/ lunes 24 de octubre de 2022

Solvento: capital para transportistas

Esta fintech busca resolver la falta de flujo de efectivo que abunda en la industria del autotransporte de carga mediante acceso a pagos muy rápidos, pagos inmediatos y financiamiento

La industria logística es un buen ejemplo de aquella metáfora del gigante con pies de barro, coincide el emprendedor Jaime Tabachnik, CEO de la fintech Solvento.

Como pocas, esta industria resultó vital durante los meses de pandemia; el movimiento de carga se mantuvo a pesar del encierro establecido en todo el mundo, las mercancías siguieron llegando a las puertas de las casas con todo y la incertidumbre del Covid-19 a cuestas.

Y como producto de ello la industria logística ha crecido como nunca antes y cobrado aún más valor del que ya tenía.

Sin embargo, con todo y su posición estratégica en el entramado del mundo post Covid, ésta mantiene los vicios que tenía antes de enero del 2020: el atraso en pagos que le plagan y el subdesarrollo en la gran mayoría de empresas transportistas.

"Queremos cambiar el abuso que han sufrido estas empresas, de pagarles a largos tiempos, de no aceptar incrementos de tarifas, de arriesgar la integridad de los operadores al ir por rutas peligrosas, de poco flujo de efectivo.

"Queremos ponerles unos nuevos pies de acero para que puedan correr", dice el emprendedor.

Solvento es una fintech especializada en autotransportistas, intermediarios logísticos o empresas moviendo cargas.

Según explica Jaime, ésta busca resolver la falta de flujo de efectivo que abunda en la industria del autotransporte de carga mediante acceso a pagos muy rápidos o pagos inmediatos y financiamiento.

En pocas palabras la plataforma paga hasta el 90 por ciento del valor de la factura de los fletes que las empresas aún no han podido cobrar con el fin de darles liquidez.

El principal problema de la industria de fletes –explica– es que el pago promedio tarda 60 días en llegar a los transportistas, lo que limita las oportunidades para crecer.

Con una tasa de interés variable respecto al servicio prestado, los transportistas pagan finalmente los créditos cuando reciben el dinero de sus clientes.

De esta manera la plataforma inyecta capital a las empresas transportistas inmediatamente por hasta 80 mil pesos, que es el valor más alto en el rango promedio de un flete interestatal en México.

Desde su fundación apenas en 2021, Solvento ha entregado créditos por 300 millones de pesos a 110 empresas transportistas en México.

Según explica Jaime, esta industria está caracterizada por una gran fragmentación, dominada por la mediana empresa, en la que el 95 por ciento de ellas tienen menos de cinco unidades.

Esto ha hecho que a pesar de su importancia, la industria logística esté muy rezagada en temas tecnológicos y financieros, pero también la hace ideal para crear una fintech especializada.

Para realizar cualquier movimiento de mercancía los autotransportistas necesitan capital necesario para combustible, aseguramiento, reparaciones, refacciones, peajes y salarios.

Esto tiene implicaciones directas en la capacidad de crecimiento. Ante la falta de capital los transportistas tienen unidades detenidas, dejan ir negocios por incapacidad de satisfacer la demanda y pone en riesgo su viabilidad financiera.

Todo esto también se traduce en riesgos a la seguridad por unidades mal mantenidas haciendo las entregas.

Lo anterior se complica cuando el 95 por ciento de las empresas en el sector no tienen acceso a financiamiento.

Y es que según Jaime existe la creencia general de que los camioneros no son solventes por ser empresas sin activos, lo que hace que tengan muchos problemas para encontrar crédito.

Te puede interesar: Rocket: una luz en la caja negra de los bancos

"Los transportistas siempre han estado en una posición difícil, tienen poco poder de negociación con sus clientes. Ahora que hubo un incremento tan importante en las gasolinas ha costado mucho trabajo poder transferir este costo adicional. Eso agudiza la necesidad de financiamiento.

"Tienes que tener invertido como capital de trabajo en tu negocio 60 días de ventas. ¿Qué pasa si quieres crecer y uno de tus clientes se atrasa?, ¿si tú no tienes lana para ponerle gasolina a otro camión?, ¿para arrendar un camión nuevo y empezar a trabajar?

"Se vuelve un círculo vicioso, impacta en toda la cadena de valor, en el crecimiento de estas empresas y también en el nivel de servicio que en la industria logística se mide por entregas a tiempo".

Jaime es un veterano de la industria logística al haber sido parte y director del equipo de operación para la empresa de material y equipo eléctrico Tamex y luego CEO de Biis Logistics, en las que lideró muchos proyectos para digitalizar y optimizar procesos en cadenas de suministro.

Así, se asoció en 2021 con los hermanos Guillermo y Pedro Bosch para fundar Solvento ante las complicaciones que conocía adolecen los transportistas.

Desde su lanzamiento la plataforma ha logrado captar 9.5 millones de dólares de capital semilla por parte de nombres como Dynamo Ventures, firma de capital de riesgo especializada en startups de logística.

