/ viernes 24 de marzo de 2017

Impone Estados Unidos cuotas antidumping a importaciones provenientes de China

Mexichem, anunció este jueves que la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos ha encontrado que las importaciones de R-134a están causando daños materiales a la industria productora de R-134a en ese país. La decisión es producto de un año de investigación por parte del Departamento de Comercio de EU, quien encontró que las importaciones de R-134a provenientes de China, eran introducidas a la Unión Americana con precios por debajo de su valor justo.

Por ello, el 22 de febrero pasado, el Departamento de Comercio anunció que las importaciones provenientes de China de R-134a incurrieron en prácticas de dumping e impuso cuotas arancelarias antidumping de entre 148.79 y 167.02 por ciento.

La decisión de la Comisión de este jueves significa que las cuotas arancelarias antidumping de entre 148.79 y 167.02 por ciento del valor serán impuestas a todas las importaciones de R-134a provenientes del país oriental.

La Coalición Americana de HFC (American HFC Coalition) considera que esta decisión se encuentra completamente respaldada por hechos. La industria desarrolló el R-134a para reemplazar una generación anterior de gases refrigerantes sin que éstos tuvieran impacto en la capa de ozono. La industria ha invertido montos sustanciales de recursos para producir R-134a en Estados Unidos para aplicaciones automotrices, aires acondicionados estacionarios y otros.

Sin embargo, las importaciones de China, que se vendieron a precios por debajo de su valor justo, incrementaron asombrosamente 100 por ciento de 2015 a 2016 y continuaron aumentando, aún después de que se presentara la solicitud de antidumping. Como resultado de las importaciones con dumping, la industria de EU ha sufrido persistentemente niveles bajos de precios y pobres resultados operativos.

La imposición de aranceles antidumping es un paso positivo para restablecer las condiciones de comercio justo en este mercado. Con estos aranceles vigentes, los productores de R-134a en Estados Unidos consideran que pueden generar un adecuado retorno sobre la inversión y continuar abasteciendo al mercado.

Mexichem, anunció este jueves que la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos ha encontrado que las importaciones de R-134a están causando daños materiales a la industria productora de R-134a en ese país. La decisión es producto de un año de investigación por parte del Departamento de Comercio de EU, quien encontró que las importaciones de R-134a provenientes de China, eran introducidas a la Unión Americana con precios por debajo de su valor justo.

Por ello, el 22 de febrero pasado, el Departamento de Comercio anunció que las importaciones provenientes de China de R-134a incurrieron en prácticas de dumping e impuso cuotas arancelarias antidumping de entre 148.79 y 167.02 por ciento.

La decisión de la Comisión de este jueves significa que las cuotas arancelarias antidumping de entre 148.79 y 167.02 por ciento del valor serán impuestas a todas las importaciones de R-134a provenientes del país oriental.

La Coalición Americana de HFC (American HFC Coalition) considera que esta decisión se encuentra completamente respaldada por hechos. La industria desarrolló el R-134a para reemplazar una generación anterior de gases refrigerantes sin que éstos tuvieran impacto en la capa de ozono. La industria ha invertido montos sustanciales de recursos para producir R-134a en Estados Unidos para aplicaciones automotrices, aires acondicionados estacionarios y otros.

Sin embargo, las importaciones de China, que se vendieron a precios por debajo de su valor justo, incrementaron asombrosamente 100 por ciento de 2015 a 2016 y continuaron aumentando, aún después de que se presentara la solicitud de antidumping. Como resultado de las importaciones con dumping, la industria de EU ha sufrido persistentemente niveles bajos de precios y pobres resultados operativos.

La imposición de aranceles antidumping es un paso positivo para restablecer las condiciones de comercio justo en este mercado. Con estos aranceles vigentes, los productores de R-134a en Estados Unidos consideran que pueden generar un adecuado retorno sobre la inversión y continuar abasteciendo al mercado.