/ viernes 10 de abril de 2020

México deja colgado acuerdo de la OPEP

La Sener estimaba que en el mejor de los casos pondría en la mesa un recorte de hasta 150 mil barriles diarios, su sorpresa fue saber que le tocaba poner 400 mil

Desde las 7:00 horas de este jueves, tiempo de la CDMX, se empezó la cobertura de la reunión de la OPEP más sus invitados en Ámsterdam, la cita mundial traía detrás suyo una serie de llamadas internacionales entre los principales productores de petróleo del mundo, por supuesto, la atención estaba centrada en los acuerdos que se pudieran tejer entre Arabia Saudita y Rusia enfrascados como están en una guerra de precios que derrumbó las cotizaciones a niveles históricos.

La meta de los países de la alianza OPEP y OPEP+ era limitar su producción en 10 millones de barriles al día y pasar de una producción global 43,8 millones de barriles diarios a 33,8 millones, ese dato no fue bien evaluado por las autoridades mexicanas.

Sin embargo, durante la conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que el país sí contribuiría con la OPEP reduciendo a partir de mayo, un 5.5 por ciento de la producción de crudo, acuerdo al que se llegó luego de entablar una conversación vía telefónica con su homólogo estadounidense, Donald Trump, quien se comprometió a hacer un recorte adicional de 250 mil barriles para compensar el aporte de México.

Consulta AQUÍ comunicado de la OPEP

La Sener estimaba que en el mejor de los casos pondría en la mesa un recorte de hasta 150 mil barriles diarios, su sorpresa fue saber que, a la hora de hacer las cuentas, le tocaba poner 400 mil.

No calcularon, por ejemplo, que el recorte debería ser igual al 23% de la producción que reportaran a la reunión y bueno, al presumir montos que no existen pues el pago es mayor.

Los analistas lo tienen claro, el mercado petrolero creció de manera exagerada desde 2016 con la producción de sale en Estados Unidos, de hecho, el gas en si mismo vale cero dólares, pero los líquidos son el equivalente a petróleo de alta calidad. Este aumento en precio los puso rentables en el mercado y generó una sobreoferta que los obligó a llegar a un acuerdo: reducir entre todos 1.2 millones de barriles diarios.

Este año la sobreoferta fue peor. La producción se mantuvo al alza mientras que desde finales del año pasado la demanda fue, primero lento y luego muy rápido, a la baja. La crisis del Covid-19 tiró la demanda, se calcula que en un 60% y la OPEP y específicamente Arabia Saudita se enfrentaron con el nuevo gigante petrolero: Rusia. La reunión previa del cártel petrolero más sus invitados -conocidos como OPEP+, que incluyen a México y Rusia- tuvieron una reunión el 6 de marzo en Amsterdam, ahí se pidió un recorte de otros 1.5 millones de barriles que debería de provenir de la oferta no OPEP, al no aceptar Rusia se inició la debacle de los precios.

Esta guerra tiró el precio a 14 dólares por barril en el caso del WTI y el crudo mexicanos a 10.7 dólares. Estos niveles obligaron a los productores a una nueva reunión, que es la de este jueves. La reunión se hace por vías remotas, la sede oficial es Amsterdam y desde México participa la secretaria de Energía, Rocío Nahle; desde las instalaciones de Pemex en Villahermosa, Tabasco. El acuerdo final es bajar en un 23% la oferta y en el caso de México, dados los números presentados antes por la funcionaria mexicana, le tocaba reducir en 400 mil barriles lo que inicialmente fue aceptado, y ahí empezó el desastre del día.

En una primera ronda todos aceptan y en una segunda México, con otros dos países, piden tiempo para hacer consultas, uno de ellos es Bahreim; y a su regreso entonces dijo que no podía tomar una decisión en ese momento, tendría que consultarlo, entonces quiso corregir la base de información presentada y decir que su producción era de 1.9 millones de barriles así que su recorte los pondría en 1.5 millones de barriles diarios (mmbd). La realidad es que según los pre acuerdos de la reunión, la producción mexicana de octubre del 2019 fue de 1.67 mmbd y sobre ese numero debería hacerse el corte.

Sabemos que la OPEP se fue a un break a la espera de que regresara México a la mesa internacional, la espera fue de prácticamente cinco horas y en ese tiempo hubo cosas como que Irán pidió hacer a un lado a México, ante el abandono, e incluso se sugirió que fuera Arabia y Rusia quienes tomaran el recorte de México. Ya estos dos países iban a sacar del mercado 2.5 mmbd, en mayo y junio, la producción de estos dos debería ser de 8.5 millones de barriles al día.

México nunca regresó a la reunión, la secretaria Nahle fue a solicitar autorizaciones para un recorte que no tenía autorizado y que ni siquiera sabía se iba a decidir este día.