Según explica Jaime, este millonario apoyo para la startup se debe en parte al momento particularmente relevante que sucede en la industria logística debido a los efectos post-pandemia, la explosión del e-comerce y el nearshoring, en el que empresas estadounidenses están desplazando sus capacidades de producción a países más cercanos.

“Hoy muchas otras empresas del sector estamos trabajando de forma permanente en el desarrollo de tecnología y productos financieros para el autotransporte, que sirven para aprovechar la oportunidad histórica", dice Jaime.

En primera instancia las compras online están siendo un motor muy importante en las expectativas del sector logístico por el movimiento de carga que están generando.

La Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) reportó que sólo en 2021 el comercio electrónico alcanzó 401 mil 300 millones de pesos, un incremento de 27 por ciento respecto al 2020.

Por otra parte, desde ese año la cadena de suministros proveniente de China ha sufrido ante el cierre de las vías de comunicación del gigante asiático.

Esto ha obligado a los fabricantes a revisar sus estrategias de proveeduría y mirar hacia países cercanos, lo que ha aumentado la presión sobre el transporte de carretera.

México figura como un potencial beneficiado de este contexto con el reciente acuerdo del T-MEC, que facilita el comercio con Estados Unidos y Canadá, así como su histórica y obvia relación comercial e industrial.

"Por la disrupción que hubo a nivel mundial en las cadenas de suministro México empezó a jugar un papel importante como proveedor de Estados Unidos y creemos que esa tendencia va a continuar de manera agresiva y acelerada", comenta Jaime.

Según estimaciones recientes de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación mexicana, el nearshoring podría generar en los próximos años entre 30 mil y 50 mil millones de dólares de inversión en la región fronteriza.

También puedes leer: Cuéntame: Un antídoto contra el burnout

Derivado de esto, Jaime estima que la industria logística podría estar creciendo por lo menos un 10 por ciento de forma anual, muy superior al crecimiento de la economía nacional.

"La expectativa de la industria es que siga creciendo, que la penetración del e-commerce también siga siendo un driver muy importante del crecimiento y que se siga consolidando y adoptando soluciones como las que proponemos".

Sin embargo, para Jaime todo esto trae desafíos importantes: mano de obra profesional, una capacidad de transporte amplia y sencilla, y problemas de digitalización en las operaciones.

El país –añade– deberá mejorar y poner a prueba los sistemas de rastreo, monitoreo y facturación, necesarios para hacer negocios con EU.

Asimismo, la alta inflación y el encarecimiento de los combustibles están reduciendo los márgenes de liquidez con los que ya trabaja la industria.

“Si logramos destacar en estos momentos clave se marcará un precedente en la confianza que se genere entre empresas. La clave es cómo hacer uso de las herramientas que nos da la tecnología”, dice.

En el plan de ruta de Solvento está el comenzar a pagar las facturas antes de hacer las entregas, y no hasta después de estas, como hasta hoy se hace.

Esto le aportaría aún mayor liquidez a los transportistas para pagar gasolina o alguna reparación necesaria en las unidades para hacer los viajes.

Al momento la plataforma sólo opera para viajes dentro de México pero espera que en el corto plazo comience a hacerlo en viajes transfronterizos con Estados Unidos, y luego de ello en más países Latinoamericanos.

Asimismo la plataforma pretende añadir todo un portafolio de digitalización de empresas transportistas, como pagos, órdenes, rastreo y proveeduría.

"La disrupción de las cadenas de suministro con Asia juega a favor de las startups como nosotros. Queremos hacer que lo normal a través de esta infraestructura de pagos que estamos construyendo sea poder cobrar en el momento que tú entregas tu mercancía para cubrir el ciclo completo de financiamiento.

"Sin duda hay riesgos estructurales en la industria y una de las cosas que más nos motivan es lograr cambios profundos a esta estructura que lleva ya varios años afectando a cientos de miles de empresas y darle las herramientas que requieren para poder crecer y competir con los más grandes".



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

La industria logística es un buen ejemplo de aquella metáfora del gigante con pies de barro, coincide el emprendedor Jaime Tabachnik, CEO de la fintech Solvento.

Como pocas, esta industria resultó vital durante los meses de pandemia; el movimiento de carga se mantuvo a pesar del encierro establecido en todo el mundo, las mercancías siguieron llegando a las puertas de las casas con todo y la incertidumbre del Covid-19 a cuestas.

Y como producto de ello la industria logística ha crecido como nunca antes y cobrado aún más valor del que ya tenía.

Sin embargo, con todo y su posición estratégica en el entramado del mundo post Covid, ésta mantiene los vicios que tenía antes de enero del 2020: el atraso en pagos que le plagan y el subdesarrollo en la gran mayoría de empresas transportistas.

"Queremos cambiar el abuso que han sufrido estas empresas, de pagarles a largos tiempos, de no aceptar incrementos de tarifas, de arriesgar la integridad de los operadores al ir por rutas peligrosas, de poco flujo de efectivo.

"Queremos ponerles unos nuevos pies de acero para que puedan correr", dice el emprendedor.

