/ viernes 22 de abril de 2022

Maíz de todos colores, pero no para todos

México produce 59 razas de maíz de la más alta calidad, incluso con propiedades antioxidantes y anticancerígenas, pero se quedan en poblaciones pequeñas y medianas

En México se consume maíz de la más alta calidad. Al menos 17 millones de toneladas de maíz blanco y toda una gama de maíces nativos de colores: azul, rojo, amarillo, blanco, rosa, crema, van a la mesa de la mayoría de los mexicanos, principalmente en tortillas, en la rica gastronomía nacional y en los mercados gourmet.

Pero, desgraciadamente, esa calidad de maíces no llega a todos los mexicanos, sobre todo a los que viven en áreas urbanas, donde se utiliza mucho la harina de maíz que ya viene con mezclas de maíz quebrado, amarillo.

Te puede interesar: ¿A cuánto las tortillas, marchanta?

“Y desconocemos cuál es la calidad del grano que utiliza la industria para esas tortillas”, expresa Juan Pablo Rojas Pérez, presidente de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz Mexicanos (CNPAMM), con presencia en mil 187 asociaciones en igual número de municipios, con 207 mil productores afiliados.

Algo en lo que coincide el profesor-investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACH), Gerardo Noriega Altamirano, especialista con extensa trayectoria en innovación tecnológica para la agricultura sustentable.

Foto: Cuartoscuro

México tiene algo extraordinario: 59 razas de maíz. Desde el ‘zapalote’, que es un maíz casi perfecto, oriundo del Istmo de Tehuantepec, que desde que se siembra hasta el elote tarda sólo 40 días”, dice como botón de muestra.

“Además de tener alta calidad, los maíces que se producen en México son los mejores del mundo y se cultivan en todo el país. Las tortillas levantan ‘su carita’, se pueden enrollar, hacer un taquito y no se quiebran”.

Pero esas delicias sólo se encuentran en las comunidades y poblaciones pequeñas y medianas, no en las grandes concentraciones citadinas, “no como los tacos que comemos en la Ciudad de México, que necesitamos original y una copia”, afirma coloquialmente.

“Nuestros maíces nativos cubren no sólo la saciedad ,sino una nutrición balanceada. El maíz junto con el frijol, calabaza y chile, es el gran invento que nos dejó el México prehispánico y que desafortunadamente, se está perdiendo”, lamenta Noriega.

Foto: Cuartoscuro

NOM-0187 permite la mezcla

Sobre la ironía de contar con los mejores maíces del mundo mientras que en las grandes ciudades no se tiene acceso a esa alta calidad, el dirigente nacional de los productores de esta gramínea, expresa:

“Se trabaja en una norma, pero la vigente desde 2006, la NOM-0187, permite a los industriales mezclar maíz blanco con maíz amarillo hasta un 20 por ciento, en la transformación de harina”.

“Pero como la industria está muy desregulada, muy desatendida y más, con el desastre que vivimos por la situación pública actual, la verdad es que no conocemos qué calidades de maíz consumimos en México, sobre todo en las ciudades, a partir de lo que son los productos derivados del maíz, esto es, harinas”.

Foto: Cuartoscuro

Refiere que en el país se consumen entre 47 y 50 millones de toneladas de maíces blancos y amarillos anualmente. Y dentro de los blancos están todos los criollos de colores. De estos en México se producen entre 22 y 24 millones de toneladas.

El gobierno dice que se importan 17 millones de toneladas de maíz amarillo, pero nosotros consideramos que se importan entre 20 y 22 millones para cubrir el consumo humano, precisa.

Y la industria harinera y ganadera debe de procesar entre 35 millones de toneladas de maíz amarillo para harinas, aceites, edulcorantes, botanas y alimentos balanceados, entre otros, puntualiza Juan Pablo Rojas.

Refiere que, ante la falta de vigilancia y control en la industria, los conservadores que se integran en las mezclas de maíces para la transformación de harina, “a la larga, como son productos químicos, pueden provocar afectaciones a la salud, sobre todo al aparato digestivo y lo más común son las gastritis”.

Foto: Cuartoscuro

Noriega puntualiza que los maíces nativos son ricos en compuestos químicos. “Los rojos, azules y negros tienen ‘antocianinas’, que son compuestos químicos que la industria utiliza, las encapsula y comercializa como metabolitos que controlan el dolor de las articulaciones. Son antioxidantes y anticancerígenos”.

Y eso no nos lo dan los maíces que compramos a Estados Unidos, Argentina, Brasil o de África. “Ese es el privilegio de la gastronomía mexicana. Y es lo que estamos perdiendo”, insiste.

Cuando consumimos tortillas, atole, pinole, pozole con maíz cacahuazintle de Morelos o Guerrero; o rojo de Zacapu, en Michoacán, son ricos en antioxidantes, muy gourmets y muy mexicanos.

“Todo esto es lo que se pierde de salud, de nutrición en estos momentos, por una visión industrial”, lamenta Noriega.


En México se consume maíz de la más alta calidad. Al menos 17 millones de toneladas de maíz blanco y toda una gama de maíces nativos de colores: azul, rojo, amarillo, blanco, rosa, crema, van a la mesa de la mayoría de los mexicanos, principalmente en tortillas, en la rica gastronomía nacional y en los mercados gourmet.

Pero, desgraciadamente, esa calidad de maíces no llega a todos los mexicanos, sobre todo a los que viven en áreas urbanas, donde se utiliza mucho la harina de maíz que ya viene con mezclas de maíz quebrado, amarillo.

Te puede interesar: ¿A cuánto las tortillas, marchanta?

