/ lunes 26 de junio de 2017

Piden empresarios programa de reactivación productiva

En México, el Sector Industrial requiere de un programa emergente de reactivación productiva, pues durante el primer cuatrimestre del 2017 retrocedió 0.8% a tasa anual, una cifra que sintetiza el entorno negativo que enfrenta la mayor parte de la industria mexicana, alertó el Centro de Estudios de la Industria (CEI).

Al resaltar que durante abril se profundizó el bajo desempeño de esta división, la agrupación destacó que “el sector de las actividades industriales presentó retroceso del 4.4% de variación anual y con lo cual su ciclo se mantiene a la baja. Este resultado se presenta a partir de que tres de sus cuatro componentes presentan un desempeño acumulado negativo en los primeros cuatro meses del año, donde solo el sector de manufacturas mantiene un acumulado positivo del 3.1%”. 

Por otra parte, en tanto que la variación anual durante abril fue negativa para todos los componentes industriales, el Sector de la Minería continúa en crisis con 35 tasas consecutivas negativas, con una reducción del 9.6%; así como el debilitamiento del Sector de la Construcción que tuvo una caída del 6.5%, electricidad, agua y gas con 3% y manufacturas con 1.7%, de acuerdo con el CEI perteneciente a la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin).

Continúa minería siendo un desafío estructural

Conforme al organismo empresarial, este entorno plantea un escenario delicado para los siguientes meses, ya que el retroceso acumulado de la industria del 0.8% en los primeros cuatro meses del año se dio frente al avance marginal del 0.4% en el mismo periodo de 2016. 

“Sin embargo -aclaró-, el mejor desempeño de Estados Unidos puede aportar elementos positivos para la industria mexicana, como se ha dado para las manufacturas que presentaron el mejor resultado, mientras que la minería continúa siendo un desafío estructural”.

El Centro de Estudios de la Industria expuso que la orientación a resultados que fortalezcan el crecimiento económico de México debe ser un componente esencial de la política económica, particularmente en materia de comercio exterior y de política industrial. 

Cada país debe crear una estructura de política económica adecuada a su contexto. Durante los últimos 50 años, a nivel global, la ortodoxia económica no ha generado un país desarrollado, indicó el CEI añadiendo que la región más productiva y competitiva del mundo, Asia del este, es la mejor muestra de que la fórmula del éxito reside en modelos heterodoxos, basados en las realidades de cada nación.

En México, el Sector Industrial requiere de un programa emergente de reactivación productiva, pues durante el primer cuatrimestre del 2017 retrocedió 0.8% a tasa anual, una cifra que sintetiza el entorno negativo que enfrenta la mayor parte de la industria mexicana, alertó el Centro de Estudios de la Industria (CEI).

Al resaltar que durante abril se profundizó el bajo desempeño de esta división, la agrupación destacó que “el sector de las actividades industriales presentó retroceso del 4.4% de variación anual y con lo cual su ciclo se mantiene a la baja. Este resultado se presenta a partir de que tres de sus cuatro componentes presentan un desempeño acumulado negativo en los primeros cuatro meses del año, donde solo el sector de manufacturas mantiene un acumulado positivo del 3.1%”. 

Por otra parte, en tanto que la variación anual durante abril fue negativa para todos los componentes industriales, el Sector de la Minería continúa en crisis con 35 tasas consecutivas negativas, con una reducción del 9.6%; así como el debilitamiento del Sector de la Construcción que tuvo una caída del 6.5%, electricidad, agua y gas con 3% y manufacturas con 1.7%, de acuerdo con el CEI perteneciente a la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin).

Continúa minería siendo un desafío estructural

Conforme al organismo empresarial, este entorno plantea un escenario delicado para los siguientes meses, ya que el retroceso acumulado de la industria del 0.8% en los primeros cuatro meses del año se dio frente al avance marginal del 0.4% en el mismo periodo de 2016. 

“Sin embargo -aclaró-, el mejor desempeño de Estados Unidos puede aportar elementos positivos para la industria mexicana, como se ha dado para las manufacturas que presentaron el mejor resultado, mientras que la minería continúa siendo un desafío estructural”.

El Centro de Estudios de la Industria expuso que la orientación a resultados que fortalezcan el crecimiento económico de México debe ser un componente esencial de la política económica, particularmente en materia de comercio exterior y de política industrial. 

Cada país debe crear una estructura de política económica adecuada a su contexto. Durante los últimos 50 años, a nivel global, la ortodoxia económica no ha generado un país desarrollado, indicó el CEI añadiendo que la región más productiva y competitiva del mundo, Asia del este, es la mejor muestra de que la fórmula del éxito reside en modelos heterodoxos, basados en las realidades de cada nación.