/ viernes 17 de julio de 2020

Cerrarían armadoras de autos por no respetar pago de 16 dólares por hora

Con el T-MEC, se presentarán nuevos retos a las empresas automotrices establecidas en la frontera y el resto del país

La Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) desde su sede en Chihuahua, advierte sobre un posible cierre de armadoras de autos y traslado a su país de origen, si no cumplen con lo establecido en el nuevo Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, entre lo que se establece un salario de 16 dólares la hora para quienes trabajan ensamblando autos.

En esto coinciden Alejandro Sandoval Murillo, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas y Miguel Angel Díaz Marín, especialista en materia económica y socio de Kreston, al señalar que las empresas deben tener especial cuidado en este aspecto y en lo que se refiere a la libertad a sus empleados de integrarse sindicalmente.

Destacaron que al entrar en vigor el nuevo Tratado de Libre Comercio, ahora identificado como T-MEC, se le presentarán nuevos retos a las empresas automotrices establecidas en Ciudad Juárez y el resto del país, pero de alguna manera van a tener que adaptarlas para continuar dentro de la competencia global en la que están inmersas.

Señalaron que el paro de actividades que tuvieron que enfrentar por las medidas emergentes establecidas, no sólo en México, también en el resto del mundo, y lo que se tardó en publicar los reglamentos que establecen la forma en la que deberán operar ahora, dificultaron la adecuación de sus operaciones y la búsqueda de nuevos proveedores para poder crear la cadena de suministro requerida para poder cumplir con el grado de integración regional exigido, que en algunos casos deberá llegar al 75 por ciento.

Las empresas, señalan, no estuvieron preparadas para iniciar el primero de julio, con la entrada en vigor del T-MEC, con las nuevas disposiciones, pero esto no es tan preocupante porque las empresas tienen un periodo de transición que les otorga dos años adicionales a los tres establecidos en el Tratado, que incluye a las armadoras establecidas en México y que exportan sus autos a Estados Unidos y Canadá sin pago de aranceles.

El problema puede presentarse si en los plazos establecidos no pueden cumplir y los países integrantes, sobre todo Estados Unidos, el más interesado, pueden establecer aranceles más altos que pueden sacar del mercado a los fabricantes de autos y, como consecuencia, la posibilidad de que retornen a los países donde están sus corporativos para evitarlos.

El arancel inicial se estima en el 2.5 por ciento, si no se cumple con todos los requisitos establecidos, entre los que se define también que al menos el 40 por ciento de los trabajadores de las empresas relacionadas con el sector ganen un salario de 16 dólares la hora como mínimo, comentaron.

Esto definitivamente tiene un efecto directo en los proveedores que tienen en Ciudad Juárez, que están sujetos a condiciones similares.

Foto: Reuters

Se entiende que las ensambladoras ya presentaron su solicitud para acceder al Régimen de Transición Alternativo, cuyo plazo venció precisamente el 1 de julio y la resolución de la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos está prevista para finales de agosto.

Entre enero y junio los fabricantes de vehículos exportaron un millón de unidades aún bajo las reglas del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (Tlcan), de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

La misma información señala que para este 2020 la meta es enviar al exterior 2.3 millones de unidades, 33 por ciento menor a los 3.33 millones exportados en 2019.

Estados Unidos, según la AMIA, es el principal destino de los autos ensamblados en México, al abarcar el 80 por ciento.

Esta industria es la principal generadora de divisas para México

A un poco más del mes de haber regresado a la nueva normalidad, las armadoras de autos enfrentan nuevos retos, entre los que se encuentra la baja en la producción de piezas automotrices que se elaboran en nuestra frontera, señalaron por su parte Sandoval y Díaz.

Esto ha provocado también cierta preocupación de los corporativos ubicados en Estados Unidos, porque trabajan actualmente al 100 por ciento, y el hecho de que aquí las maquiladoras automotrices no tengan permitido trabajar con el 100 por ciento de su personal, puede ocasionarles problemas.

Aunque hay versiones en el sentido de que ya han buscado y encontrado proveedores en otros países, lo que pone en riesgo la inversión en Juárez y otras poblaciones del país donde tienen diferentes plantas.

Destacaron que ante esta situación no es difícil que México decida pasar al semáforo amarillo en lo que se refiere a la industria automotriz y posiblemente al verde, al menos en ese sector para que puedan cumplir con sus compromisos y evitar que estas inversiones salgan y con ello se pierdan miles de empleos.


La Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) desde su sede en Chihuahua, advierte sobre un posible cierre de armadoras de autos y traslado a su país de origen, si no cumplen con lo establecido en el nuevo Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, entre lo que se establece un salario de 16 dólares la hora para quienes trabajan ensamblando autos.

En esto coinciden Alejandro Sandoval Murillo, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas y Miguel Angel Díaz Marín, especialista en materia económica y socio de Kreston, al señalar que las empresas deben tener especial cuidado en este aspecto y en lo que se refiere a la libertad a sus empleados de integrarse sindicalmente.

Destacaron que al entrar en vigor el nuevo Tratado de Libre Comercio, ahora identificado como T-MEC, se le presentarán nuevos retos a las empresas automotrices establecidas en Ciudad Juárez y el resto del país, pero de alguna manera van a tener que adaptarlas para continuar dentro de la competencia global en la que están inmersas.