El problema en la reunión fue que el número presentado por la Secretaría de Energía en el que le tocaban hacer una reducción de la producción de crudo, de acuerdo con el proyecto de los ministros, de 400 mil barriles diarios, de la delegación rusa salió el comentario de que Nahle no tuvo nunca una autorización para firmar acuerdo alguno mientras que Rusia y Arabia Saudí podían reducir su producción en 2.5 millones de barriles diarios (mbd) a partes iguales desde un nivel de 11 millones de barriles.

Los reportes oficiales señalaron que “México se ha retirado de reunión de los ministros de la alianza OPEP+ y de otros productores de petróleo sin dar su consentimiento a un nuevo acuerdo de recortes en la extracción de crudo pensado para estabilizar el mercado”.

En la noche, cerca de las 20 horas de la CDMX, en la madrugada de Amsterdam y de Medio Oriente, se anuncia que México sólo recortará 100 mil barriles de su producción sobre la base de una métrica de producto que nunca presentó a la OPEP.

Dice la titular de la Sener, Rocío Nahle, en el Twitter oficial de la dependencia, que México propuso una reducción de 100 mil barriles por día por los siguientes dos meses sobre la base de 1.781 mmbd que se produjeron en marzo pasado por lo que disminuirán el bombeo a 1.681 mmbd.

Casualmente este monto es el promedio que hoy se tiene en el país. El acuerdo para reducir la producción en 10 mmbd sigue apenas vivo y la alianza OPEP+ seguirá en consultas con México en la reunión del G20 este viernes. Por cierto, tres socios de OPEP permanecerán exonerados del corte: Venezuela, Irán y Libia pueden seguir con sus extracciones debido a las caídas involuntarias que sufren sus actividades petroleras.

Desde las 7:00 horas de este jueves, tiempo de la CDMX, se empezó la cobertura de la reunión de la OPEP más sus invitados en Ámsterdam, la cita mundial traía detrás suyo una serie de llamadas internacionales entre los principales productores de petróleo del mundo, por supuesto, la atención estaba centrada en los acuerdos que se pudieran tejer entre Arabia Saudita y Rusia enfrascados como están en una guerra de precios que derrumbó las cotizaciones a niveles históricos.

La meta de los países de la alianza OPEP y OPEP+ era limitar su producción en 10 millones de barriles al día y pasar de una producción global 43,8 millones de barriles diarios a 33,8 millones, ese dato no fue bien evaluado por las autoridades mexicanas.

Sin embargo, durante la conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que el país sí contribuiría con la OPEP reduciendo a partir de mayo, un 5.5 por ciento de la producción de crudo, acuerdo al que se llegó luego de entablar una conversación vía telefónica con su homólogo estadounidense, Donald Trump, quien se comprometió a hacer un recorte adicional de 250 mil barriles para compensar el aporte de México.

Consulta AQUÍ comunicado de la OPEP

La Sener estimaba que en el mejor de los casos pondría en la mesa un recorte de hasta 150 mil barriles diarios, su sorpresa fue saber que, a la hora de hacer las cuentas, le tocaba poner 400 mil.

No calcularon, por ejemplo, que el recorte debería ser igual al 23% de la producción que reportaran a la reunión y bueno, al presumir montos que no existen pues el pago es mayor.

Los analistas lo tienen claro, el mercado petrolero creció de manera exagerada desde 2016 con la producción de sale en Estados Unidos, de hecho, el gas en si mismo vale cero dólares, pero los líquidos son el equivalente a petróleo de alta calidad. Este aumento en precio los puso rentables en el mercado y generó una sobreoferta que los obligó a llegar a un acuerdo: reducir entre todos 1.2 millones de barriles diarios.

Este año la sobreoferta fue peor. La producción se mantuvo al alza mientras que desde finales del año pasado la demanda fue, primero lento y luego muy rápido, a la baja. La crisis del Covid-19 tiró la demanda, se calcula que en un 60% y la OPEP y específicamente Arabia Saudita se enfrentaron con el nuevo gigante petrolero: Rusia. La reunión previa del cártel petrolero más sus invitados -conocidos como OPEP+, que incluyen a México y Rusia- tuvieron una reunión el 6 de marzo en Amsterdam, ahí se pidió un recorte de otros 1.5 millones de barriles que debería de provenir de la oferta no OPEP, al no aceptar Rusia se inició la debacle de los precios.

Esta guerra tiró el precio a 14 dólares por barril en el caso del WTI y el crudo mexicanos a 10.7 dólares. Estos niveles obligaron a los productores a una nueva reunión, que es la de este jueves. La reunión se hace por vías remotas, la sede oficial es Amsterdam y desde México participa la secretaria de Energía, Rocío Nahle; desde las instalaciones de Pemex en Villahermosa, Tabasco. El acuerdo final es bajar en un 23% la oferta y en el caso de México, dados los números presentados antes por la funcionaria mexicana, le tocaba reducir en 400 mil barriles lo que inicialmente fue aceptado, y ahí empezó el desastre del día.

