/ viernes 29 de septiembre de 2023

Olvidadas y a su suerte: colonias de Jalisco llevan años sin calles

Pobladores de La Duraznera, Solidaridad y La Cofradía tienen luz porque "se la roban", pues no tienen una instalación eléctrica

Samuel Pacheco tiene "otros datos" sobre la reducción de la pobreza en el municipio de San Pedro Tlaquepaque, Jalisco, donde según Coneval, entre 2010 y 2020, el nivel de pobreza se redujo en 12.8 por ciento.

Pacheco y algunos de sus conocidos no ven cambios en la zona donde están las tres colonias que habitan: La Duraznera, Solidaridad y La Cofradía, las que califica como “olvidadas a su suerte” y que son tan pobres que “ni calles tenemos”.

Se ubican a solo 15.4 kilómetros del centro de Guadalajara y ahí se concentra una parte importante de los cerca de 175 mil tlaquepaquenses en situación de pobreza (27.3 por ciento de los más de 687 mil habitantes).

Pacheco comenta que si tiene luz en su hogar es porque se la roban, pues por años han pedido que les instalen electricidad, pero no les hacen caso. Su esposa trabaja con él, es su socia en la recolección y venta de cartón y plástico. No les quedó otra opción, luego de que las opciones de emplearse se van reduciendo por su edad, su falta de conocimientos y ahora por la forma en cómo se limitaron los espacios en los centros laborales, a partir de la pandemia.

Foto: David Tamayo | El Occidental


Roberta Castro, habitante de la colonia La Cofradía Tlaquepaque, asegura que con darse una vuelta a la zona se darán cuenta de que está muy lejos de que la pobreza se reduzca.

"La verdad no sé qué es eso (Coneval) pero si se da una vuelta acá la colonia verá que si hay mucha pobreza la mayoría de nuestras casas están en obra negra y pues tenemos que meternos porque es eso o la calle y aunque sea una casa sin enjarres y a medio construir no sirve para taparnos de las lluvias".

En esta colonia la luz y el gas sí llegan, pero “nos faltan calles”, expresa, al hacer énfasis que son los olvidados. La pobreza, en su caso, no es limitante para que los peques de la casa dejen de estudiar: "Dejaron de ir en la pandemia y ahí sí le batallamos mucho porque ya ve que todo era por internet y aquí en la casa no tenemos internet mis niños tenían que ir a un ciber para hacer las tareas”.

Ella trabaja en la limpieza de casas particulares, tres o cuatro por semana, mientras que su hija mayor estudia, “de ahí sacó para los gastos más con lo que me ayuda mi esposo".

Evaristo recorre a diario más de 30 kilómetros y toma al menos cuatro camiones -dos de ida y dos de regreso- para ir a laborar a una fábrica de la Zona Industrial y luego volver a su casa en la colonia la Duraznera. “La pobreza sigue”, sentencia.

Es padre de tres pequeños y asegura que hasta ahora su familia completa los alimentos, “antes teníamos que quedarnos sin cenar yo y mi esposa, pero hoy con el apoyo de las becas que tienen los niños completamos desayuno, comida -yo casi no como aquí, me llevo lonche al trabajo- y cena”.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

La falta de calles adecuadas en la zona impide el paso de unidades de servicio. “Los del gas no se animan a entrar”. Tienen energía eléctrica, “nos regularizaron, ya tenemos contadores”, pero el agua “un día sí, dos días no” y es que les refieren a cada rato los del SIAPA que algo falla. El servicio de pipas por las que pagan hasta 400 pesos es común en la zona.

Samuel Pacheco tiene "otros datos" sobre la reducción de la pobreza en el municipio de San Pedro Tlaquepaque, Jalisco, donde según Coneval, entre 2010 y 2020, el nivel de pobreza se redujo en 12.8 por ciento.

Pacheco y algunos de sus conocidos no ven cambios en la zona donde están las tres colonias que habitan: La Duraznera, Solidaridad y La Cofradía, las que califica como “olvidadas a su suerte” y que son tan pobres que “ni calles tenemos”.

