/ jueves 15 de diciembre de 2016

Expertos alertan de riesgo para América Latina por la fragilidad de economía china

BUENOS AIRES, Argentina. (EFE).- Expertos internacionales reunidos ayer en Buenos Aires alertaron que la fragilidad de China y la persistencia de la crisis en Europa, que obligará a tomar soluciones heterodoxas, suponen una incertidumbre alta para América Latina más allá de la preocupación por el rumbo futuro de los Estados Unidos (EU).

“El riesgo para todos los países de la administración de Trump es considerable”, expuso Carmen Reinhart, profesora de Harvard Kennedy School, e invitada especial de la conferencia “Nuevos desarrollos económicos y financieros: lecciones para la Argentina”.

“Ha hecho declaraciones que muestran que a él le gusta dar sorpresa. El efecto volatilidad, el efecto incertidumbre, no son elementos que contribuyan al crecimiento. Pero los riesgos para países emergentes en general no necesariamente van a venir de Estados Unidos directamente, sino indirectamente también a través de lo que pasa con China”, consideró la académica.

En un repaso sobre las perspectivas, poco “alentadoras”, de la economía global y sus impactos para los países emergentes, Reinhart llamó la atención sobre factores que hacen peligrar la salida del estancamiento de las economías de los países emergentes más allá de las decisiones que tome la Reserva Federal (Fed) de EU bajo el mandato de Trump.

“El desafío del crecimiento no es solo de las economías avanzadas sino también de los mercados emergentes”, manifestó en el simposio, organizado por el Banco Ciudad, el Comité Latinoamericano de Asuntos Financieros (CLAAF) y la Universidad Torcuato Di Tella.

En ese sentido, mencionó que China “está en una situación frágil de por sí”, lo que seguirá impactando a la baja en los precios de las commodities (materias primas) de los que depende el rumbo de muchas economías latinoamericanas, pero también en riesgos para los países que, como Argentina, han usado al país asiático para financiarse.

También destacó que, para evaluar las perspectivas de la economía mundial, hay que fijarse no solo en la intensidad que la crisis económica ha tenido en Europa, sino en su persistencia, que hace que aún muchos países estén en peligro y repercute en el conjunto del sistema.

Una salida futura de la crisis dependerá, según Reinhart, de que los Bancos Centrales realicen un esfuerzo “considerable” manteniendo bajas las tasas de interés todo lo posible aún a riesgo de elevar la inflación y de que los Estados pongan en marcha soluciones heterodoxas.

La experta fue invitada especial en la apertura de la conferencia internacional “Nuevos desarrollos económicos y financieros: lecciones para la Argentina”, que reúne hoy en Buenos Aires a expertos internacionales.

En la inauguración de esta segunda edición del encuentro intervinieron también Javier Ortiz Batalla, presidente del Banco Ciudad; Lliana Rojas-Suarez, presidenta del CLAAF, y Ernesto Schargrodsky, rector de la Universidad Torcuato Di Tella.

Los tres coincidieron en resaltar en que en el año que pasó desde la primera conferencia --coincidente con el primer año de Gobierno de Mauricio Macri--, Argentina ha vivido un proceso de cambio para salir de profundos desajustes macroeconómicos heredados del periodo kirchnerista (2003-2015) y ha iniciado su reinserción en el mercado mundial.

“(Este evento) nos encuentra próximos a terminar un año muy especial signado por una palabra, cambio”, apuntó Ortiz.

La conferencia busca que, en ese nuevo contexto, Argentina explore las claves sobre “cómo navegar nuevas aguas” dentro de “un panorama internacional cambiante”, para “resolver la trampa de alto endeudamiento y bajo crecimiento”, en palabras de Schargrodsky.

BUENOS AIRES, Argentina. (EFE).- Expertos internacionales reunidos ayer en Buenos Aires alertaron que la fragilidad de China y la persistencia de la crisis en Europa, que obligará a tomar soluciones heterodoxas, suponen una incertidumbre alta para América Latina más allá de la preocupación por el rumbo futuro de los Estados Unidos (EU).

“El riesgo para todos los países de la administración de Trump es considerable”, expuso Carmen Reinhart, profesora de Harvard Kennedy School, e invitada especial de la conferencia “Nuevos desarrollos económicos y financieros: lecciones para la Argentina”.

“Ha hecho declaraciones que muestran que a él le gusta dar sorpresa. El efecto volatilidad, el efecto incertidumbre, no son elementos que contribuyan al crecimiento. Pero los riesgos para países emergentes en general no necesariamente van a venir de Estados Unidos directamente, sino indirectamente también a través de lo que pasa con China”, consideró la académica.

En un repaso sobre las perspectivas, poco “alentadoras”, de la economía global y sus impactos para los países emergentes, Reinhart llamó la atención sobre factores que hacen peligrar la salida del estancamiento de las economías de los países emergentes más allá de las decisiones que tome la Reserva Federal (Fed) de EU bajo el mandato de Trump.

“El desafío del crecimiento no es solo de las economías avanzadas sino también de los mercados emergentes”, manifestó en el simposio, organizado por el Banco Ciudad, el Comité Latinoamericano de Asuntos Financieros (CLAAF) y la Universidad Torcuato Di Tella.

En ese sentido, mencionó que China “está en una situación frágil de por sí”, lo que seguirá impactando a la baja en los precios de las commodities (materias primas) de los que depende el rumbo de muchas economías latinoamericanas, pero también en riesgos para los países que, como Argentina, han usado al país asiático para financiarse.

También destacó que, para evaluar las perspectivas de la economía mundial, hay que fijarse no solo en la intensidad que la crisis económica ha tenido en Europa, sino en su persistencia, que hace que aún muchos países estén en peligro y repercute en el conjunto del sistema.

Una salida futura de la crisis dependerá, según Reinhart, de que los Bancos Centrales realicen un esfuerzo “considerable” manteniendo bajas las tasas de interés todo lo posible aún a riesgo de elevar la inflación y de que los Estados pongan en marcha soluciones heterodoxas.

La experta fue invitada especial en la apertura de la conferencia internacional “Nuevos desarrollos económicos y financieros: lecciones para la Argentina”, que reúne hoy en Buenos Aires a expertos internacionales.

En la inauguración de esta segunda edición del encuentro intervinieron también Javier Ortiz Batalla, presidente del Banco Ciudad; Lliana Rojas-Suarez, presidenta del CLAAF, y Ernesto Schargrodsky, rector de la Universidad Torcuato Di Tella.

Los tres coincidieron en resaltar en que en el año que pasó desde la primera conferencia --coincidente con el primer año de Gobierno de Mauricio Macri--, Argentina ha vivido un proceso de cambio para salir de profundos desajustes macroeconómicos heredados del periodo kirchnerista (2003-2015) y ha iniciado su reinserción en el mercado mundial.

“(Este evento) nos encuentra próximos a terminar un año muy especial signado por una palabra, cambio”, apuntó Ortiz.

La conferencia busca que, en ese nuevo contexto, Argentina explore las claves sobre “cómo navegar nuevas aguas” dentro de “un panorama internacional cambiante”, para “resolver la trampa de alto endeudamiento y bajo crecimiento”, en palabras de Schargrodsky.