/ viernes 10 de febrero de 2017

México está rezagado en energía eólica; creció 3,500 megawatts en 2016

Mientras empresas chinas, alemanas, españolas y estadunidenses se “frotan las manos” para aprovechar el auge de la energía eólica en México, cuya capacidad instalada creció de casi tres mil megawatts (MW) en 2015 a unos tres mil 500 MW en 2016, la industria nacional está rezagada en tal área, pues no produce electricidad con dicha tecnología en el país.

Lo anterior es de acuerdo con el Comisionado Federal de la Comisión Internacional de los Derechos Humanos, Víctor Hugo Gutiérrez Yáñez; en tanto, el director de la empresa E.J. Krause de México, José Navarro, dejó entrever que para 2018 están programadas inversiones por alrededor de 12 mil millones de dólares en el país -para energía eólica en la nación- (en un escrito de la compañía se detalla que entre 2015 y 2018 se estiman inversiones superiores a los 12 mil millones de dólares).

Por otra parte, Navarro admitió que todavía no se tienen compañías mexicanas que generen energía eólica en nuestra tierra.

En base al directivo, la capacidad instalada de energía eólica en 2016 llegó a aproximadamente 3 mil 500 MW; en tanto, un reporte de la Secretaría de Energía deja ver que esta tecnología rebasó los 2 mil 500 MW sin llegar a los 3 mil, por lo que se percibe un incremento.

Entrevistado a propósito del foro México Windpower que se realizará los próximos 1 y 2 de marzo en el Centro Citibanamex de la capital mexicana, José Navarro admitió que entre las empresas extranjeras interesadas en instalar energía eólica en México hay de Estados Unidos, alemanas, españolas y de China, la cual (en este último caso) tiene fabricantes importantes de equipos para la generación de energía.

Respecto a las compañías que están generando la energía eólica ahorita en México, dijo que están Iberdrola “que son españoles”, así como General Electric (de origen estadunidense), entre otras.

A su vez, Víctor Hugo Gutiérrez Yáñez, comentó que hay un rezago en la industria mexicana para la generación de energía eólica, lo cual está siendo aprovechado por los extranjeros para venir a México a realizar negocios. Ellos manejan la tecnología, misma que venden en millones y millones de dólares a empresas como la Comisión Federal de Electricidad, recalcó el activista.

Al considerar que debe haber un impulso para que las empresas mexicanas le entren a ese negocio, el también exlegislador advirtió que, de no ser así, caeremos en manos de extranjeros que controlarían la política energética eólica en los próximos 30 años.

En otro orden de ideas, José Navarro manifestó que el país número uno (en el mundo) de generación eólica es China, seguido por Estados Unidos. México probablemente esté arriba del lugar 20.

Mientras empresas chinas, alemanas, españolas y estadunidenses se “frotan las manos” para aprovechar el auge de la energía eólica en México, cuya capacidad instalada creció de casi tres mil megawatts (MW) en 2015 a unos tres mil 500 MW en 2016, la industria nacional está rezagada en tal área, pues no produce electricidad con dicha tecnología en el país.

Lo anterior es de acuerdo con el Comisionado Federal de la Comisión Internacional de los Derechos Humanos, Víctor Hugo Gutiérrez Yáñez; en tanto, el director de la empresa E.J. Krause de México, José Navarro, dejó entrever que para 2018 están programadas inversiones por alrededor de 12 mil millones de dólares en el país -para energía eólica en la nación- (en un escrito de la compañía se detalla que entre 2015 y 2018 se estiman inversiones superiores a los 12 mil millones de dólares).

Por otra parte, Navarro admitió que todavía no se tienen compañías mexicanas que generen energía eólica en nuestra tierra.

En base al directivo, la capacidad instalada de energía eólica en 2016 llegó a aproximadamente 3 mil 500 MW; en tanto, un reporte de la Secretaría de Energía deja ver que esta tecnología rebasó los 2 mil 500 MW sin llegar a los 3 mil, por lo que se percibe un incremento.

Entrevistado a propósito del foro México Windpower que se realizará los próximos 1 y 2 de marzo en el Centro Citibanamex de la capital mexicana, José Navarro admitió que entre las empresas extranjeras interesadas en instalar energía eólica en México hay de Estados Unidos, alemanas, españolas y de China, la cual (en este último caso) tiene fabricantes importantes de equipos para la generación de energía.

Respecto a las compañías que están generando la energía eólica ahorita en México, dijo que están Iberdrola “que son españoles”, así como General Electric (de origen estadunidense), entre otras.

A su vez, Víctor Hugo Gutiérrez Yáñez, comentó que hay un rezago en la industria mexicana para la generación de energía eólica, lo cual está siendo aprovechado por los extranjeros para venir a México a realizar negocios. Ellos manejan la tecnología, misma que venden en millones y millones de dólares a empresas como la Comisión Federal de Electricidad, recalcó el activista.

Al considerar que debe haber un impulso para que las empresas mexicanas le entren a ese negocio, el también exlegislador advirtió que, de no ser así, caeremos en manos de extranjeros que controlarían la política energética eólica en los próximos 30 años.

En otro orden de ideas, José Navarro manifestó que el país número uno (en el mundo) de generación eólica es China, seguido por Estados Unidos. México probablemente esté arriba del lugar 20.