Se ubican a solo 15.4 kilómetros del centro de Guadalajara y ahí se concentra una parte importante de los cerca de 175 mil tlaquepaquenses en situación de pobreza (27.3 por ciento de los más de 687 mil habitantes).

Pacheco comenta que si tiene luz en su hogar es porque se la roban, pues por años han pedido que les instalen electricidad, pero no les hacen caso. Su esposa trabaja con él, es su socia en la recolección y venta de cartón y plástico. No les quedó otra opción, luego de que las opciones de emplearse se van reduciendo por su edad, su falta de conocimientos y ahora por la forma en cómo se limitaron los espacios en los centros laborales, a partir de la pandemia.

Foto: David Tamayo | El Occidental


Roberta Castro, habitante de la colonia La Cofradía Tlaquepaque, asegura que con darse una vuelta a la zona se darán cuenta de que está muy lejos de que la pobreza se reduzca.

"La verdad no sé qué es eso (Coneval) pero si se da una vuelta acá la colonia verá que si hay mucha pobreza la mayoría de nuestras casas están en obra negra y pues tenemos que meternos porque es eso o la calle y aunque sea una casa sin enjarres y a medio construir no sirve para taparnos de las lluvias".

En esta colonia la luz y el gas sí llegan, pero “nos faltan calles”, expresa, al hacer énfasis que son los olvidados. La pobreza, en su caso, no es limitante para que los peques de la casa dejen de estudiar: "Dejaron de ir en la pandemia y ahí sí le batallamos mucho porque ya ve que todo era por internet y aquí en la casa no tenemos internet mis niños tenían que ir a un ciber para hacer las tareas”.

Ella trabaja en la limpieza de casas particulares, tres o cuatro por semana, mientras que su hija mayor estudia, “de ahí sacó para los gastos más con lo que me ayuda mi esposo".

Evaristo recorre a diario más de 30 kilómetros y toma al menos cuatro camiones -dos de ida y dos de regreso- para ir a laborar a una fábrica de la Zona Industrial y luego volver a su casa en la colonia la Duraznera. “La pobreza sigue”, sentencia.

Es padre de tres pequeños y asegura que hasta ahora su familia completa los alimentos, “antes teníamos que quedarnos sin cenar yo y mi esposa, pero hoy con el apoyo de las becas que tienen los niños completamos desayuno, comida -yo casi no como aquí, me llevo lonche al trabajo- y cena”.

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

La falta de calles adecuadas en la zona impide el paso de unidades de servicio. “Los del gas no se animan a entrar”. Tienen energía eléctrica, “nos regularizaron, ya tenemos contadores”, pero el agua “un día sí, dos días no” y es que les refieren a cada rato los del SIAPA que algo falla. El servicio de pipas por las que pagan hasta 400 pesos es común en la zona.

Sociedad

Rescatan a más de 100 migrantes en Zacatecas; hay dos detenidos

La Fiscalía General de Justicia del Estado de Zacatecas rescató a 116 personas de Guatemala, Ecuador, Honduras, El Salvador y Nicaragua

Elecciones 2024

Nos vamos a responsabilizar de los huérfanos de la violencia: Xóchitl Gálvez

Xóchitl Gálvez se reunió con madres buscadoras en Morelia durante un performance sobre los huérfanos que dejó la violencia

Elecciones 2024

Políticos registran su nombre como marca registrada

Algunos políticos no sólo registran su nombre, sino algún signo distintivo de ellos, “algo de su atuendo, una corbata, un moño"

Elecciones 2024

Candidatos por la CDMX refuerzan discursos sobre seguridad y agua

Candidatos capitalinos olvidan previo a debate el tema de la corrupción, uno de los dos tópicos a tratar hoy

Política

Reforma a Ley de Amparo saturará el Poder Judicial

La reforma a la Ley de Amparo que impulsa Morena le pegará significativamente al bolsillo de los mexicanos

Metrópoli

2023, el año con más hospitalizaciones por accidentes viales

Las cifras consideran a peatones lesionados y personas que viajaban en algún vehículo motorizado