“Y desconocemos cuál es la calidad del grano que utiliza la industria para esas tortillas”, expresa Juan Pablo Rojas Pérez, presidente de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz Mexicanos (CNPAMM), con presencia en mil 187 asociaciones en igual número de municipios, con 207 mil productores afiliados.

Algo en lo que coincide el profesor-investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACH), Gerardo Noriega Altamirano, especialista con extensa trayectoria en innovación tecnológica para la agricultura sustentable.

Foto: Cuartoscuro

México tiene algo extraordinario: 59 razas de maíz. Desde el ‘zapalote’, que es un maíz casi perfecto, oriundo del Istmo de Tehuantepec, que desde que se siembra hasta el elote tarda sólo 40 días”, dice como botón de muestra.

“Además de tener alta calidad, los maíces que se producen en México son los mejores del mundo y se cultivan en todo el país. Las tortillas levantan ‘su carita’, se pueden enrollar, hacer un taquito y no se quiebran”.

Pero esas delicias sólo se encuentran en las comunidades y poblaciones pequeñas y medianas, no en las grandes concentraciones citadinas, “no como los tacos que comemos en la Ciudad de México, que necesitamos original y una copia”, afirma coloquialmente.

“Nuestros maíces nativos cubren no sólo la saciedad ,sino una nutrición balanceada. El maíz junto con el frijol, calabaza y chile, es el gran invento que nos dejó el México prehispánico y que desafortunadamente, se está perdiendo”, lamenta Noriega.

Foto: Cuartoscuro

NOM-0187 permite la mezcla

Sobre la ironía de contar con los mejores maíces del mundo mientras que en las grandes ciudades no se tiene acceso a esa alta calidad, el dirigente nacional de los productores de esta gramínea, expresa:

“Se trabaja en una norma, pero la vigente desde 2006, la NOM-0187, permite a los industriales mezclar maíz blanco con maíz amarillo hasta un 20 por ciento, en la transformación de harina”.

“Pero como la industria está muy desregulada, muy desatendida y más, con el desastre que vivimos por la situación pública actual, la verdad es que no conocemos qué calidades de maíz consumimos en México, sobre todo en las ciudades, a partir de lo que son los productos derivados del maíz, esto es, harinas”.

Foto: Cuartoscuro

Refiere que en el país se consumen entre 47 y 50 millones de toneladas de maíces blancos y amarillos anualmente. Y dentro de los blancos están todos los criollos de colores. De estos en México se producen entre 22 y 24 millones de toneladas.

El gobierno dice que se importan 17 millones de toneladas de maíz amarillo, pero nosotros consideramos que se importan entre 20 y 22 millones para cubrir el consumo humano, precisa.

Y la industria harinera y ganadera debe de procesar entre 35 millones de toneladas de maíz amarillo para harinas, aceites, edulcorantes, botanas y alimentos balanceados, entre otros, puntualiza Juan Pablo Rojas.

Refiere que, ante la falta de vigilancia y control en la industria, los conservadores que se integran en las mezclas de maíces para la transformación de harina, “a la larga, como son productos químicos, pueden provocar afectaciones a la salud, sobre todo al aparato digestivo y lo más común son las gastritis”.

Foto: Cuartoscuro

Noriega puntualiza que los maíces nativos son ricos en compuestos químicos. “Los rojos, azules y negros tienen ‘antocianinas’, que son compuestos químicos que la industria utiliza, las encapsula y comercializa como metabolitos que controlan el dolor de las articulaciones. Son antioxidantes y anticancerígenos”.

Y eso no nos lo dan los maíces que compramos a Estados Unidos, Argentina, Brasil o de África. “Ese es el privilegio de la gastronomía mexicana. Y es lo que estamos perdiendo”, insiste.

Cuando consumimos tortillas, atole, pinole, pozole con maíz cacahuazintle de Morelos o Guerrero; o rojo de Zacapu, en Michoacán, son ricos en antioxidantes, muy gourmets y muy mexicanos.

“Todo esto es lo que se pierde de salud, de nutrición en estos momentos, por una visión industrial”, lamenta Noriega.


Política

Sin aval del Congreso, AMLO entregará la Guardia Nacional al Ejército

El presidente López Obrador emitirá un acuerdo para que la Guardia Nacional pase de la Secretaría de Seguridad Pública a la Defensa

Sociedad

Gastan 11 mdp en seguridad privada para Corredor Interoceánico

Hay retrasos en obras por amenazas, levantamiento de personas y robo de materiales por el CJNG

Sociedad

IMSS garantiza atención a mineros afectados por colapso en Sabinas, Coahuila

El delegado del IMSS dijo que el propietario de la mina no tiene adeudos con la institución por lo que la atención médica está garantizada

Finanzas

Con la Reforma Laboral se abre un nuevo ciclo dentro del mundo laboral: CTM

Tereso Medina, secretario general adjunto de la CTM, añadió que se debe consolidar un sindicalismo responsable, progresista y democrático a favor de los intereses de los trabajadores y del país

Sociedad

Cuatro heridos tras ataque armado a un bar de Ayala, Morelos

Una serie de hechos delictivos se registró durante el fin de semana en la zona oriente de Morelos

Sociedad

Lista de los nombres prohibidos en México y por qué no debes usarlos

Hay algunos padres que buscan nombres poco comunes, lo que ha ocasionado que el Registro Civil emita una lista de nombre prohibidos

Sociedad

A punto de desaparecer lenguas indígenas en México: INPI

México cuenta con un total de 68 lenguas indígenas y más de 350 variantes que son transmitidas de padres a hijos

Sociedad

Cientos de migrantes abarrotan Comar Tapachula para exigir humanitarias

Hace ya dos semanas que se presentan las aglomeraciones continuas en la sede de COMAR en Tapachula, debido al continuo flujo migratorio en la ciudad