/ viernes 13 de enero de 2017

Marca de accesorios Mopar cumple 80 años con expansión en Latinoamérica

DETROIT, EU. (EFE).- En 2017, la marca de accesorios y servicios del grupo Fiat Chrysler (FCA), Mopar, cumple ochenta años de existencia en plena etapa de expansión, especialmente en Latinoamérica, para apoyar el crecimiento de Jeep.

Mopar ya ha anunciado que para celebrar el 80 aniversario de la marca, que inició su vida simplemente vendiendo anticongelante para automóviles, producirá este año varias ediciones especiales de vehículos de las marcas FCA, así como nuevos productos.

Aunque durante una entrevista con Efe en el Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica (NAIAS) en Detroit, el responsable de Mopar, Pietro Gorlier, se resistió a revelar qué modelos tendrán una edición Mopar o que nuevos productos aparecerán, el ejecutivo sí confesó que durante 2017 cada mes tendrán “una sorpresa”.

Gorlier explicó que Mopar está en un proceso de ampliación en Latinoamérica para apoyar el crecimiento de Jeep, tras la apertura en 2015 en Brasil de la primera planta de montaje de vehículos de la marca de todoterrenos de FCA en la región.

“En Latinoamérica estamos disfrutando una gran expansión de nuestra marca Jeep, por lo que estamos trabajando con nuestros concesionarios para asegurar que esa expansión tiene los procesos adecuados y que somos capaces de dar servicio a un gran número de nuevos clientes”, explicó Gorlier.

El ejecutivo de origen italiano añadió que de forma paralela, Mopar está efectuando inversiones en Latinoamérica para modernizar instalaciones, la construcción de un nuevo gran centro de distribución de piezas en Sao Paulo (Brasil) y el desarrollo de accesorios específicos para los mercados locales.

“Reconocemos la necesidad de productos locales y por eso hemos creado un equipo de ingeniería en Latinoamérica para desarrollar accesorios y componentes de alto rendimiento así como analizar nuevos productos para ponerlos en el mercado”, dijo Gorlier.

Parte de esas inversiones es la apertura en el estado brasileño de Pernambuco del primer taller de personalización de vehículos de Mopar en Latinoamérica. “Nuestro primer taller de personalización ha sido abierto cerca de la planta de Jeep en Pernambuco. Allí podemos personalizar los modelos Compass y Renegade tan pronto como salen de la planta”, explicó el responsable de Mopar.

La instalación del taller imita una de las grandes historias de éxito de Mopar en Estados Unidos (EU).

“Es una réplica del modelo que tenemos en Norteamérica y que es muy efectivo. Procesamos más de 300 mil vehículos (en los talleres de personalización de EU). Y esperamos que este taller en Latinoamérica también crezca muy rápidamente”, declaró Gorlier.

Aunque el directivo no quiso revelar las cifras de negocio de Mopar, que están integradas en las cuentas de resultados de FCA, si aclaró que la marca “es un negocio rentable”.

Y con un gran potencial de crecimiento. Gorlier reconoció que el año pasado, solo el área de personalización de vehículos de Mopar creció un 20 por ciento.

“El mercado está evolucionando en términos de las expectativas de los clientes. Y hay un par de pilares en los que somos muy sólidos. En primer lugar, cuando hablamos de una importante área de nuestro negocio, que de hecho creció un 20 por ciento el año pasado, personalización, vemos que los clientes siguen queriendo personalizar sus vehículos”.

En términos económicos, este interés de los propietarios de vehículos de las marcas de FCA (Chrysler, Jeep, Dodge, Ram, Fiat y Alfa Romeo) supone grandes cifras al cabo del año.

Por ejemplo, en EU, el comprador de un Dodge Challenger se gasta una media de mil dólares adicionales en accesorios para su vehículo.

Pero Gorlier destaca que la importancia de Mopar no se reduce a los ingresos que genera a FCA sino, “lo que es más importante”, genera lealtad entre los propietarios.

“Si uno tiene una buena experiencia de servicio, la lealtad aumenta. Pero los estudios también demuestran que aquellos propietarios que personalizan sus vehículos van a ser más leales a la marca. Y la personalización sigue siendo una de las cinco razones principales por las que se elige un vehículo”, dijo.

Por ello, a pesar de las previsiones de un futuro con vehículos eléctricos, autónomos y con nuevos servicios como el de compartir su propiedad, Gorlier se muestra optimista sobre las perspectivas de Mopar.

“Nuestro propósito es servir a las personas, no servir nuestros automóviles. Por supuesto, al final nos ocupamos de los vehículos pero el objetivo es ocuparnos de las personas. Vemos muchos cambios en el sector, pero, al final del día, dentro del vehículo, sea eléctrico o autónomo, sigue habiendo una persona”, concluyó.

