su campaña electoral de cara a los comicios de noviembre, en los que busca su reelección, tratando de apuntalar su imagen en estados que probablemente serán decisivos para su revancha ante el expresidente republicano Donald Trump.

La financiación anunciada por Biden se utilizará “para construir y ampliar la infraestructura de Intel en Arizona, Ohio, Nuevo México y Oregón”, precisó el gobierno.

Con esta inversión se espera la creación de cerca de 30 mil empleos directos y “el mantenimiento a decenas de miles de puestos de trabajo indirectos”.

La pieza central del plan de gasto quinquenal de Intel es convertir campos vacíos cerca de Columbus, Ohio, en lo que el director ejecutivo Pat Gelsinger describió a los periodistas el martes como “el sitio de fabricación de chips de IA más grande del mundo” a partir de 2027.

El plan de Intel también incluirá la renovación de sitios en Nuevo México y Oregón, y la expansión de operaciones en Arizona, donde su antiguo rival Taiwan Semiconductor Manufacturing está construyendo una enorme fábrica que espera reciba financiación del impulso del presidente Joe Biden para traer de vuelta la fabricación de semiconductores avanzados a Estados Unidos. Los fondos proporcionados por el plan de Biden para un renacimiento más amplio de la fabricación de chips contribuirán en gran medida a ayudar a Intel a reparar su modelo de negocio herido.

Durante décadas, Intel lideró el mundo en la fabricación de semiconductores más rápidos y más pequeños, vendiéndolos a un precio superior e invirtiendo las ganancias en más investigación y desarrollo para mantenerse a la vanguardia.

Pero Intel perdió esa ventaja de fabricación en la década de 2010 ante TSMC y sus márgenes de ganancias se desplomaron cuando redujo los precios para mantener la participación de mercado con productos inferiores.

Gelsinger anunció un plan en 2021 para devolver a Intel a la posición número uno, pero para que el plan sea rentable, ha dicho que necesitaría apoyo del gobierno. Con esa ayuda en la mano, ha llegado el momento de que Intel gaste. Gelsinger dijo que alrededor de 30 por ciento del plan de 100 mil millones de dólares se gastará en costos de construcción como mano de obra, tuberías y concreto.

El resto se destinará a la compra de herramientas de fabricación de chips de empresas como ASML, Electrón de Tokio, Materiales Aplicados y ELK, entre otros.

Esas herramientas ayudarán a que el sitio de Ohio esté en línea para 2027 o 2028, aunque Gelsinger advirtió que el cronograma podría retrasarse si el mercado de chips se hunde.

Gelsinger ha dicho en otras ocasiones que probablemente será necesaria una segunda ronda de financiación estadounidense para fábricas de chips para restablecer a Estados Unidos como líder en la fabricación de semiconductores, lo que reiteró el martes.

“Nos tomó más de tres décadas perder esta industria. No va a recuperarse en tres a cinco años de financiación dela Ley Chips”, dijo Gelsinger, quien se refirió a la financiación a bajas tasas de interés como “capital inteligente”.

Sin embargo, incluso con el respaldo federal, Intel necesita demostrar que puede competir con sus rivales taiwaneses y coreanos más temprano que tarde, dijo Ben Bajarin, director ejecutivo de la firma de analistas Creative Strategies.

“Será importante saber cuánto tiempo más necesitará 'capital inteligente' para Intel antes de que pueda valerse por sí sola”, dijo Bajarin.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Sin embargo, en general, Intel sería el fabricante de chips más importante para los intereses estadounidenses incluso cuando sus rivales se desarrollan en el país, dijo Jimmy Goodrich, asesor de tecnología y exportación de semiconductores de RAND Corp.

“Sólo Intel tiene la fuerza laboral, la tecnología y la cadena de suministro que se centra en gran medida en Estados Unidos. Entonces, si bien lo que TSMC y Samsung están haciendo aquí es importante y debe ser bienvenido, también es importante tener un equipo local fuerte”, dijo.

Mundo

México rechaza firmar declaración conjunta en la Cumbre de la Paz

En la Cumbre de la Paz, México exigió que las negociaciones involucren a Rusia y sean bajo el paraguas de la ONU

Política

PAN y PRI rechazan foros simulados de Morena para reformar Poder Judicial

Los dirigentes del PRI y el PAN coincidieron en que reformar el Poder Judicial solo será una politización extrema

Política

“Comicios fortalecieron un régimen opresor”: EPR

El Ejército Popular Revolucionario critica los resultados de la elección y rechaza la posición del nuevo gobierno ante Estados Unidos

Sociedad

Tormenta en Chetumal deja 120 colonias bajo el agua

El Ejército puso en marcha el Plan DN-III para apoyar a los damnificados de la zona

Sociedad

Más de 31 mil mexicanos buscan refugio en Canadá

Cada vez son más los connacionales que huyen a ese país por las amenazas de los cárteles de la droga

Política

Después de llegar, hay que trabajar para todas: Presidentas del Congreso

En este 2024 será la primera vez en la historia de México que los tres Poderes de la Unión estarán presididos por mujeres, pero esperan que la paridad se consolide también en ayuntamientos y cabildos