/ miércoles 4 de marzo de 2020

Polémico General llega a Pemex para combatir el huachicol

El general de brigada, Pedro Almazán Cervantes, es señalado por presunta corrupción y protección a grupos delincuenciales

Pedro Almazán Cervantes, un general de brigada señalado por presunta corrupción y protección a grupos de la delincuencia organizada, es el nuevo encargado de resguardar las instalaciones estratégicas de Pemex y combatir el robo de hidrocarburos.

El director de la empresa petrolera, Octavio Romero Oropeza, propuso al general como titular de la Subdirección de Salvaguardia Estratégica, y su nombramiento fue ratificado por el Consejo de Administración en su sesión extraordinaria del 11 de febrero pasado, con efectos a partir de esa misma fecha, según consta en el Acuerdo CA-006/2020.

La carrera de Almazán incluye su llegada a la Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero en 2014. El militar, originario de este estado del sur, tomó posesión como responsable de la seguridad de la entidad, el 7 de noviembre, luego de que el teniente Leonardo Vázquez Pérez, dimitió a su cargo un día después que el gobernador Ángel Aguirre Rivero, solicitó licencia por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Almazán Cervantes era jefe del Estado Mayor en la 23 Zona Militar con sede en Tlaxcala, de donde fue enviado para asumir el mando como secretario de Seguridad Pública de Guerrero, para combatir la violencia y frenar los homicidios dolosos. Pero el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad documentó que en los dos primeros años de gobierno de Héctor Astudillo Flores, Guerrero fue la entidad más violenta del país, con pobres resultados en la pacificación de la entidad.

El informe de la cuenta pública de 2016 por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reveló irregularidades en el manejo de 222 millones 940 mil pesos transferidos a la Secretaría de Seguridad de Guerrero a través del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP), mientras Almazán Cervantes se encontraba al frente de la misma.

El general dejó la corporación policiaca en agosto de 2018 debido a “la imperiosa necesidad de que su servidor continúe con la ruta profesional que todo militar se traza al ingresar a las fuerzas armadas (…) procedo a incorporarme a las filas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicana", dijo Almazán Cervantes en una ceremonia de despedida encabezada por el entonces gobernador Héctor Astudillo Flores.

Entre sus logros, Almazán Cervantes dijo que durante su gestión hubo "una ligera disminución" de 1.3 por ciento en la comisión de homicidios doloso.

También durante su periodo al frente de la Secretaría de Seguridad de Guerrero fue señalado por presuntos nexos con grupos del narcotráfico que operan en las regiones de Acapulco, la Sierra, Chilpancingo, Costa Grande y Tierra Caliente, en esa entidad.

En el estado, el general se desplazaba en tres vehículos Suburban acompañado de 20 escoltas, más la sección –alrededor de 30 soldados divididos en turnos– que le proporciona la Sedena. Otros 20 efectivos cuidaban de su familia.

Policías bajo su mando lo denunciaron ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos por la “violación a los derechos laborales y abuso de autoridad” y pidieron a intervención del ombudsman nacional en julio de 2015. Esto durante un paro que realizaron en Chilpancingo al no recibir equipo táctico y uniformes.

Antes de llegar a la Subdirección de Salvaguardia Estratégica de Pemex, Pedro Almazán fungió como coordinador de la Guardia Nacional en Puebla, esto desde el 1 de octubre de 2019.

Durante su cargo se registraron dos enfrentamientos con huachicoleros en el municipio de Tepeaca.

El primer enfrentamiento tuvo lugar el 26 de junio en la junta auxiliar San José Carpinteros en Tepeaca, cuando elementos de la Guardia Nacional apoyaron a personal de Seguridad Física de Pemex para atender un reporte de fuga de gas LP, al llegar al lugar fueron agredidos por una banda dedicada a la extracción de ese combustible.

En un operativo posterior entre fuerzas federales y estatales después de las agresiones que dejaron a un elemento lesionado, se logró la detención de Genaro N. alias El General , líder de robo de gas LP en la región.

