/ domingo 25 de octubre de 2020

No habrá marcha atrás en política energética, dice AMLO

El Presidente reitera que su gobierno rescatará a CFE y a Pemex, y rechaza que la española Repsol le pague

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su gobierno defenderá a Petróleos Mexicanos y a la Comisión Federal de Electricidad de los intereses privados y extranjeros surgidos en el periodo neoliberal.

El mandatario acusó a los neoliberales de usar a las energías limpias como un sofisma para impulsar la reforma energética, y adelantó que en su administración usarán carbón para la generación de electricidad para el país.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Utilizaron otro sofisma, lo de las energías limpias, el que estas plantas de la Comisión Federal de Electricidad ya son viejas y contaminan, y que por lo mismo era mejor la producción de energía con gas, las termoeléctricas, las eólicas o energía solar, energías que, en efecto, no contaminan, pero están subsidiadas; produzcan o no produzcan, la Comisión Federal -con presupuesto público, que es dinero de todo el pueblo- les tiene que comprar la energía eléctrica”, dijo ayer el Presidente en respuesta a la carta que congresistas estadounidenses entregaron a Donald Trump y en la que se quejaron de que la política energética de la cuatroté contradice el T-MEC.El Presidente reitera que su gobierno rescatará a CFE y a Pemex, y rechaza que la española Repsol le pague

“Por eso me da mucho gusto estar aquí y desde este complejo termoeléctrico de Nava, decirle a quienes están defendiendo la política neoliberal que no vamos a dar ni un paso atrás, que vamos a rescatar a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad”, comentó.

En la misiva fechada el 22 de octubre y divulgada este viernes, congresistas demócratas y republicanos advierten que esa política está beneficiando a Pemex y CFE, en perjuicio de las empresas estadounidenses, lo que se tomaría una violación al nuevo tratado comercial.

“Escribimos hoy para llamar su atención sobre las acciones del gobierno de México que amenazan la inversión y el acceso al mercado de las empresas energéticas estadounidenses y socavan el espíritu del T-MEC”, dice la carta.

La preocupación de los congresistas estadounidenses es compartida por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), que advirtió que las acciones tomadas desde el Gobierno de México atentan en contra de los principios de competencia, lo que podría desencadenar una serie de litigios a través del mecanismo de solución de disputas con costos millonarios para el país.

En las plataformas petroleras se busca incrementar la producción del hidrocarburo, uno de los objetivos de la política energética de esta administración / Cortesía | Presidencia

“Desde la Confederación Patronal de la República Mexicana hemos denunciado acciones que ha emprendido el Gobierno federal para favorecer a Pemex y a CFE, entre ellas, el freno de inversiones por seis mil millones de dólares en energías renovables”, dijo Coparmex en comunicado.

Además, advirtió que cancelar o detener el otorgamiento de permisos a empresas privadas es grave y podría generar responsabilidades administrativas a los funcionarios públicos que instruyan a sus colaboradores a violar la ley.

“Insistimos en que el Gobierno federal debe respetar la ley y los tratados internacionales de los que México es parte, a fin de generar certeza para la inversión en el largo plazo y brindar más y mejores opciones de desarrollo”, agregó.

De visita en la carboeléctrica Carbón II, que junto con la central José López Portillo, en Nava, Coahuila, detonaron desde los años 80 y 90 la llamada fiebre del carbón en la zona, López Obrador contestó a los señalamientos de los congresistas estadounidenses que se mantendrá el trato preferencial para Pemex y la CFE y, de ser necesario, promoverá una reforma constitucional. “En el caso de que no se pueda con el actual marco legal fortalecer a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad, voy a enviar, si es necesario, una iniciativa de reforma a la Constitución para que vuelva a prevalecer el espíritu del artículo 27 constitucional”.

Acompañado del director de la CFE, Manuel Bartlett, el Ejecutivo rechazó que México tenga suscrito un acuerdo con Estados Unidos o Canadá en materia energética, ya que el T-MEC dice que se respetará la soberanía de nuestro país. “En el capítulo de energía sólo quedó establecido en dos párrafos el derecho absoluto soberano de México, para decidir en materia de política energética, de conformidad con la letra y sobre todo con el espíritu del artículo 27 de nuestra Constitución”, dijo.

En su discurso, el titular del Ejecutivo aseveró que él trabaja para los mexicanos, no para Repsol, empresa a la que acusó de abusar de la política privatizadora del periodo neoliberal.

“A mí no me paga Repsol, a mí me pagan los mexicanos para servirles, y por eso tengo que defender el interés público, no el interés de particulares”, comentó, e incluso dijo que la empresa debería de pedir una disculpa por las atrocidades cometidas durante el periodo neoliberal.

En 2011, en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, Pemex adquirió por mil 150 millones de euros 9.4 por ciento de las acciones de Repsol. En 2014, con Emilio Lozoya como director, la petrolera anunció una desinversión.






Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su gobierno defenderá a Petróleos Mexicanos y a la Comisión Federal de Electricidad de los intereses privados y extranjeros surgidos en el periodo neoliberal.

El mandatario acusó a los neoliberales de usar a las energías limpias como un sofisma para impulsar la reforma energética, y adelantó que en su administración usarán carbón para la generación de electricidad para el país.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Utilizaron otro sofisma, lo de las energías limpias, el que estas plantas de la Comisión Federal de Electricidad ya son viejas y contaminan, y que por lo mismo era mejor la producción de energía con gas, las termoeléctricas, las eólicas o energía solar, energías que, en efecto, no contaminan, pero están subsidiadas; produzcan o no produzcan, la Comisión Federal -con presupuesto público, que es dinero de todo el pueblo- les tiene que comprar la energía eléctrica”, dijo ayer el Presidente en respuesta a la carta que congresistas estadounidenses entregaron a Donald Trump y en la que se quejaron de que la política energética de la cuatroté contradice el T-MEC.El Presidente reitera que su gobierno rescatará a CFE y a Pemex, y rechaza que la española Repsol le pague

“Por eso me da mucho gusto estar aquí y desde este complejo termoeléctrico de Nava, decirle a quienes están defendiendo la política neoliberal que no vamos a dar ni un paso atrás, que vamos a rescatar a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad”, comentó.