En una primera ronda todos aceptan y en una segunda México, con otros dos países, piden tiempo para hacer consultas, uno de ellos es Bahreim; y a su regreso entonces dijo que no podía tomar una decisión en ese momento, tendría que consultarlo, entonces quiso corregir la base de información presentada y decir que su producción era de 1.9 millones de barriles así que su recorte los pondría en 1.5 millones de barriles diarios (mmbd). La realidad es que según los pre acuerdos de la reunión, la producción mexicana de octubre del 2019 fue de 1.67 mmbd y sobre ese numero debería hacerse el corte.

Sabemos que la OPEP se fue a un break a la espera de que regresara México a la mesa internacional, la espera fue de prácticamente cinco horas y en ese tiempo hubo cosas como que Irán pidió hacer a un lado a México, ante el abandono, e incluso se sugirió que fuera Arabia y Rusia quienes tomaran el recorte de México. Ya estos dos países iban a sacar del mercado 2.5 mmbd, en mayo y junio, la producción de estos dos debería ser de 8.5 millones de barriles al día.

México nunca regresó a la reunión, la secretaria Nahle fue a solicitar autorizaciones para un recorte que no tenía autorizado y que ni siquiera sabía se iba a decidir este día.

El problema en la reunión fue que el número presentado por la Secretaría de Energía en el que le tocaban hacer una reducción de la producción de crudo, de acuerdo con el proyecto de los ministros, de 400 mil barriles diarios, de la delegación rusa salió el comentario de que Nahle no tuvo nunca una autorización para firmar acuerdo alguno mientras que Rusia y Arabia Saudí podían reducir su producción en 2.5 millones de barriles diarios (mbd) a partes iguales desde un nivel de 11 millones de barriles.

Los reportes oficiales señalaron que “México se ha retirado de reunión de los ministros de la alianza OPEP+ y de otros productores de petróleo sin dar su consentimiento a un nuevo acuerdo de recortes en la extracción de crudo pensado para estabilizar el mercado”.

En la noche, cerca de las 20 horas de la CDMX, en la madrugada de Amsterdam y de Medio Oriente, se anuncia que México sólo recortará 100 mil barriles de su producción sobre la base de una métrica de producto que nunca presentó a la OPEP.

Dice la titular de la Sener, Rocío Nahle, en el Twitter oficial de la dependencia, que México propuso una reducción de 100 mil barriles por día por los siguientes dos meses sobre la base de 1.781 mmbd que se produjeron en marzo pasado por lo que disminuirán el bombeo a 1.681 mmbd.

Casualmente este monto es el promedio que hoy se tiene en el país. El acuerdo para reducir la producción en 10 mmbd sigue apenas vivo y la alianza OPEP+ seguirá en consultas con México en la reunión del G20 este viernes. Por cierto, tres socios de OPEP permanecerán exonerados del corte: Venezuela, Irán y Libia pueden seguir con sus extracciones debido a las caídas involuntarias que sufren sus actividades petroleras.

Mundo

Primera ola de Covid-19 no ha terminado, advierte OMS

La organización informó que las muertes por coronavirus en todo el mundo ascendieron a 344 mil 454

Finanzas

Cenace emprende batalla legal por amparos sobre energía limpia

El equipo legal del Cenace promovió un recurso de queja ante un tribunal especializado de CDMX en el que impugna la suspensión provisional concedida a una compañía del sector energético

Finanzas

ONU convoca a reunión para analizar apoyo a países en desarrollo por Covid-19

La subsecretaria de general de la ONU dijo que países en desarrollo carecían de fondos suficientes para combatir la pandemia

Sociedad

Entregan oficialmente Islas Marías a la Secretaria de Marina

El pasado noviembre la Marina envió a la Segob una petición para el uso y aprovechamiento de los terrenos a fin de realizar operaciones aeronavales

Sociedad

Hombre con síntomas de Covid-19 se lanza de hospital en Veracruz

El hombre habría ingresado al hospital días antes para recibir atención por posible caso de Covid-19

Sociedad

Organización WOLA critica accionar de la Guardia Nacional

Wola dice que si bien la GN no ha sido implicada en tantos casos de violaciones graves de los DDHH, la nueva fuerza no está exenta

Mundo

Primera ola de Covid-19 no ha terminado, advierte OMS

La organización informó que las muertes por coronavirus en todo el mundo ascendieron a 344 mil 454

Cultura

Murales con eco: Asómate a ver lo que dicen las paredes

De la creatividad confinada y la necesidad de expresión en estos tiempos de cuarentena surge este proyecto

Salud

En Australia prueban vacuna contra Covid-19 en humanos

La vacuna está siendo probada con unos 130 participantes sanos de entre 18 y 59 años