/ sábado 11 de marzo de 2017

Prevén que el alza en la tasa de interés de Estados Unidos limitará impulso de IED

Arturo Robles

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad) expuso en un informe que la normalización de la política monetaria en Estados Unidos, después de casi una década de tasas de interés históricamente bajas, podría propiciar un cambio significativo en la composición de la Inversión Extranjera Directa (IED), lo que incidiría en los tipos de cambio y en los sistemas financieros en todo el mundo y, en especial, para las economías en desarrollo como México.

El organismo explicó que se debe reforzar la actividad de inversión ante la incertidumbre sustancial sobre la forma futura de aplicar la política económica, la cual podría obstaculizar la evolución de los flujos de capital a corto plazo.

En este sentido, agregó, que eventos clave al exterior del país han sido fuentes de incertidumbre en la llegada de capitales productivos como la decisión del Reino Unido de salir de la Unión Europea (Brexit), los anuncios de la nueva administración en los Estados Unidos para renegociar los acuerdos comerciales clave como el TLCAN y dejar el TPP, así como las recientes y próximas elecciones en Europa.

ESTIMACIONES A LA BAJA

De acuerdo con las expectativas del sector privado sobre el monto que llegaría a México tanto para 2017 como para 2018 se ha ajustado a la baja.

El sondeo, a cargo del Banco de México, refiere que para 2017, la estimación más alta de arribo de IED se dio en la encuesta de enero de 2016.

en donde se esperaban flujos por 32 mil 330 millones de dólares, pero en los resultados de febrero de este año las estimaciones apuntan a que la IED ascenderá a 21 mil 659 mdd en 2017.

En los resultados para 2018, el monto esperado más elevado para ese año se estimó en la encuesta de diciembre de 2016 por un total de 27 mil 247 mdd, pero el pronóstico del sector privado es que la IED ascienda a 23 mil 341 mdd, lo que significaría una caída de 14.3 por ciento, incluso en ambos casos las estimaciones son menores respecto a los flujos que llegaron el año pasado y que ascendieron a 26 mil 739 mdd.

EU, PRINCIPAL PROVEEDOR

Raúl Feliz, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), comentó que la mayor incertidumbre proviene de una contención de flujos de las firmas estadunidenses, particularmente por la incertidumbre de la probable aplicación de impuestos a las importaciones mexicanas por parte del Gobierno de EU, y el ritmo de la negociación que se lleve en torno al TLCAN.

En los resultados de 2016 se observó que 38.93 por ciento de la IED que ingresó a México procedió de EU, cuyo monto ascendió a 10 mil 410.2 mdd, de esos flujos 35.89 por ciento fueron nuevas inversiones, 32.44 por ciento representaron reinversión de utilidades y 31.67 por ciento constituyó cuentas entre compañías de ese país, es decir, transacciones con su casa matriz.

Respecto a los principales sectores que cobija la IED de EU, los datos indican que la  inversión estadunidense se dirigió, principalmente, a las industrias manufactureras con 7 mil 162.7 mdd, es decir, 68.80 por ciento del total, seguido por los servicios financieros y de seguros con 1,100 mdd, lo que significó 10.57 por ciento y la minería con una inyección de 927.9 mdd, lo que representó 8.91 por ciento del total.

Arturo Robles

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad) expuso en un informe que la normalización de la política monetaria en Estados Unidos, después de casi una década de tasas de interés históricamente bajas, podría propiciar un cambio significativo en la composición de la Inversión Extranjera Directa (IED), lo que incidiría en los tipos de cambio y en los sistemas financieros en todo el mundo y, en especial, para las economías en desarrollo como México.

El organismo explicó que se debe reforzar la actividad de inversión ante la incertidumbre sustancial sobre la forma futura de aplicar la política económica, la cual podría obstaculizar la evolución de los flujos de capital a corto plazo.

En este sentido, agregó, que eventos clave al exterior del país han sido fuentes de incertidumbre en la llegada de capitales productivos como la decisión del Reino Unido de salir de la Unión Europea (Brexit), los anuncios de la nueva administración en los Estados Unidos para renegociar los acuerdos comerciales clave como el TLCAN y dejar el TPP, así como las recientes y próximas elecciones en Europa.

ESTIMACIONES A LA BAJA

De acuerdo con las expectativas del sector privado sobre el monto que llegaría a México tanto para 2017 como para 2018 se ha ajustado a la baja.

El sondeo, a cargo del Banco de México, refiere que para 2017, la estimación más alta de arribo de IED se dio en la encuesta de enero de 2016.

en donde se esperaban flujos por 32 mil 330 millones de dólares, pero en los resultados de febrero de este año las estimaciones apuntan a que la IED ascenderá a 21 mil 659 mdd en 2017.

En los resultados para 2018, el monto esperado más elevado para ese año se estimó en la encuesta de diciembre de 2016 por un total de 27 mil 247 mdd, pero el pronóstico del sector privado es que la IED ascienda a 23 mil 341 mdd, lo que significaría una caída de 14.3 por ciento, incluso en ambos casos las estimaciones son menores respecto a los flujos que llegaron el año pasado y que ascendieron a 26 mil 739 mdd.

EU, PRINCIPAL PROVEEDOR

Raúl Feliz, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), comentó que la mayor incertidumbre proviene de una contención de flujos de las firmas estadunidenses, particularmente por la incertidumbre de la probable aplicación de impuestos a las importaciones mexicanas por parte del Gobierno de EU, y el ritmo de la negociación que se lleve en torno al TLCAN.

En los resultados de 2016 se observó que 38.93 por ciento de la IED que ingresó a México procedió de EU, cuyo monto ascendió a 10 mil 410.2 mdd, de esos flujos 35.89 por ciento fueron nuevas inversiones, 32.44 por ciento representaron reinversión de utilidades y 31.67 por ciento constituyó cuentas entre compañías de ese país, es decir, transacciones con su casa matriz.

Respecto a los principales sectores que cobija la IED de EU, los datos indican que la  inversión estadunidense se dirigió, principalmente, a las industrias manufactureras con 7 mil 162.7 mdd, es decir, 68.80 por ciento del total, seguido por los servicios financieros y de seguros con 1,100 mdd, lo que significó 10.57 por ciento y la minería con una inyección de 927.9 mdd, lo que representó 8.91 por ciento del total.