En la misiva fechada el 22 de octubre y divulgada este viernes, congresistas demócratas y republicanos advierten que esa política está beneficiando a Pemex y CFE, en perjuicio de las empresas estadounidenses, lo que se tomaría una violación al nuevo tratado comercial.

“Escribimos hoy para llamar su atención sobre las acciones del gobierno de México que amenazan la inversión y el acceso al mercado de las empresas energéticas estadounidenses y socavan el espíritu del T-MEC”, dice la carta.

La preocupación de los congresistas estadounidenses es compartida por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), que advirtió que las acciones tomadas desde el Gobierno de México atentan en contra de los principios de competencia, lo que podría desencadenar una serie de litigios a través del mecanismo de solución de disputas con costos millonarios para el país.

En las plataformas petroleras se busca incrementar la producción del hidrocarburo, uno de los objetivos de la política energética de esta administración / Cortesía | Presidencia

“Desde la Confederación Patronal de la República Mexicana hemos denunciado acciones que ha emprendido el Gobierno federal para favorecer a Pemex y a CFE, entre ellas, el freno de inversiones por seis mil millones de dólares en energías renovables”, dijo Coparmex en comunicado.

Además, advirtió que cancelar o detener el otorgamiento de permisos a empresas privadas es grave y podría generar responsabilidades administrativas a los funcionarios públicos que instruyan a sus colaboradores a violar la ley.

“Insistimos en que el Gobierno federal debe respetar la ley y los tratados internacionales de los que México es parte, a fin de generar certeza para la inversión en el largo plazo y brindar más y mejores opciones de desarrollo”, agregó.

De visita en la carboeléctrica Carbón II, que junto con la central José López Portillo, en Nava, Coahuila, detonaron desde los años 80 y 90 la llamada fiebre del carbón en la zona, López Obrador contestó a los señalamientos de los congresistas estadounidenses que se mantendrá el trato preferencial para Pemex y la CFE y, de ser necesario, promoverá una reforma constitucional. “En el caso de que no se pueda con el actual marco legal fortalecer a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad, voy a enviar, si es necesario, una iniciativa de reforma a la Constitución para que vuelva a prevalecer el espíritu del artículo 27 constitucional”.

Acompañado del director de la CFE, Manuel Bartlett, el Ejecutivo rechazó que México tenga suscrito un acuerdo con Estados Unidos o Canadá en materia energética, ya que el T-MEC dice que se respetará la soberanía de nuestro país. “En el capítulo de energía sólo quedó establecido en dos párrafos el derecho absoluto soberano de México, para decidir en materia de política energética, de conformidad con la letra y sobre todo con el espíritu del artículo 27 de nuestra Constitución”, dijo.

En su discurso, el titular del Ejecutivo aseveró que él trabaja para los mexicanos, no para Repsol, empresa a la que acusó de abusar de la política privatizadora del periodo neoliberal.

“A mí no me paga Repsol, a mí me pagan los mexicanos para servirles, y por eso tengo que defender el interés público, no el interés de particulares”, comentó, e incluso dijo que la empresa debería de pedir una disculpa por las atrocidades cometidas durante el periodo neoliberal.

En 2011, en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, Pemex adquirió por mil 150 millones de euros 9.4 por ciento de las acciones de Repsol. En 2014, con Emilio Lozoya como director, la petrolera anunció una desinversión.






Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Política

Congreso de Jalisco anula Ley Olimpia por error

"Aunque no haya sido mi error, lo tenemos que resarcir”, reconoció la impulsora en Jalisco de esta ley, la diputada Sofía García Mosqueda

México

México rebasa las 108 mil muertes por Covid

El país registró 608 nuevas muertes, con lo que el total de decesos se elevó a 108 mil 173

Sociedad

Diputados aprueban ley para que gobierno registre tus datos biométricos

La Cédula de Identidad Digital se podrá portar en dispositivos electrónicos y tendrá información personal como nombre, domicilio, ciudad de origen, huella dactilar, voz e iris ocular

Futbol

La Máquina bombea esperanza a la afición: Cruz Azul golea a Pumas 4-0

El cuadro fue superior a Pumas en una trepidante tanda de goles dejando una estela hacia el milagro de diciembre

Sociedad

Ibarra Cadena y Guerra Ford van por la presidencia del INAI

El próximo 10 de diciembre cada candidato deberá presentar sus planes de trabajo en una sesión extraordinaria del Pleno del INAI

Finanzas

IP y Gobierno continúan sin acuerdo en reforma al outsourcing

"No hemos llegado a un acuerdo. Quedamos de reunirnos otra vez la próxima semana", dijo Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial

Política

Congreso de Jalisco anula Ley Olimpia por error

"Aunque no haya sido mi error, lo tenemos que resarcir”, reconoció la impulsora en Jalisco de esta ley, la diputada Sofía García Mosqueda

Salud

Moderna asegura que su vacuna otorga inmunidad prolongada ante Covid-19

Según la farmacéutica, los participantes de las primeras fases de los ensayos clínicos de la vacuna retuvieron "altos niveles de los anticuerpos neutralizantes