/ jueves 6 de junio de 2019

Moody’s cambia perspectiva de calificación de Pemex a negativa

Un día después de que su panorama sobre México también se ajustó a negativo

La calificadora Moody’s cambió la perspectiva de calificación de Petróleos Mexicanos (Pemex) de estable a negativa, un día después de que su panorama sobre México también se ajustó a negativo, lo que significa que en los próximos meses puede bajar su nota.

La agencia, que mantuvo sin cambios la calificación crediticia de Pemex en Baa3, argumentó que la inversión de capital planificada por la compañía estatal no será suficiente para lograr la reposición de sus reservas petroleras en 2019 y 2020.

Moody's también modificó su evaluación de riesgo crediticio base (BCA), que refleja la fortaleza crediticia intrínseca de crédito, a caa1 desde b3.

"La baja de la BCA a caa1 refleja nuestras expectativas de continuidad del flujo de efectivo libre negativo en Pemex y de la tendencia de disminución de las reservas probadas, a pesar de los esfuerzos por reducir costos e impulsar las inversiones de capital", dijo en un comunicado.

Esto se suma a la decisión de Fitch Ratings de rebajar la nota crediticia de México de BBB+ a BBB, lo que según la perspectiva de la firma reduce la capacidad que tiene el país para pagar su deuda y la ubica a dos escalones del bono “basura”.

Este miércoles, ambas calificadoras enviaron comunicados separados a los mercados, apenas media hora antes de que el canciller Marcelo Ebrard diera parte del resultado de la primera reunión entre la delegación nacional con la estadounidense, en busca de evitar la implementación de aranceles a todas las exportaciones mexicanas.

Moody’s explicó que su decisión fue motivada por el debilitamiento del marco de política en dos aspectos clave, con potenciales implicaciones negativas para el crecimiento económico y el pago de la deuda.

“Políticas que ahora son menos predecibles están afectando negativamente la confianza de los inversionistas y las perspectivas económicas de mediano plazo. Segundo, menor crecimiento económico, aunado a cambios en la política energética y al papel que juega Pemex, introducen riesgos para la perspectiva fiscal de mediano plazo, a pesar del compromiso del gobierno con mantener una política fiscal prudente en el corto plazo”, indicó.

||Con información de Reuters||

La calificadora Moody’s cambió la perspectiva de calificación de Petróleos Mexicanos (Pemex) de estable a negativa, un día después de que su panorama sobre México también se ajustó a negativo, lo que significa que en los próximos meses puede bajar su nota.

La agencia, que mantuvo sin cambios la calificación crediticia de Pemex en Baa3, argumentó que la inversión de capital planificada por la compañía estatal no será suficiente para lograr la reposición de sus reservas petroleras en 2019 y 2020.

Moody's también modificó su evaluación de riesgo crediticio base (BCA), que refleja la fortaleza crediticia intrínseca de crédito, a caa1 desde b3.

"La baja de la BCA a caa1 refleja nuestras expectativas de continuidad del flujo de efectivo libre negativo en Pemex y de la tendencia de disminución de las reservas probadas, a pesar de los esfuerzos por reducir costos e impulsar las inversiones de capital", dijo en un comunicado.

Esto se suma a la decisión de Fitch Ratings de rebajar la nota crediticia de México de BBB+ a BBB, lo que según la perspectiva de la firma reduce la capacidad que tiene el país para pagar su deuda y la ubica a dos escalones del bono “basura”.

Este miércoles, ambas calificadoras enviaron comunicados separados a los mercados, apenas media hora antes de que el canciller Marcelo Ebrard diera parte del resultado de la primera reunión entre la delegación nacional con la estadounidense, en busca de evitar la implementación de aranceles a todas las exportaciones mexicanas.

Moody’s explicó que su decisión fue motivada por el debilitamiento del marco de política en dos aspectos clave, con potenciales implicaciones negativas para el crecimiento económico y el pago de la deuda.

“Políticas que ahora son menos predecibles están afectando negativamente la confianza de los inversionistas y las perspectivas económicas de mediano plazo. Segundo, menor crecimiento económico, aunado a cambios en la política energética y al papel que juega Pemex, introducen riesgos para la perspectiva fiscal de mediano plazo, a pesar del compromiso del gobierno con mantener una política fiscal prudente en el corto plazo”, indicó.

||Con información de Reuters||

Sociedad

Aterriza el "misionero de paz" con insumos para enfrentar Covid-19 en México

El avión Boeing 787-8 de Aeroméxico aterrizó sin ningún contratiempo en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

México

Suman 141 defunciones por Covid-19 en México

Autoridades de la Secretaría de Salud confirmaron 2 mil 785 casos confirmados de coronavirus

Sociedad

Diputados reformarán Constitución para legislar con Home Office

Se reformará artículo 63 de la Constitución, para que los legisladores puedan realizar sesiones y votaciones, vía remota en casos extraordinarios

Sociedad

Doctores de Cuba, listos para ayudar a México

Este anuncio se da luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijera que analizaba pedir el apoyo de médicos cubanos

Sociedad

Inai vigilará uso de geolocalización durante pandemia

El comisionado presidente del Inai se mantiene pendiente de que se garantice la privacidad de las personas, en especial de los pacientes diagnosticados con el virus

Finanzas

Ayudas millonarias a Pemex serán insuficientes, afirman

Moody's prevé que la petrolera deberá tomar más deuda a pesar del apoyo fiscal del gobierno

Mundo

Dan ocho años de cárcel al expresidente de Ecuador, Rafael Correa

Corte de Ecuador lo culpó en ausencia de corrupción y lo inhabilitan políticamente; "quieren evitar mi elección"

Sociedad

Pobladores sí se reubicarían por Tren Maya, revela encuesta de la ONU

Sólo 16 por ciento de los encuestados por la ONU está inconforme con trazo

CDMX

Detallan protocolo para obras privadas durante contingencia

El líder de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción indicó que el detener la obra privada representa que 275 mil dejen de trabajar en la Ciudad de México