/ lunes 17 de julio de 2017

Industria camaronera de Tamaulipas a un paso de la extinción, alertan

Por Mirna Hernández

Tampico.- La permanencia de la industria camaronera tamaulipeca, que es sostén económico de más de 15 mil familias de la zona rural y urbana, está en peligro de extinción por la caída de más del 50 por ciento de las capturas efecto del cambio climático y depredación, a lo que se agrega la construcción del gasoducto Brownsville-Tuxpan y la pronta explotación de yacimientos petrolíferos, advirtió la Federación de Sociedades Cooperativas Pesqueras del Sur de Tamaulipas.

El presidente de ese organismo, Canuto González Miranda, dijo por separado que la Cámara Nacional de la Industria Pesquera y Acuícola y el propio Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Pesca, han planteado la amenaza que se yergue sobre esa industria, que aún cuenta con una capacidad instalada de 190 embarcaciones y más de 300 plantas procesadoras de camarón.

Entérate:

A poco más de 75 días que comenzó la veda del marisco en Tamaulipas y Veracruz, los viajes de prospección de biólogos del Centro Regional de Investigación Pesquera (CRIP) adelantan que la corrida de camarón no será óptima, pues las tallas y cantidad detectadas son pequeñas, lo que empeorará una vez que comiencen la construcción y operación del gasoducto, que ya avanza en costas tamaulipecas, advirtió.

El futuro de la industria del camarón está en riesgo si el Gobierno del Estado y la Federación no toman cartas en el asunto y emprenden medidas para reducir las afectaciones que podrían empeorar, una vez que comience la exploración y producción de campos petrolíferos, a partir de los próximos dos años.

La situación de la pesca del camarón es difícil, pero se agravará porque las vedas ha demostrado que ya no funcionan, porque los llamados “cuneros” como son Laguna Madre y otras lagunas de la entidad están invadidos de pescadores furtivos, porque no hay acciones de inspección y vigilancia y entonces esa es otra causa que no se ha atendido, alertó.

Lee también:

De acuerdo con la Canaipesca en Tamaulipas, el sector aún cuenta con una capacidad instalada de más de mil 500 millones de pesos en flota camaronera, la cual genera más empleos que muchas industrias, que tal vez hayan inyectado capitales similares, lo que hace urgente que el sector oficial emprenda medidas para protegerla.

El secretario de Pesca en Tamaulipas, Raúl Ruiz, informó que ya hay negociaciones con las empresas involucradas con la construcción y operación del gasoducto, para lograr que los efectos hacia la flora y fauna marina sean menores en la entidad y reducir las afectaciones hacia especies como el camarón, que es la principal especie comercial en la entidad.

/dec

Por Mirna Hernández

Tampico.- La permanencia de la industria camaronera tamaulipeca, que es sostén económico de más de 15 mil familias de la zona rural y urbana, está en peligro de extinción por la caída de más del 50 por ciento de las capturas efecto del cambio climático y depredación, a lo que se agrega la construcción del gasoducto Brownsville-Tuxpan y la pronta explotación de yacimientos petrolíferos, advirtió la Federación de Sociedades Cooperativas Pesqueras del Sur de Tamaulipas.

El presidente de ese organismo, Canuto González Miranda, dijo por separado que la Cámara Nacional de la Industria Pesquera y Acuícola y el propio Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Pesca, han planteado la amenaza que se yergue sobre esa industria, que aún cuenta con una capacidad instalada de 190 embarcaciones y más de 300 plantas procesadoras de camarón.

Entérate:

A poco más de 75 días que comenzó la veda del marisco en Tamaulipas y Veracruz, los viajes de prospección de biólogos del Centro Regional de Investigación Pesquera (CRIP) adelantan que la corrida de camarón no será óptima, pues las tallas y cantidad detectadas son pequeñas, lo que empeorará una vez que comiencen la construcción y operación del gasoducto, que ya avanza en costas tamaulipecas, advirtió.

El futuro de la industria del camarón está en riesgo si el Gobierno del Estado y la Federación no toman cartas en el asunto y emprenden medidas para reducir las afectaciones que podrían empeorar, una vez que comience la exploración y producción de campos petrolíferos, a partir de los próximos dos años.

La situación de la pesca del camarón es difícil, pero se agravará porque las vedas ha demostrado que ya no funcionan, porque los llamados “cuneros” como son Laguna Madre y otras lagunas de la entidad están invadidos de pescadores furtivos, porque no hay acciones de inspección y vigilancia y entonces esa es otra causa que no se ha atendido, alertó.

Lee también:

De acuerdo con la Canaipesca en Tamaulipas, el sector aún cuenta con una capacidad instalada de más de mil 500 millones de pesos en flota camaronera, la cual genera más empleos que muchas industrias, que tal vez hayan inyectado capitales similares, lo que hace urgente que el sector oficial emprenda medidas para protegerla.

El secretario de Pesca en Tamaulipas, Raúl Ruiz, informó que ya hay negociaciones con las empresas involucradas con la construcción y operación del gasoducto, para lograr que los efectos hacia la flora y fauna marina sean menores en la entidad y reducir las afectaciones hacia especies como el camarón, que es la principal especie comercial en la entidad.

/dec