El 27 de noviembre se registró un nuevo atentado contra elementos de la Guardia Nacional, pues cuando pretendían asegurar un par de pipas con combustible de dudosa procedencia en la comunidad de Benito Juárez, en Tepeaca, fueron embestidos y al menos dos personas resultaron heridas.

Fuente: PEMEX / Gráfico: Rodolfo Gómez

La Guardia Nacional a cargo de Pedro Almazán realizó operativos en el mercado Unión, donde se decomisó mercancía ilegal y droga; participó en vigilancia de carreteras; y encabezó operativos para combatir el robo en transporte público.

En marzo de 2014, el Consejo de Administración de Pemex aprobó la creación de la Subdirección de Salvaguardia Estratégica con el objetivo de fortalecer las políticas de seguridad para la protección de las instalaciones, bienes y valores de Petróleos Mexicanos y nombró al general brigadier D.E.M. Eduardo León Trauwitz, quien fue jefe de escoltas del expresidente Enrique Peña Nieto y ahora es acusado junto a 21 militares y servidores de Pemex por presunto robo de hidrocarburos.

Esa subdirección cuenta con armamento propio, proporciona servicios de seguridad física al personal, instalaciones, bienes y valores de Pemex.

En 2018, el robo de combustible alcanzó 20.4 millones de barriles, pero se redujo 91 por ciento, hasta 1.4 millones en 2019.

Pedro Almazán Cervantes, un general de brigada señalado por presunta corrupción y protección a grupos de la delincuencia organizada, es el nuevo encargado de resguardar las instalaciones estratégicas de Pemex y combatir el robo de hidrocarburos.

El director de la empresa petrolera, Octavio Romero Oropeza, propuso al general como titular de la Subdirección de Salvaguardia Estratégica, y su nombramiento fue ratificado por el Consejo de Administración en su sesión extraordinaria del 11 de febrero pasado, con efectos a partir de esa misma fecha, según consta en el Acuerdo CA-006/2020.

La carrera de Almazán incluye su llegada a la Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero en 2014. El militar, originario de este estado del sur, tomó posesión como responsable de la seguridad de la entidad, el 7 de noviembre, luego de que el teniente Leonardo Vázquez Pérez, dimitió a su cargo un día después que el gobernador Ángel Aguirre Rivero, solicitó licencia por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Almazán Cervantes era jefe del Estado Mayor en la 23 Zona Militar con sede en Tlaxcala, de donde fue enviado para asumir el mando como secretario de Seguridad Pública de Guerrero, para combatir la violencia y frenar los homicidios dolosos. Pero el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad documentó que en los dos primeros años de gobierno de Héctor Astudillo Flores, Guerrero fue la entidad más violenta del país, con pobres resultados en la pacificación de la entidad.

El informe de la cuenta pública de 2016 por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reveló irregularidades en el manejo de 222 millones 940 mil pesos transferidos a la Secretaría de Seguridad de Guerrero a través del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP), mientras Almazán Cervantes se encontraba al frente de la misma.

El general dejó la corporación policiaca en agosto de 2018 debido a “la imperiosa necesidad de que su servidor continúe con la ruta profesional que todo militar se traza al ingresar a las fuerzas armadas (…) procedo a incorporarme a las filas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicana", dijo Almazán Cervantes en una ceremonia de despedida encabezada por el entonces gobernador Héctor Astudillo Flores.

Entre sus logros, Almazán Cervantes dijo que durante su gestión hubo "una ligera disminución" de 1.3 por ciento en la comisión de homicidios doloso.

También durante su periodo al frente de la Secretaría de Seguridad de Guerrero fue señalado por presuntos nexos con grupos del narcotráfico que operan en las regiones de Acapulco, la Sierra, Chilpancingo, Costa Grande y Tierra Caliente, en esa entidad.

En el estado, el general se desplazaba en tres vehículos Suburban acompañado de 20 escoltas, más la sección –alrededor de 30 soldados divididos en turnos– que le proporciona la Sedena. Otros 20 efectivos cuidaban de su familia.

