/ viernes 7 de abril de 2017

Rechaza Enrique Solana que exista denuncia ante la PGR en su contra

Alejandro Durán

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco), Enrique Solana Sentíes, aseguró que la Procuraduría General de la República (PGR), no tiene registrada, por el momento, ninguna denuncia en contra de él ni de su grupo de colaboradores por presunta malversación de recursos públicos, tal como lo sostienen disidentes del organismo empresarial.

En este sentido, en conferencia de prensa, el empresario aseguró que el pasado miércoles cinco de abril determinó, por “decisión propia y sin abogados” acudir a las instalaciones centrales de la PGR para conocer si había o no alguna querella en su contra, a lo que, agregó, el coordinador de asesores del Procurador le respondió “que la iban a buscar”.

“De cuates, el coordinador de Asesores de la PGR me dijo que iba a buscarla”, afirmó.

Y lo que sucede, es que representantes de las Cámaras de Comercio de Mazatlán y de Nuevo León sostiene que el todavía presidente de la Concanaco promovió y desarrolló un programa para apoyar a pequeñas empresas, financiado con recursos públicos del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) y en donde, presuntamente, benefició alevosamente a una empresa propiedad de un vicepresidente de la Concanaco.

Los disidentes aseguran que el programa incluyó la entrega de tabletas electrónicas a pequeñas empresas, las cuales fueron cotizadas y compradas con un sobreprecio, a fin de lograr una utilidad injustificada, en una operación en donde están involucrados 51 millones de pesos por la compra “directiva y sin licitación” de 15 mil dispositivos.

Ante ello, los disidentes aseguran que levantaron querellas en contra de la actual dirigencia de la Concanaco, pero el propio Enrique Solana aseguró que no existen, por el momento, tales denuncias.

“No hay denuncias”, subrayó.

En ese sentido, el empresario descartó precisar sí su empresa Unicar Mexicana recibió 11 millones de pesos por parte de Celular Milenio, propiedad de su vicepresidente de Tecnología, Juan Carlos Martínez, en el desarrollo de la “Tableta Concanaco”.

“No tenemos nada que ocultar”, sentenció el dirigente empresarial.

Finalmente, cuestionado también sobre su permanencia al frente de la Concanaco, toda vez que el pasado 31 de marzo terminó la vigencia de su cargo, recordó que la Secretaría de Economía (SE), con base a lo estipulado en la Ley de Cámaras, otorgó a la Confederación una prórroga de 45 días para el desarrollo de una nueva Asamblea, con el objetivo de que los miembros del Consejo (presidentes y/o representantes de 145 cámaras de comercio), elijan al nuevo dirigente.

Sobre este punto, el empresario explicó que la prórroga aplicó por el amparo que solicitaron los disidentes ante un juez de distrito, bajo el argumento de que presuntamente les fueron negados sus derechos para contender por la presidencia de la Confederación, por lo que será hasta finales de este mes cuando se resuelva o no, la entrega de dicho recurso legal y por lo tanto proceda el desarrollo de la Asamblea.

Alejandro Durán

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco), Enrique Solana Sentíes, aseguró que la Procuraduría General de la República (PGR), no tiene registrada, por el momento, ninguna denuncia en contra de él ni de su grupo de colaboradores por presunta malversación de recursos públicos, tal como lo sostienen disidentes del organismo empresarial.

En este sentido, en conferencia de prensa, el empresario aseguró que el pasado miércoles cinco de abril determinó, por “decisión propia y sin abogados” acudir a las instalaciones centrales de la PGR para conocer si había o no alguna querella en su contra, a lo que, agregó, el coordinador de asesores del Procurador le respondió “que la iban a buscar”.

“De cuates, el coordinador de Asesores de la PGR me dijo que iba a buscarla”, afirmó.

Y lo que sucede, es que representantes de las Cámaras de Comercio de Mazatlán y de Nuevo León sostiene que el todavía presidente de la Concanaco promovió y desarrolló un programa para apoyar a pequeñas empresas, financiado con recursos públicos del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) y en donde, presuntamente, benefició alevosamente a una empresa propiedad de un vicepresidente de la Concanaco.

Los disidentes aseguran que el programa incluyó la entrega de tabletas electrónicas a pequeñas empresas, las cuales fueron cotizadas y compradas con un sobreprecio, a fin de lograr una utilidad injustificada, en una operación en donde están involucrados 51 millones de pesos por la compra “directiva y sin licitación” de 15 mil dispositivos.

Ante ello, los disidentes aseguran que levantaron querellas en contra de la actual dirigencia de la Concanaco, pero el propio Enrique Solana aseguró que no existen, por el momento, tales denuncias.

“No hay denuncias”, subrayó.

En ese sentido, el empresario descartó precisar sí su empresa Unicar Mexicana recibió 11 millones de pesos por parte de Celular Milenio, propiedad de su vicepresidente de Tecnología, Juan Carlos Martínez, en el desarrollo de la “Tableta Concanaco”.

“No tenemos nada que ocultar”, sentenció el dirigente empresarial.

Finalmente, cuestionado también sobre su permanencia al frente de la Concanaco, toda vez que el pasado 31 de marzo terminó la vigencia de su cargo, recordó que la Secretaría de Economía (SE), con base a lo estipulado en la Ley de Cámaras, otorgó a la Confederación una prórroga de 45 días para el desarrollo de una nueva Asamblea, con el objetivo de que los miembros del Consejo (presidentes y/o representantes de 145 cámaras de comercio), elijan al nuevo dirigente.

Sobre este punto, el empresario explicó que la prórroga aplicó por el amparo que solicitaron los disidentes ante un juez de distrito, bajo el argumento de que presuntamente les fueron negados sus derechos para contender por la presidencia de la Confederación, por lo que será hasta finales de este mes cuando se resuelva o no, la entrega de dicho recurso legal y por lo tanto proceda el desarrollo de la Asamblea.