/ lunes 17 de octubre de 2016

Recomiendan Banxico mantener política monetaria hasta elecciones de EU

  • Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado de Finamex, pidió a la Comisión de Cambios no asumir medidas tan radicales, como no intervenir el mercado cambiario

De cara a las elecciones presidenciales en Estados Unidos el ocho de noviembre, las próximas tres semanas serán cruciales para que la Comisión de Cambios y el Banco de México (Banxico), se coordinen y “no quemen innecesariamente balas en materia de política monetaria”, con el objetivo de enfrentar la volatilidad que azotará al tipo de cambio.

En este sentido, analistas financieros consideraron que las autoridades mexicanas deben definir una estrategia conjunta, con el objetivo de enfrentar ataques especulativos solo a través de venta discrecional de dólares y no con aumentos en la tasa de interés referencial, medida que solo debe adoptarse para atender factores estructurales y de fondo, como una eventual victoria del candidato republicano, Donald Trump.

De esta manera, Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado de Finamex, consideró que la Comisión de Cambios no debería asumir medidas tan radicales, como no intervenir el mercado cambiario, luego de que el 17 de febrero determinó suspender las subastas de dólares, en el marco de las medidas que anunciaron en aquel entonces la Secretaría de Hacienda y el Banco Central para enfrentar la coyuntura internacional.

“Debería vender dólares como también comprar dólares, siempre hemos sido de la idea, o sea antes se intervendría diario, con una regla y ahora nos fuimos a cero, o sea como ‘el mundo no es blanco y negro’, sino que debemos buscar un punto medio, entonces cuando había mucha volatilidad la Comisión de Cambios tendría que vender y viceversa, cuando se aprecie podrían comprar para que no sea una intervención neta, y de alguna forma moderar los movimientos, es decir, cuando lleguemos a 20 debieron haber intervenido porque nadie sabía quién iba a ganar el debate, obviamente salió en favor del peso el que Hillary Clinton ganó el debate”, comentó el analista.

Es decir, insistió en que la medida debe ser adoptada conforme las exigencias del mercado y el contexto económico así lo demanden y no de manera permanentes y automática, pues de lo contrario, miles de recursos se estarían malgastando sin lograr un objetivo concreto.

Al respecto, cabe recordar que durante el tiempo en que estuvo en marcha el esquema de subasta de dólares, las reservas internacionales del país disminuyeron 22 mil 342 millones de dólares.

Y en esa misma línea, agregó el especialista de Finamex, resultaría oportuno que el Banco de México no utilice la política monetaria para enfrentar ataques especulativos, pues de lo contario podría estar ajustando su tasa de interés referencial de manera innecesaria.

“Entonces si las cosas se pusieran mal, sí sería bueno que intervengan para no tener estos movimientos, yo creo que es mucho más efectiva las intervenciones cuando el peso se está depreciando por movimientos especulativos, que subir la tasa, porque subir la tasa es cuando ya es algo más permanente, más estructural, por ejemplo, si gana Trump, eso ya no cambia ya ganó, entonces ahí sí recomendaríamos subir la tasa, cuando sea una especulación, usarla la Comisión de Cambios”, comentó.

Por su parte, Jorge Gordillo Arias, director de Análisis Económico de Ci Casa de Bolsa, reconoció que las próximas tres semanas serán intensas para el tipo de cambio, y más conforme se acerquen las elecciones en Estados Unidos, con lo que el precio del dólar se mantendrá por arriba de los 19 pesos.

Por ello, consideró que las autoridades mexicanas deberán estar atentas para adoptar las medidas necesarias y preservar la estabilidad.

“Conforme nos acerquemos a las elecciones no va a modificarse, nosotros creemos que el tipo de cambio va a seguir promediando por arriba de los 19 todo el mes de octubre, quizá también noviembre, y a lo mejor con una disolución favorable para los mercados, que sería que ganara la candidata demócrata, Hillary Clinton, a lo menor si podría bajar de los 19, eso es para el tipo del cambio, en cuanto a las tasas de intereses, esperamos un aumento adicional de 50 puntos base para el cierre del año”, señaló.

  • Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado de Finamex, pidió a la Comisión de Cambios no asumir medidas tan radicales, como no intervenir el mercado cambiario

De cara a las elecciones presidenciales en Estados Unidos el ocho de noviembre, las próximas tres semanas serán cruciales para que la Comisión de Cambios y el Banco de México (Banxico), se coordinen y “no quemen innecesariamente balas en materia de política monetaria”, con el objetivo de enfrentar la volatilidad que azotará al tipo de cambio.

En este sentido, analistas financieros consideraron que las autoridades mexicanas deben definir una estrategia conjunta, con el objetivo de enfrentar ataques especulativos solo a través de venta discrecional de dólares y no con aumentos en la tasa de interés referencial, medida que solo debe adoptarse para atender factores estructurales y de fondo, como una eventual victoria del candidato republicano, Donald Trump.

De esta manera, Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado de Finamex, consideró que la Comisión de Cambios no debería asumir medidas tan radicales, como no intervenir el mercado cambiario, luego de que el 17 de febrero determinó suspender las subastas de dólares, en el marco de las medidas que anunciaron en aquel entonces la Secretaría de Hacienda y el Banco Central para enfrentar la coyuntura internacional.

“Debería vender dólares como también comprar dólares, siempre hemos sido de la idea, o sea antes se intervendría diario, con una regla y ahora nos fuimos a cero, o sea como ‘el mundo no es blanco y negro’, sino que debemos buscar un punto medio, entonces cuando había mucha volatilidad la Comisión de Cambios tendría que vender y viceversa, cuando se aprecie podrían comprar para que no sea una intervención neta, y de alguna forma moderar los movimientos, es decir, cuando lleguemos a 20 debieron haber intervenido porque nadie sabía quién iba a ganar el debate, obviamente salió en favor del peso el que Hillary Clinton ganó el debate”, comentó el analista.

Es decir, insistió en que la medida debe ser adoptada conforme las exigencias del mercado y el contexto económico así lo demanden y no de manera permanentes y automática, pues de lo contrario, miles de recursos se estarían malgastando sin lograr un objetivo concreto.

Al respecto, cabe recordar que durante el tiempo en que estuvo en marcha el esquema de subasta de dólares, las reservas internacionales del país disminuyeron 22 mil 342 millones de dólares.

Y en esa misma línea, agregó el especialista de Finamex, resultaría oportuno que el Banco de México no utilice la política monetaria para enfrentar ataques especulativos, pues de lo contario podría estar ajustando su tasa de interés referencial de manera innecesaria.

“Entonces si las cosas se pusieran mal, sí sería bueno que intervengan para no tener estos movimientos, yo creo que es mucho más efectiva las intervenciones cuando el peso se está depreciando por movimientos especulativos, que subir la tasa, porque subir la tasa es cuando ya es algo más permanente, más estructural, por ejemplo, si gana Trump, eso ya no cambia ya ganó, entonces ahí sí recomendaríamos subir la tasa, cuando sea una especulación, usarla la Comisión de Cambios”, comentó.

Por su parte, Jorge Gordillo Arias, director de Análisis Económico de Ci Casa de Bolsa, reconoció que las próximas tres semanas serán intensas para el tipo de cambio, y más conforme se acerquen las elecciones en Estados Unidos, con lo que el precio del dólar se mantendrá por arriba de los 19 pesos.

Por ello, consideró que las autoridades mexicanas deberán estar atentas para adoptar las medidas necesarias y preservar la estabilidad.

“Conforme nos acerquemos a las elecciones no va a modificarse, nosotros creemos que el tipo de cambio va a seguir promediando por arriba de los 19 todo el mes de octubre, quizá también noviembre, y a lo mejor con una disolución favorable para los mercados, que sería que ganara la candidata demócrata, Hillary Clinton, a lo menor si podría bajar de los 19, eso es para el tipo del cambio, en cuanto a las tasas de intereses, esperamos un aumento adicional de 50 puntos base para el cierre del año”, señaló.