/ lunes 17 de julio de 2017

Santander eleva expectativa de crecimiento económico para México

Grupo Financiero Santander revisó al alza sus estimados de crecimiento económico para México en este año y 2018 a 2.5 y 2.7%, respectivamente, desde 2.2% en cada año.

“Estimamos una evolución favorable de las exportaciones no petroleras, una mayor estabilidad en la producción petrolera, así como crecimiento del empleo que favorece la expansión de la masa salarial”, agregó.

Esto, precisó en un análisis, pese a la caída de los salarios reales y la expectativa de una recuperación de la inversión privada una vez que los riesgos relativos a la relación comercial entre México y Estados Unidos han disminuido.

La institución financiera sigue considerando que el riesgo de ruptura comercial unilateral por parte de Estados Unidos y las medidas proteccionistas que ello podría implicar, se ha reducido de manera significativa.

En su opinión, esta percepción de menores riesgos sobre la relación comercial se reflejó en un desempeño mejor a lo esperado de la actividad económica en el primer semestre del año y estimó que en la segunda mitad seguirán los resultados favorables, con una mejora por ejemplo en el gasto de inversión.

Esta perspectiva se asocia a una recuperación de las exportaciones no petroleras, tanto las dirigidas hacia Estados Unidos como también hacia el resto de los otros mercados, mencionó Santander.

Además, estimó que la economía estadounidense crecerá en el rango de 2.0-2.5% tanto en 2017 como en 2018, y consideró que en la economía mundial seguirá el proceso de mejora, particularmente en los países de la zona euro pero también en otras economías emergentes.

Grupo Financiero Santander revisó al alza sus estimados de crecimiento económico para México en este año y 2018 a 2.5 y 2.7%, respectivamente, desde 2.2% en cada año.

“Estimamos una evolución favorable de las exportaciones no petroleras, una mayor estabilidad en la producción petrolera, así como crecimiento del empleo que favorece la expansión de la masa salarial”, agregó.

Esto, precisó en un análisis, pese a la caída de los salarios reales y la expectativa de una recuperación de la inversión privada una vez que los riesgos relativos a la relación comercial entre México y Estados Unidos han disminuido.

La institución financiera sigue considerando que el riesgo de ruptura comercial unilateral por parte de Estados Unidos y las medidas proteccionistas que ello podría implicar, se ha reducido de manera significativa.

En su opinión, esta percepción de menores riesgos sobre la relación comercial se reflejó en un desempeño mejor a lo esperado de la actividad económica en el primer semestre del año y estimó que en la segunda mitad seguirán los resultados favorables, con una mejora por ejemplo en el gasto de inversión.

Esta perspectiva se asocia a una recuperación de las exportaciones no petroleras, tanto las dirigidas hacia Estados Unidos como también hacia el resto de los otros mercados, mencionó Santander.

Además, estimó que la economía estadounidense crecerá en el rango de 2.0-2.5% tanto en 2017 como en 2018, y consideró que en la economía mundial seguirá el proceso de mejora, particularmente en los países de la zona euro pero también en otras economías emergentes.