Policías bajo su mando lo denunciaron ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos por la “violación a los derechos laborales y abuso de autoridad” y pidieron a intervención del ombudsman nacional en julio de 2015. Esto durante un paro que realizaron en Chilpancingo al no recibir equipo táctico y uniformes.

Antes de llegar a la Subdirección de Salvaguardia Estratégica de Pemex, Pedro Almazán fungió como coordinador de la Guardia Nacional en Puebla, esto desde el 1 de octubre de 2019.

Durante su cargo se registraron dos enfrentamientos con huachicoleros en el municipio de Tepeaca.

El primer enfrentamiento tuvo lugar el 26 de junio en la junta auxiliar San José Carpinteros en Tepeaca, cuando elementos de la Guardia Nacional apoyaron a personal de Seguridad Física de Pemex para atender un reporte de fuga de gas LP, al llegar al lugar fueron agredidos por una banda dedicada a la extracción de ese combustible.

En un operativo posterior entre fuerzas federales y estatales después de las agresiones que dejaron a un elemento lesionado, se logró la detención de Genaro N. alias El General , líder de robo de gas LP en la región.

El 27 de noviembre se registró un nuevo atentado contra elementos de la Guardia Nacional, pues cuando pretendían asegurar un par de pipas con combustible de dudosa procedencia en la comunidad de Benito Juárez, en Tepeaca, fueron embestidos y al menos dos personas resultaron heridas.

Fuente: PEMEX / Gráfico: Rodolfo Gómez

La Guardia Nacional a cargo de Pedro Almazán realizó operativos en el mercado Unión, donde se decomisó mercancía ilegal y droga; participó en vigilancia de carreteras; y encabezó operativos para combatir el robo en transporte público.

En marzo de 2014, el Consejo de Administración de Pemex aprobó la creación de la Subdirección de Salvaguardia Estratégica con el objetivo de fortalecer las políticas de seguridad para la protección de las instalaciones, bienes y valores de Petróleos Mexicanos y nombró al general brigadier D.E.M. Eduardo León Trauwitz, quien fue jefe de escoltas del expresidente Enrique Peña Nieto y ahora es acusado junto a 21 militares y servidores de Pemex por presunto robo de hidrocarburos.

Esa subdirección cuenta con armamento propio, proporciona servicios de seguridad física al personal, instalaciones, bienes y valores de Pemex.

En 2018, el robo de combustible alcanzó 20.4 millones de barriles, pero se redujo 91 por ciento, hasta 1.4 millones en 2019.

Justicia

Mansión en Florida puso en la mira a García Luna

El inmueble, localizado en una zona de lujo de Florida, fue comprada por empresarios ligados al exsecretario

CDMX

La mitad de los garrafones en la CDMX tiene materia fecal

Un estudio reciente del IPN revela que beber agua embotellada no es tan seguro y limpio como creíamos

Sociedad

Alistan protocolos de seguridad en refinería de Salamanca por visita de AMLO

Las medidas de seguridad en el acceso 4 a las instalaciones de PEMEX fueron más meticulosas con los trabajadores

Moda

Etro realiza su primera pasarela después del confinamiento en Milán por Covid-19

La maison presentó su colección spring- summer 2021 con un desfile físico realizado en el Four Seasons Hotel de la capital europea

Tecnología

China dice que EU "estafó" al Reino Unido en cuestión de Huawei

El gobierno británico decidió el martes excluir antes de 2027 todo el material del gigante tecnológico chino de su red 5G

Finanzas

Compiten cinco consultoras por contrato de SCT para revisar concesiones carreteras

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes definirá el viernes a la empresa ganadora de la licitación

Finanzas

Acusan desde EU al gobierno de CDMX de expropiar concesión de taxímetros

Robert Lighthizer, el negociador de EU, atiende el caso relacionado con la filial Servicios Digitales Lusad

Justicia

Mansión en Florida puso en la mira a García Luna

El inmueble, localizado en una zona de lujo de Florida, fue comprada por empresarios ligados al exsecretario

CDMX

La mitad de los garrafones en la CDMX tiene materia fecal

Un estudio reciente del IPN revela que beber agua embotellada no es tan seguro y limpio como creíamos