/ miércoles 15 de noviembre de 2017

Sistema financiero mexicano, sólido para un fracaso: Standard & Poor’s

S&P añadió que la incertidumbre sobre el futuro del TLCAN provocará volatilidad en la economía mexicana

La agencia de calificación Standard & Poor’s dijo ayer que el sistema financiero mexicano está en una buena posición para absorber las repercusiones de un fracaso de las negociaciones para reformar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

S&P añadió que la incertidumbre sobre el futuro del TLCAN provocará volatilidad en la economía mexicana y que el fin del pacto probablemente enfríe el desempeño económico. (Escrito en español por Javier López de Lérida)

Por otro lado, el secretario de Energía de Estados Unidos, Rick Perry, dijo que confía en que el TLCAN será renegociado con éxito por su país, México y Canadá.

Perry sostuvo que espera que las conversaciones del TLCAN, que actualmente mantienen los tres países, lleven a un “acuerdo bueno y justo”, durante una conferencia de prensa en Houston junto al secretario de Energía de México, Pedro Joaquín Coldwell, y al ministro de Recursos Naturales de Canadá, Jim Carr.

Y mientras está en vilo el TLCAN, el gobierno federal cierra pactos con otras regiones. Ayer, los gobiernos de México y Brasil finalizaron con avances en diversos temas la octava ronda de negociación para la Ampliación y Profundización del Acuerdo de Complementación Económica número 53 (ACE 53), llevada a cabo en Brasilia del 12 al 14 de noviembre.

Ambos gobiernos acordaron celebrar la novena ronda de negociación del Acuerdo en la Ciudad de México, tentativamente en febrero de 2018.

Durante el encuentro en la ciudad brasileña, el subsecretario de Comercio Exterior, Juan Carlos Baker, reiteró la importancia de continuar con el proceso de negociación para lograr un acuerdo que profundice de modo significativo el acceso a mercados, para impulsar los flujos de comercio bilateral.

La Secretaría de Economía (SE) informó que los trabajos realizados resultaron en avances en las áreas de acceso a mercados, reglas de origen, medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos técnicos al comercio y servicios, solución de controversias y compras públicas.

La agencia de calificación Standard & Poor’s dijo ayer que el sistema financiero mexicano está en una buena posición para absorber las repercusiones de un fracaso de las negociaciones para reformar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

S&P añadió que la incertidumbre sobre el futuro del TLCAN provocará volatilidad en la economía mexicana y que el fin del pacto probablemente enfríe el desempeño económico. (Escrito en español por Javier López de Lérida)

Por otro lado, el secretario de Energía de Estados Unidos, Rick Perry, dijo que confía en que el TLCAN será renegociado con éxito por su país, México y Canadá.

Perry sostuvo que espera que las conversaciones del TLCAN, que actualmente mantienen los tres países, lleven a un “acuerdo bueno y justo”, durante una conferencia de prensa en Houston junto al secretario de Energía de México, Pedro Joaquín Coldwell, y al ministro de Recursos Naturales de Canadá, Jim Carr.

Y mientras está en vilo el TLCAN, el gobierno federal cierra pactos con otras regiones. Ayer, los gobiernos de México y Brasil finalizaron con avances en diversos temas la octava ronda de negociación para la Ampliación y Profundización del Acuerdo de Complementación Económica número 53 (ACE 53), llevada a cabo en Brasilia del 12 al 14 de noviembre.

Ambos gobiernos acordaron celebrar la novena ronda de negociación del Acuerdo en la Ciudad de México, tentativamente en febrero de 2018.

Durante el encuentro en la ciudad brasileña, el subsecretario de Comercio Exterior, Juan Carlos Baker, reiteró la importancia de continuar con el proceso de negociación para lograr un acuerdo que profundice de modo significativo el acceso a mercados, para impulsar los flujos de comercio bilateral.

La Secretaría de Economía (SE) informó que los trabajos realizados resultaron en avances en las áreas de acceso a mercados, reglas de origen, medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos técnicos al comercio y servicios, solución de controversias y compras públicas.