/ lunes 30 de enero de 2017

Insta la ANIERM a no caer en especulaciones tras declaraciones de Trump

Tras el anuncio que hiciera el presidente de Estados Unidos (EU), Donald Trump, sobre imponer un impuesto del veinte por ciento a las importaciones desde México, Luis  Enrique Zavala, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (ANIERM), destacó que son argumentos políticos y pidió no caer en la especulación.

Explicó que EU dispone de los mecanismos para llevar a cabo medidas de salvaguarda que podrían durar de seis meses a un año.

“Estas advertencias por parte del Gobierno estadunidense están en el marco de todas las presiones que el Gobierno está haciendo en el contexto de la renegociación del Tratado de Libre comercio. Los Estados Unidos no definen con claridad cómo va a aplicar estos impuestos, lo cierto es que ellos disponen, dentro del marco del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), y de la Organización Mundial del Comercio (OMC), de medidas de salvaguarda que pueden durar hasta un año”, indicó.

En entrevista con El Sol de México, destacó que nuestro país sí considera que los fundamentos y argumentos para la imposición de estas medidas no son congruentes o ideales, y podría utilizar los mecanismos de solución de controversias y al mismo tiempo poder imponer represalias comerciales, sin embargo pidió no caer en especulaciones.

“Es imposible en este momento, sin caer en especulaciones, sobre cuál será el camino que utilizarán los Estados Unidos para imponer este porcentaje. Es un argumento político en medio de un ambiente de incertidumbre”, resaltó.

Zavala negó que lo dicho por Trump acerca de que el más beneficiado con el TLCAN ha sido México.

“No es así. Es un argumento que a lo mucho viene de estas advertencias que se dan en un escenario de confusión en las relaciones entre ambos países. Desafortunadamente las comunicaciones se dieron por una red social y a esto llevó la reacción de amenazar con la imposición de este impuesto.”

Sobre la decisión que tomara el Presidente Enrique Peña Nieto de cancelar la reunión programada para mañana con su homólogo de EU, resaltó que debido a que inicia el mandato de Donald Trump y al ejecutivo federal le restan dos años en el poder, ese encuentro tendrá que darse de una u otra forma.

“Tarde que temprano habrá necesidad de tener una relación y yo creo que el Gobierno mexicano tiene los cuadros y los asesores para buscar el momento preciso de ese acercamiento. En este momento existe una gran presión social; se manifestaron ´n´ cantidad de personas a favor o en contra y fue una decisión que se tuvo que tomar en medio de esta coyuntura que se vive”, agregó.

Asimismo, dijo que pese a que existe un escenario complejo, no debe tomarse una postura de sumisión, por lo que llamó a hacer una revaluación de sus principios de política económica y un análisis de política exterior, encaminada a reforzar el mercado interno y la diversificación de las exportaciones.

“Dada la coyuntura a la que estamos siendo forzados a participar, es un momento para replantear si lo que veníamos haciendo era el camino correcto; si necesitamos reconfigurar nuestra política exterior, por duro que sea, y saber a dónde dirigirnos y no cuestionarnos lo que hubiéramos hecho porque él hubiera no existe”, puntualizó.

Finalmente, dijo que las decisiones que está tomando el Presidente de Estados Unidos, son desalentadoras para los exportadores.

“Lo grave es que jamás imaginamos que al paso de los años, el país que llevaba liderazgo comercial, fuera quien cuestionara el TLCAN. Son decisiones desalentadoras para el sector, pero buscaremos, sin duda, tomar las mejores decisiones para no poner en riesgo el patrimonio de los exportadores”, concluyó.

Tras el anuncio que hiciera el presidente de Estados Unidos (EU), Donald Trump, sobre imponer un impuesto del veinte por ciento a las importaciones desde México, Luis  Enrique Zavala, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (ANIERM), destacó que son argumentos políticos y pidió no caer en la especulación.

Explicó que EU dispone de los mecanismos para llevar a cabo medidas de salvaguarda que podrían durar de seis meses a un año.

“Estas advertencias por parte del Gobierno estadunidense están en el marco de todas las presiones que el Gobierno está haciendo en el contexto de la renegociación del Tratado de Libre comercio. Los Estados Unidos no definen con claridad cómo va a aplicar estos impuestos, lo cierto es que ellos disponen, dentro del marco del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), y de la Organización Mundial del Comercio (OMC), de medidas de salvaguarda que pueden durar hasta un año”, indicó.

En entrevista con El Sol de México, destacó que nuestro país sí considera que los fundamentos y argumentos para la imposición de estas medidas no son congruentes o ideales, y podría utilizar los mecanismos de solución de controversias y al mismo tiempo poder imponer represalias comerciales, sin embargo pidió no caer en especulaciones.

“Es imposible en este momento, sin caer en especulaciones, sobre cuál será el camino que utilizarán los Estados Unidos para imponer este porcentaje. Es un argumento político en medio de un ambiente de incertidumbre”, resaltó.

Zavala negó que lo dicho por Trump acerca de que el más beneficiado con el TLCAN ha sido México.

“No es así. Es un argumento que a lo mucho viene de estas advertencias que se dan en un escenario de confusión en las relaciones entre ambos países. Desafortunadamente las comunicaciones se dieron por una red social y a esto llevó la reacción de amenazar con la imposición de este impuesto.”

Sobre la decisión que tomara el Presidente Enrique Peña Nieto de cancelar la reunión programada para mañana con su homólogo de EU, resaltó que debido a que inicia el mandato de Donald Trump y al ejecutivo federal le restan dos años en el poder, ese encuentro tendrá que darse de una u otra forma.

“Tarde que temprano habrá necesidad de tener una relación y yo creo que el Gobierno mexicano tiene los cuadros y los asesores para buscar el momento preciso de ese acercamiento. En este momento existe una gran presión social; se manifestaron ´n´ cantidad de personas a favor o en contra y fue una decisión que se tuvo que tomar en medio de esta coyuntura que se vive”, agregó.

Asimismo, dijo que pese a que existe un escenario complejo, no debe tomarse una postura de sumisión, por lo que llamó a hacer una revaluación de sus principios de política económica y un análisis de política exterior, encaminada a reforzar el mercado interno y la diversificación de las exportaciones.

“Dada la coyuntura a la que estamos siendo forzados a participar, es un momento para replantear si lo que veníamos haciendo era el camino correcto; si necesitamos reconfigurar nuestra política exterior, por duro que sea, y saber a dónde dirigirnos y no cuestionarnos lo que hubiéramos hecho porque él hubiera no existe”, puntualizó.

Finalmente, dijo que las decisiones que está tomando el Presidente de Estados Unidos, son desalentadoras para los exportadores.

“Lo grave es que jamás imaginamos que al paso de los años, el país que llevaba liderazgo comercial, fuera quien cuestionara el TLCAN. Son decisiones desalentadoras para el sector, pero buscaremos, sin duda, tomar las mejores decisiones para no poner en riesgo el patrimonio de los exportadores”, concluyó.