/ jueves 16 de marzo de 2023

Credit Suisse se recupera en bolsa tras apoyo del banco central suizo

Las acciones de Credit Suisse han subido más del 20 % esta mañana después de que el banco decidiera recibir el apoyo del banco central

La acción del banco Credit Suisse subió con fuerza este jueves en la bolsa, tras obtener el apoyo del banco central suizo para tranquilizar a los mercados después de vivir la peor sesión de su historia.

A las 11:23 GMT, el título ganaba un 22,30% en la bolsa de Zúrich, a 2,07 francos suizos, tras alcanzar un mínimo histórico de 1,55 francos el miércoles, cuando la acción cerró la jornada con un desplome del 24,24%.

Te puede interesar: Banca mexicana descarta afectaciones, por ahora, tras colapso de Silicon Valley Bank

Credit Suisse anunció la madrugada del jueves, hora europea, que pedirá prestados hasta 50 mil millones de francos suizos (53 mil 700 millones de dólares) del banco central. Al mismo tiempo, el banco anunció en un comunicado una serie de operaciones de recompra de deuda por alrededor de 3 mil millones de francos suizos.

"Estas medidas son un movimiento decisivo para fortalecer Credit Suisse a medida que continuamos nuestra transformación estratégica para brindar valor a nuestros clientes y otras partes interesadas", dijo el director ejecutivo del banco, Ulrich Koerner, citado en el comunicado.

Después de un silencio asombroso desde inicios de la semana, el banco central suizo y el supervisor financiero de Suiza salieron el miércoles finalmente en defensa de CS.

"El Credit Suisse satisface las exigencias en materia de capital y de liquidez impuestas a los bancos de importancia sistémica", aseguraron el Banco Nacional Suizo (BNS, central) y la Autoridad Supervisora del Mercado Financiero (Finma) en un comunicado conjunto.

"En caso de necesidad, el BNS pondrá liquidez a disposición del Credit Suisse", agregaron las instituciones.

El descalabro de Credit Suisse se produce luego de la quiebra del banco californiano Silicon Valley Bank (SVB) por una ola de retiros masivos de sus clientes que dejó al establecimiento en dificultades para salir a flote por sí solo.

"Parece que cada vez más inversores miran hacia CS como la próxima ficha más probable del dominó" en caer, comentó Neil Wilson, analista de Finalto.

Pero si Credit Suisse tiene que hacer frente a "problemas existenciales", se trata de otro tipo de dificultades para el sector bancario, en su opinión. "Es realmente demasiado grande para entrar en quiebra", aseguró.

A diferencia de SVB, el establecimiento suizo forma parte de los treinta bancos internacionales considerados demasiado importantes para que se les deje caer en bancarrota, lo cual le impone asimismo una reglamentación más estricta para resistir en caso de sacudidas fuertes.

La preocupación se extiende más allá de Suiza y el Tesoro estadounidense declaró que estaba "vigilando la situación y en contacto con sus homólogos internacionales".

Acumulación de reveses

"Esperamos que estas medidas calmen a los mercados y detengan la espiral negativa", dijo Andreas Venditti, analista de Vontobel, para quien la ayuda del banco central es "una señal fuerte. Pero tomará tiempo recobrar plenamente la confianza", agregó.

El hundimiento de la acción del banco helvético se aceleró el miércoles tras la negativa de su principal accionista, el Banco Nacional Saudita, a ampliar su participación en el capital.

Interrogado por Bloomberg TV sobre si el banco saudita podría invertir más dinero, su presidente, Amar Al Judairy, afirmó: "La respuesta es absolutamente no, por varias razones cada vez más simples, que son reglamentarias y estatutarias", declaró.

Las sauditas poseen actualmente 9,8% del banco suizo. "Si superamos el 10%, entran en vigor una serie de nuevas reglas", explicó. Estos se convirtieron en los primeros accionistas de CS durante un aumento de capital en noviembre lanzado para financiar una fuerte reestructuración de la entidad.

Desde hace dos años, el banco está en dificultades tras la quiebra de la empresa financiera británica Greensill, que marcó el inicio de una serie de escándalos que debilitaron al banco.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Algunos accionistas acabaron tirando la toalla, como la sociedad de inversiones estadounidense Harris Associates, uno de sus apoyos más importantes y que reveló la semana pasada que había vendido toda su participación.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcast, Deezer y Amazon Music

La acción del banco Credit Suisse subió con fuerza este jueves en la bolsa, tras obtener el apoyo del banco central suizo para tranquilizar a los mercados después de vivir la peor sesión de su historia.

A las 11:23 GMT, el título ganaba un 22,30% en la bolsa de Zúrich, a 2,07 francos suizos, tras alcanzar un mínimo histórico de 1,55 francos el miércoles, cuando la acción cerró la jornada con un desplome del 24,24%.

