/ lunes 27 de marzo de 2017

Llama el CEESP a estimular la inversión en el sector productivo ante la políticas internacionales

Entre 2015 y 2017 el país mejoró en cuanto a la accesibilidad de los servicios financieros, pues pasó del lugar 105 al 71, sin embargo, es necesario estimular los recursos al sector productivo, “sobre todo porque históricamente nuestros niveles de inversión han sido bajos, para generar el ritmo de crecimiento que requiere la economía”, según informes de economistas.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) señaló que los países exitosos en materia de dinamismo económico y bienestar de su población, destinan una importante cantidad de recursos al sector real de la economía.

“China por ejemplo, en el periodo 1980-2016 creció a un ritmo anual de 9.6 por ciento, impulsada por un nivel de inversión equivalente al 39.7 por ciento del PIB (Producto Interno Bruto)”, manifestó el organismo, aclarando, sin embargo, que en el mismo lapso, México reportó un crecimiento promedio de 2.5 por ciento con una inversión equivalente al 19.9 por ciento del PIB.

Sin duda la inversión es el principal motor del crecimiento y en ese sentido se deben dirigir los esfuerzos. “Estimular los recursos al sector productivo debe ser el objetivo prioritario, sobre todo porque históricamente nuestros niveles de inversión han sido bajos para generar el ritmo de crecimiento que requiere la economía”, acentuó la agrupación en un análisis económico ejecutivo, donde se destaca que el sistema financiero es un factor de crecimiento.

En otro aspecto, de acuerdo con el Ceesp, a pesar de que es evidente fortalecer el Estado de Derecho para que el sistema financiero funcione eficazmente, es claro que la mejora en su operación en los años recientes ha tenido avances notorios.

Los resultados del Índice de Competitividad Mundial del World Economic Forum (WEF) muestran mejoras notables en la percepción sobre la operación de este sector. En cuanto a la accesibilidad de los servicios financieros, México pasó del lugar 105 en la edición 2015-2016 del estudio del WEF, a la posición 71 en la publicación 2016-2017. Asimismo, en materia de la facilidad de acceso a préstamos, el avance fue del lugar 106 al 75, expuso dicho centro de estudios.

Es claro -indicó el organismo- que para un mayor dinamismo económico es fundamental un sistema financiero que satisfaga las necesidades de todos los agentes económicos, para lo cual también es indispensable que las reglas del juego sean claras, tanto para los usuarios, como para las instituciones financieras.

Entre 2015 y 2017 el país mejoró en cuanto a la accesibilidad de los servicios financieros, pues pasó del lugar 105 al 71, sin embargo, es necesario estimular los recursos al sector productivo, “sobre todo porque históricamente nuestros niveles de inversión han sido bajos, para generar el ritmo de crecimiento que requiere la economía”, según informes de economistas.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) señaló que los países exitosos en materia de dinamismo económico y bienestar de su población, destinan una importante cantidad de recursos al sector real de la economía.

“China por ejemplo, en el periodo 1980-2016 creció a un ritmo anual de 9.6 por ciento, impulsada por un nivel de inversión equivalente al 39.7 por ciento del PIB (Producto Interno Bruto)”, manifestó el organismo, aclarando, sin embargo, que en el mismo lapso, México reportó un crecimiento promedio de 2.5 por ciento con una inversión equivalente al 19.9 por ciento del PIB.

Sin duda la inversión es el principal motor del crecimiento y en ese sentido se deben dirigir los esfuerzos. “Estimular los recursos al sector productivo debe ser el objetivo prioritario, sobre todo porque históricamente nuestros niveles de inversión han sido bajos para generar el ritmo de crecimiento que requiere la economía”, acentuó la agrupación en un análisis económico ejecutivo, donde se destaca que el sistema financiero es un factor de crecimiento.

En otro aspecto, de acuerdo con el Ceesp, a pesar de que es evidente fortalecer el Estado de Derecho para que el sistema financiero funcione eficazmente, es claro que la mejora en su operación en los años recientes ha tenido avances notorios.

Los resultados del Índice de Competitividad Mundial del World Economic Forum (WEF) muestran mejoras notables en la percepción sobre la operación de este sector. En cuanto a la accesibilidad de los servicios financieros, México pasó del lugar 105 en la edición 2015-2016 del estudio del WEF, a la posición 71 en la publicación 2016-2017. Asimismo, en materia de la facilidad de acceso a préstamos, el avance fue del lugar 106 al 75, expuso dicho centro de estudios.

Es claro -indicó el organismo- que para un mayor dinamismo económico es fundamental un sistema financiero que satisfaga las necesidades de todos los agentes económicos, para lo cual también es indispensable que las reglas del juego sean claras, tanto para los usuarios, como para las instituciones financieras.