Señalaron que el paro de actividades que tuvieron que enfrentar por las medidas emergentes establecidas, no sólo en México, también en el resto del mundo, y lo que se tardó en publicar los reglamentos que establecen la forma en la que deberán operar ahora, dificultaron la adecuación de sus operaciones y la búsqueda de nuevos proveedores para poder crear la cadena de suministro requerida para poder cumplir con el grado de integración regional exigido, que en algunos casos deberá llegar al 75 por ciento.

Las empresas, señalan, no estuvieron preparadas para iniciar el primero de julio, con la entrada en vigor del T-MEC, con las nuevas disposiciones, pero esto no es tan preocupante porque las empresas tienen un periodo de transición que les otorga dos años adicionales a los tres establecidos en el Tratado, que incluye a las armadoras establecidas en México y que exportan sus autos a Estados Unidos y Canadá sin pago de aranceles.

El problema puede presentarse si en los plazos establecidos no pueden cumplir y los países integrantes, sobre todo Estados Unidos, el más interesado, pueden establecer aranceles más altos que pueden sacar del mercado a los fabricantes de autos y, como consecuencia, la posibilidad de que retornen a los países donde están sus corporativos para evitarlos.

El arancel inicial se estima en el 2.5 por ciento, si no se cumple con todos los requisitos establecidos, entre los que se define también que al menos el 40 por ciento de los trabajadores de las empresas relacionadas con el sector ganen un salario de 16 dólares la hora como mínimo, comentaron.

Esto definitivamente tiene un efecto directo en los proveedores que tienen en Ciudad Juárez, que están sujetos a condiciones similares.

Foto: Reuters

Se entiende que las ensambladoras ya presentaron su solicitud para acceder al Régimen de Transición Alternativo, cuyo plazo venció precisamente el 1 de julio y la resolución de la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos está prevista para finales de agosto.

Entre enero y junio los fabricantes de vehículos exportaron un millón de unidades aún bajo las reglas del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (Tlcan), de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

La misma información señala que para este 2020 la meta es enviar al exterior 2.3 millones de unidades, 33 por ciento menor a los 3.33 millones exportados en 2019.

Estados Unidos, según la AMIA, es el principal destino de los autos ensamblados en México, al abarcar el 80 por ciento.

Esta industria es la principal generadora de divisas para México

A un poco más del mes de haber regresado a la nueva normalidad, las armadoras de autos enfrentan nuevos retos, entre los que se encuentra la baja en la producción de piezas automotrices que se elaboran en nuestra frontera, señalaron por su parte Sandoval y Díaz.

Esto ha provocado también cierta preocupación de los corporativos ubicados en Estados Unidos, porque trabajan actualmente al 100 por ciento, y el hecho de que aquí las maquiladoras automotrices no tengan permitido trabajar con el 100 por ciento de su personal, puede ocasionarles problemas.

Aunque hay versiones en el sentido de que ya han buscado y encontrado proveedores en otros países, lo que pone en riesgo la inversión en Juárez y otras poblaciones del país donde tienen diferentes plantas.

Destacaron que ante esta situación no es difícil que México decida pasar al semáforo amarillo en lo que se refiere a la industria automotriz y posiblemente al verde, al menos en ese sector para que puedan cumplir con sus compromisos y evitar que estas inversiones salgan y con ello se pierdan miles de empleos.


Finanzas

Tesoro de EU pone a México en la mira

Le preocupa que al disminuir sus exportaciones de energía aumente todavía más su déficit comercial

CDMX

Capitalinos se niegan a estar en las casillas

En el IECM hay una "fuerte preocupación" por la falta de participación ciudadana

Sociedad

Estudiantes sufrirán rezago de 1.8 años por cierre de escuelas

El Banco Mundial advierte que el aprendizaje en México caerá, debido al cierre de escuelas por la pandemia

Realeza

Príncipe Felipe yacerá en cripta real de la capilla de San Jorge

Pese a ello, cuando la reina Isabel muera, los restos del príncipe Felipe se trasladarán a la capilla del rey Jorge VI para que el matrimonio sea sepultado en el mismo lugar

Realeza

Reina Isabel da el último adiós a su esposo el príncipe Felipe

Cubierto con su espada, su gorra naval y su estandarte personal, el féretro del duque fue trasladado por el Primer Batallón de Granaderos desde la capilla privada del castillo a otro salón

Aderezo

El Covid-19 les cambió la receta 

Los chefs han buscado opciones distintas para seguir ofreciendo sus creaciones culinarias mientras que algunos dueños de restaurantes buscan la manera de mantener abiertos sus lugares

Mundo

En Brasil se rejuvenece la pandemia

La segunda ola de la pandemia se ensaña con los menores de 40 años; la gente quiere de regreso a Lula

Ciencia

SpaceX gana acceso a la Luna

La NASA y SpaceX confirmaron para la próxima semana un viaje comercial a la Estación Espacial Internacional

Política

Candidatos apuestan por campañas en redes sociales

Algunos contendientes políticos no han dejado de lado los mitines en la calle