Te puede interesar: Banca mexicana descarta afectaciones, por ahora, tras colapso de Silicon Valley Bank

Credit Suisse anunció la madrugada del jueves, hora europea, que pedirá prestados hasta 50 mil millones de francos suizos (53 mil 700 millones de dólares) del banco central. Al mismo tiempo, el banco anunció en un comunicado una serie de operaciones de recompra de deuda por alrededor de 3 mil millones de francos suizos.

"Estas medidas son un movimiento decisivo para fortalecer Credit Suisse a medida que continuamos nuestra transformación estratégica para brindar valor a nuestros clientes y otras partes interesadas", dijo el director ejecutivo del banco, Ulrich Koerner, citado en el comunicado.

Después de un silencio asombroso desde inicios de la semana, el banco central suizo y el supervisor financiero de Suiza salieron el miércoles finalmente en defensa de CS.

"El Credit Suisse satisface las exigencias en materia de capital y de liquidez impuestas a los bancos de importancia sistémica", aseguraron el Banco Nacional Suizo (BNS, central) y la Autoridad Supervisora del Mercado Financiero (Finma) en un comunicado conjunto.

"En caso de necesidad, el BNS pondrá liquidez a disposición del Credit Suisse", agregaron las instituciones.

El descalabro de Credit Suisse se produce luego de la quiebra del banco californiano Silicon Valley Bank (SVB) por una ola de retiros masivos de sus clientes que dejó al establecimiento en dificultades para salir a flote por sí solo.

"Parece que cada vez más inversores miran hacia CS como la próxima ficha más probable del dominó" en caer, comentó Neil Wilson, analista de Finalto.

Pero si Credit Suisse tiene que hacer frente a "problemas existenciales", se trata de otro tipo de dificultades para el sector bancario, en su opinión. "Es realmente demasiado grande para entrar en quiebra", aseguró.

A diferencia de SVB, el establecimiento suizo forma parte de los treinta bancos internacionales considerados demasiado importantes para que se les deje caer en bancarrota, lo cual le impone asimismo una reglamentación más estricta para resistir en caso de sacudidas fuertes.

La preocupación se extiende más allá de Suiza y el Tesoro estadounidense declaró que estaba "vigilando la situación y en contacto con sus homólogos internacionales".

Acumulación de reveses

"Esperamos que estas medidas calmen a los mercados y detengan la espiral negativa", dijo Andreas Venditti, analista de Vontobel, para quien la ayuda del banco central es "una señal fuerte. Pero tomará tiempo recobrar plenamente la confianza", agregó.

El hundimiento de la acción del banco helvético se aceleró el miércoles tras la negativa de su principal accionista, el Banco Nacional Saudita, a ampliar su participación en el capital.

Interrogado por Bloomberg TV sobre si el banco saudita podría invertir más dinero, su presidente, Amar Al Judairy, afirmó: "La respuesta es absolutamente no, por varias razones cada vez más simples, que son reglamentarias y estatutarias", declaró.

Las sauditas poseen actualmente 9,8% del banco suizo. "Si superamos el 10%, entran en vigor una serie de nuevas reglas", explicó. Estos se convirtieron en los primeros accionistas de CS durante un aumento de capital en noviembre lanzado para financiar una fuerte reestructuración de la entidad.

Desde hace dos años, el banco está en dificultades tras la quiebra de la empresa financiera británica Greensill, que marcó el inicio de una serie de escándalos que debilitaron al banco.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Algunos accionistas acabaron tirando la toalla, como la sociedad de inversiones estadounidense Harris Associates, uno de sus apoyos más importantes y que reveló la semana pasada que había vendido toda su participación.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcast, Deezer y Amazon Music

Elecciones 2024

Acusaciones de corrupción protagonizan segundo debate CDMX

Taboada relacionó a Brugada con el “Señor de las Ligas” y la morenista insiste en ligarlo con el Cartel Inmobiliario

Finanzas

La ley Fintech nos quedó chica de manera muy rápida, asegura el sector

Las empresas tecnológicas financieras buscan dar otros servicios que requieren de una regulación más profunda

CDMX

Vecinos de Benito Juárez gastan hasta 40 mil pesos para limpiar cisternas

El Sacmex aún no visita dos condominios de la alcaldía Benito Juárez afectados por el agua sucia

Mundo

Han muerto cerca de 36 rehenes a manos de Hamas, acusa Israel

Entre más pasa el tiempo, la exigencia de que regresen a casa se vuelca una sola voz en Israel

CDMX

Juzgados en CDMX recortan servicio por la ola de calor

Las oficinas de Avenida Juárez 8 darán servicio alternado para disminuir la estancia de usuarios y reducir la temperatura al interior

Mundo

Ecuador se inclina por endurecer la mano contra el crimen organizado

Las preguntas sobre seguridad planteadas por el presidente Daniel Noboa en el referéndum de este domingo recibieron el respaldo ciudadano