/ lunes 20 de febrero de 2017

Precarización en el mercado laboral, 3.9 millones reciben menos de 3 salarios: CEESP

  • Se incrementó en 3.9 millones el número de personas que perciben menos de tres salarios mínimos

Avanza la precarización del mercado laboral en México, pues de acuerdo con economistas el número de trabajadores con menos de tres salarios mínimos aumentó en 3.9 millones de personas entre 2013 y 2016, mientras que los empleados con ingresos de más de tres salarios se redujo en 1.3 millones. El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp) recalcó que la calidad del empleo es fundamental para mejorar el bienestar de los hogares y fortalecer el mercado interno. Sin embargo, las cifras indican que las nuevas contrataciones siguen concentrándose en los niveles salariales más bajos, agudizando la precariedad del mercado laboral y poniendo en riesgo la evolución del consumo.

Según un Análisis Económico Ejecutivo del Ceesp, los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) indican que en el cuarto trimestre de 2016, la población ocupada ascendió a 52.1 millones de personas, 555.2 mil más que en el mismo trimestre del año pasado.

“Sin embargo -recalcó el Ceesp-, no solo es indispensable ampliar la ocupación, sino mejorar sus condiciones laborales de tal manera que haya más puestos de trabajo mejor remunerados, lo que solo se puede lograr con importantes incrementos en la inversión y en la productividad”.

En ese punto, detalló que de los 555.2 miles de nuevos ocupados en la economía en el 2016, 1.1 millones tienen ingresos de hasta tres salarios mínimos, en tanto que el universo con ingresos superiores a los tres salarios mínimos disminuyó en 642.4 miles. Los rubros en donde se registran los ocupados que no reciben ingresos y los no clasificados aumentaron en 149.1 mil.

“Este proceso de precarización no es nuevo, aunque es importante resaltar que se agudizó en los últimos cuatro años. De acuerdo con cifras de la ENOE, del 2013 al 2016, el número de ocupados con ingresos de hasta tres salarios mínimos, aumentó en 3.9 millones, mientras que los ocupados con ingresos superiores a los tres salarios mínimos se redujeron en 1.3 millones. En los primeros cuatro años del sexenio pasado, el primer grupo mencionado tuvo un aumento de 1.7 millones de ocupados, en tanto que el segundo segmento tuvo una pérdida de 1.3 millones de personas”, puntualizó dicho Centro de Estudios.

Acentuó que, las necesidades de la población son evidentes, sin embargo, los incentivos para invertir y generar empleos se han deteriorado.

  • Se incrementó en 3.9 millones el número de personas que perciben menos de tres salarios mínimos

Avanza la precarización del mercado laboral en México, pues de acuerdo con economistas el número de trabajadores con menos de tres salarios mínimos aumentó en 3.9 millones de personas entre 2013 y 2016, mientras que los empleados con ingresos de más de tres salarios se redujo en 1.3 millones. El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp) recalcó que la calidad del empleo es fundamental para mejorar el bienestar de los hogares y fortalecer el mercado interno. Sin embargo, las cifras indican que las nuevas contrataciones siguen concentrándose en los niveles salariales más bajos, agudizando la precariedad del mercado laboral y poniendo en riesgo la evolución del consumo.

Según un Análisis Económico Ejecutivo del Ceesp, los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) indican que en el cuarto trimestre de 2016, la población ocupada ascendió a 52.1 millones de personas, 555.2 mil más que en el mismo trimestre del año pasado.

“Sin embargo -recalcó el Ceesp-, no solo es indispensable ampliar la ocupación, sino mejorar sus condiciones laborales de tal manera que haya más puestos de trabajo mejor remunerados, lo que solo se puede lograr con importantes incrementos en la inversión y en la productividad”.

En ese punto, detalló que de los 555.2 miles de nuevos ocupados en la economía en el 2016, 1.1 millones tienen ingresos de hasta tres salarios mínimos, en tanto que el universo con ingresos superiores a los tres salarios mínimos disminuyó en 642.4 miles. Los rubros en donde se registran los ocupados que no reciben ingresos y los no clasificados aumentaron en 149.1 mil.

“Este proceso de precarización no es nuevo, aunque es importante resaltar que se agudizó en los últimos cuatro años. De acuerdo con cifras de la ENOE, del 2013 al 2016, el número de ocupados con ingresos de hasta tres salarios mínimos, aumentó en 3.9 millones, mientras que los ocupados con ingresos superiores a los tres salarios mínimos se redujeron en 1.3 millones. En los primeros cuatro años del sexenio pasado, el primer grupo mencionado tuvo un aumento de 1.7 millones de ocupados, en tanto que el segundo segmento tuvo una pérdida de 1.3 millones de personas”, puntualizó dicho Centro de Estudios.

Acentuó que, las necesidades de la población son evidentes, sin embargo, los incentivos para invertir y generar empleos se han deteriorado.