/ viernes 14 de octubre de 2016

Microsoft financiará integración tecnológica de pymes mexicanas

Con el objetivo de integrar a las empresas a la cuarta revolución industrial, -principalmente pymes- que implica la modernización tecnológica de las organizaciones de todos tamaños en sus procesos productivos, el gigante del software, Microsoft, anunció en México un programa de financiamiento que permitirá la integración total al cambio tecnológico global con financiamiento a tasas preferenciales de entre uno a cinco años a tasa fija y sin necesidad de garantías para los solicitantes.

El requisito para el crédito por parte de la firma estadunidense a las organizaciones mexicanas es que cuando menos trabajen con el 15 por ciento de los productos de Microsoft, es decir, que aunque trabajen con hardware y software de terceros, -siempre y cuando no sean de la competencia, como Google, Apple y Oracle-, contarán con financiamiento, asesoría y consultoría para la implementación a los servicios en la nube, así como la flexibilidad de obtener el crédito en pesos o dólares.

El financiamiento tiene como requisito un mínimo de 30 mil dólares a las empresas que cuando menos tengan más de tres años establecidas en el mercado y que no pertenezcan al Gobierno.

Las ventajas que ofrece este nuevo programa de financiamiento es la flexibilidad, es decir, “un traje a la medida de las empresas”, señaló en conferencia de prensa, Salvador Cors, director de Grandes Empresas de Microsoft México, quien agregó que la experiencia ha sido muy exitosa en diversos países donde participan 60 por ciento pymes y 40 por ciento corporativos en un ecosistema integrado.

Buscamos principalmente a las pequeñas y medianas empresas para la integración de soluciones que les permitirán complementarse al nuevo mundo tecnológico, señaló Carlos Lazarini, gerente de financiamiento de Microsoft México.

Entendemos la necesidad del cliente, el flujo de efectivo y sus presupuestos, y por eso ofrecemos, que sin una estructura tradicional de pagos mensuales, adaptación a pagos diferidos, escalonados y personalizados que se adaptarán a las necesidades de las empresas, dijo.

Mediante su socio financiero, DLL Financing y a través de los seis principales distribuidores con los que cuenta Microsoft en el país, el programa gratuito permite a México convertirse en el primer país en Latinoamérica en recibir los beneficios financieros de los de Redmond.

El programa incluye, además del beneficio financiero, una propuesta de valor para las PyMEs, que promete revolucionar la industria porque facilitará la operación de las empresas en aras de responder a la demanda creciente de los consumidores, minimizando gastos y logrando ahorros sustanciales, incluyendo la realidad virtual, Internet de las Cosas y otras tecnologías, dijo el ejecutivo.

En países como España, Microsoft Financing ha contado con gran aceptación por parte de las PyMEs, alcanzando niveles superiores al 60 por ciento.

Con el objetivo de integrar a las empresas a la cuarta revolución industrial, -principalmente pymes- que implica la modernización tecnológica de las organizaciones de todos tamaños en sus procesos productivos, el gigante del software, Microsoft, anunció en México un programa de financiamiento que permitirá la integración total al cambio tecnológico global con financiamiento a tasas preferenciales de entre uno a cinco años a tasa fija y sin necesidad de garantías para los solicitantes.

El requisito para el crédito por parte de la firma estadunidense a las organizaciones mexicanas es que cuando menos trabajen con el 15 por ciento de los productos de Microsoft, es decir, que aunque trabajen con hardware y software de terceros, -siempre y cuando no sean de la competencia, como Google, Apple y Oracle-, contarán con financiamiento, asesoría y consultoría para la implementación a los servicios en la nube, así como la flexibilidad de obtener el crédito en pesos o dólares.

El financiamiento tiene como requisito un mínimo de 30 mil dólares a las empresas que cuando menos tengan más de tres años establecidas en el mercado y que no pertenezcan al Gobierno.

Las ventajas que ofrece este nuevo programa de financiamiento es la flexibilidad, es decir, “un traje a la medida de las empresas”, señaló en conferencia de prensa, Salvador Cors, director de Grandes Empresas de Microsoft México, quien agregó que la experiencia ha sido muy exitosa en diversos países donde participan 60 por ciento pymes y 40 por ciento corporativos en un ecosistema integrado.

Buscamos principalmente a las pequeñas y medianas empresas para la integración de soluciones que les permitirán complementarse al nuevo mundo tecnológico, señaló Carlos Lazarini, gerente de financiamiento de Microsoft México.

Entendemos la necesidad del cliente, el flujo de efectivo y sus presupuestos, y por eso ofrecemos, que sin una estructura tradicional de pagos mensuales, adaptación a pagos diferidos, escalonados y personalizados que se adaptarán a las necesidades de las empresas, dijo.

Mediante su socio financiero, DLL Financing y a través de los seis principales distribuidores con los que cuenta Microsoft en el país, el programa gratuito permite a México convertirse en el primer país en Latinoamérica en recibir los beneficios financieros de los de Redmond.

El programa incluye, además del beneficio financiero, una propuesta de valor para las PyMEs, que promete revolucionar la industria porque facilitará la operación de las empresas en aras de responder a la demanda creciente de los consumidores, minimizando gastos y logrando ahorros sustanciales, incluyendo la realidad virtual, Internet de las Cosas y otras tecnologías, dijo el ejecutivo.

En países como España, Microsoft Financing ha contado con gran aceptación por parte de las PyMEs, alcanzando niveles superiores al 60 por ciento.