DETROIT, EU. (EFE).- En 2017, la marca de accesorios y servicios del grupo Fiat Chrysler (FCA), Mopar, cumple ochenta años de existencia en plena etapa de expansión, especialmente en Latinoamérica, para apoyar el crecimiento de Jeep.

Mopar ya ha anunciado que para celebrar el 80 aniversario de la marca, que inició su vida simplemente vendiendo anticongelante para automóviles, producirá este año varias ediciones especiales de vehículos de las marcas FCA, así como nuevos productos.

Aunque durante una entrevista con Efe en el Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica (NAIAS) en Detroit, el responsable de Mopar, Pietro Gorlier, se resistió a revelar qué modelos tendrán una edición Mopar o que nuevos productos aparecerán, el ejecutivo sí confesó que durante 2017 cada mes tendrán “una sorpresa”.

Gorlier explicó que Mopar está en un proceso de ampliación en Latinoamérica para apoyar el crecimiento de Jeep, tras la apertura en 2015 en Brasil de la primera planta de montaje de vehículos de la marca de todoterrenos de FCA en la región.

“En Latinoamérica estamos disfrutando una gran expansión de nuestra marca Jeep, por lo que estamos trabajando con nuestros concesionarios para asegurar que esa expansión tiene los procesos adecuados y que somos capaces de dar servicio a un gran número de nuevos clientes”, explicó Gorlier.

El ejecutivo de origen italiano añadió que de forma paralela, Mopar está efectuando inversiones en Latinoamérica para modernizar instalaciones, la construcción de un nuevo gran centro de distribución de piezas en Sao Paulo (Brasil) y el desarrollo de accesorios específicos para los mercados locales.

“Reconocemos la necesidad de productos locales y por eso hemos creado un equipo de ingeniería en Latinoamérica para desarrollar accesorios y componentes de alto rendimiento así como analizar nuevos productos para ponerlos en el mercado”, dijo Gorlier.

Parte de esas inversiones es la apertura en el estado brasileño de Pernambuco del primer taller de personalización de vehículos de Mopar en Latinoamérica. “Nuestro primer taller de personalización ha sido abierto cerca de la planta de Jeep en Pernambuco. Allí podemos personalizar los modelos Compass y Renegade tan pronto como salen de la planta”, explicó el responsable de Mopar.

La instalación del taller imita una de las grandes historias de éxito de Mopar en Estados Unidos (EU).

“Es una réplica del modelo que tenemos en Norteamérica y que es muy efectivo. Procesamos más de 300 mil vehículos (en los talleres de personalización de EU). Y esperamos que este taller en Latinoamérica también crezca muy rápidamente”, declaró Gorlier.

Aunque el directivo no quiso revelar las cifras de negocio de Mopar, que están integradas en las cuentas de resultados de FCA, si aclaró que la marca “es un negocio rentable”.

Y con un gran potencial de crecimiento. Gorlier reconoció que el año pasado, solo el área de personalización de vehículos de Mopar creció un 20 por ciento.

“El mercado está evolucionando en términos de las expectativas de los clientes. Y hay un par de pilares en los que somos muy sólidos. En primer lugar, cuando hablamos de una importante área de nuestro negocio, que de hecho creció un 20 por ciento el año pasado, personalización, vemos que los clientes siguen queriendo personalizar sus vehículos”.

En términos económicos, este interés de los propietarios de vehículos de las marcas de FCA (Chrysler, Jeep, Dodge, Ram, Fiat y Alfa Romeo) supone grandes cifras al cabo del año.

Por ejemplo, en EU, el comprador de un Dodge Challenger se gasta una media de mil dólares adicionales en accesorios para su vehículo.

Pero Gorlier destaca que la importancia de Mopar no se reduce a los ingresos que genera a FCA sino, “lo que es más importante”, genera lealtad entre los propietarios.

“Si uno tiene una buena experiencia de servicio, la lealtad aumenta. Pero los estudios también demuestran que aquellos propietarios que personalizan sus vehículos van a ser más leales a la marca. Y la personalización sigue siendo una de las cinco razones principales por las que se elige un vehículo”, dijo.

Por ello, a pesar de las previsiones de un futuro con vehículos eléctricos, autónomos y con nuevos servicios como el de compartir su propiedad, Gorlier se muestra optimista sobre las perspectivas de Mopar.

“Nuestro propósito es servir a las personas, no servir nuestros automóviles. Por supuesto, al final nos ocupamos de los vehículos pero el objetivo es ocuparnos de las personas. Vemos muchos cambios en el sector, pero, al final del día, dentro del vehículo, sea eléctrico o autónomo, sigue habiendo una persona”, concluyó.