Solvento es una fintech especializada en autotransportistas, intermediarios logísticos o empresas moviendo cargas.

Según explica Jaime, ésta busca resolver la falta de flujo de efectivo que abunda en la industria del autotransporte de carga mediante acceso a pagos muy rápidos o pagos inmediatos y financiamiento.

En pocas palabras la plataforma paga hasta el 90 por ciento del valor de la factura de los fletes que las empresas aún no han podido cobrar con el fin de darles liquidez.

El principal problema de la industria de fletes –explica– es que el pago promedio tarda 60 días en llegar a los transportistas, lo que limita las oportunidades para crecer.

Con una tasa de interés variable respecto al servicio prestado, los transportistas pagan finalmente los créditos cuando reciben el dinero de sus clientes.

De esta manera la plataforma inyecta capital a las empresas transportistas inmediatamente por hasta 80 mil pesos, que es el valor más alto en el rango promedio de un flete interestatal en México.

Desde su fundación apenas en 2021, Solvento ha entregado créditos por 300 millones de pesos a 110 empresas transportistas en México.

Según explica Jaime, esta industria está caracterizada por una gran fragmentación, dominada por la mediana empresa, en la que el 95 por ciento de ellas tienen menos de cinco unidades.

Esto ha hecho que a pesar de su importancia, la industria logística esté muy rezagada en temas tecnológicos y financieros, pero también la hace ideal para crear una fintech especializada.

Para realizar cualquier movimiento de mercancía los autotransportistas necesitan capital necesario para combustible, aseguramiento, reparaciones, refacciones, peajes y salarios.

Esto tiene implicaciones directas en la capacidad de crecimiento. Ante la falta de capital los transportistas tienen unidades detenidas, dejan ir negocios por incapacidad de satisfacer la demanda y pone en riesgo su viabilidad financiera.

Todo esto también se traduce en riesgos a la seguridad por unidades mal mantenidas haciendo las entregas.

Lo anterior se complica cuando el 95 por ciento de las empresas en el sector no tienen acceso a financiamiento.

Y es que según Jaime existe la creencia general de que los camioneros no son solventes por ser empresas sin activos, lo que hace que tengan muchos problemas para encontrar crédito.

Te puede interesar: Rocket: una luz en la caja negra de los bancos

"Los transportistas siempre han estado en una posición difícil, tienen poco poder de negociación con sus clientes. Ahora que hubo un incremento tan importante en las gasolinas ha costado mucho trabajo poder transferir este costo adicional. Eso agudiza la necesidad de financiamiento.

"Tienes que tener invertido como capital de trabajo en tu negocio 60 días de ventas. ¿Qué pasa si quieres crecer y uno de tus clientes se atrasa?, ¿si tú no tienes lana para ponerle gasolina a otro camión?, ¿para arrendar un camión nuevo y empezar a trabajar?

"Se vuelve un círculo vicioso, impacta en toda la cadena de valor, en el crecimiento de estas empresas y también en el nivel de servicio que en la industria logística se mide por entregas a tiempo".

Jaime es un veterano de la industria logística al haber sido parte y director del equipo de operación para la empresa de material y equipo eléctrico Tamex y luego CEO de Biis Logistics, en las que lideró muchos proyectos para digitalizar y optimizar procesos en cadenas de suministro.

Así, se asoció en 2021 con los hermanos Guillermo y Pedro Bosch para fundar Solvento ante las complicaciones que conocía adolecen los transportistas.

Desde su lanzamiento la plataforma ha logrado captar 9.5 millones de dólares de capital semilla por parte de nombres como Dynamo Ventures, firma de capital de riesgo especializada en startups de logística.

Según explica Jaime, este millonario apoyo para la startup se debe en parte al momento particularmente relevante que sucede en la industria logística debido a los efectos post-pandemia, la explosión del e-comerce y el nearshoring, en el que empresas estadounidenses están desplazando sus capacidades de producción a países más cercanos.

“Hoy muchas otras empresas del sector estamos trabajando de forma permanente en el desarrollo de tecnología y productos financieros para el autotransporte, que sirven para aprovechar la oportunidad histórica", dice Jaime.

En primera instancia las compras online están siendo un motor muy importante en las expectativas del sector logístico por el movimiento de carga que están generando.

La Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) reportó que sólo en 2021 el comercio electrónico alcanzó 401 mil 300 millones de pesos, un incremento de 27 por ciento respecto al 2020.

Por otra parte, desde ese año la cadena de suministros proveniente de China ha sufrido ante el cierre de las vías de comunicación del gigante asiático.

Esto ha obligado a los fabricantes a revisar sus estrategias de proveeduría y mirar hacia países cercanos, lo que ha aumentado la presión sobre el transporte de carretera.

México figura como un potencial beneficiado de este contexto con el reciente acuerdo del T-MEC, que facilita el comercio con Estados Unidos y Canadá, así como su histórica y obvia relación comercial e industrial.

"Por la disrupción que hubo a nivel mundial en las cadenas de suministro México empezó a jugar un papel importante como proveedor de Estados Unidos y creemos que esa tendencia va a continuar de manera agresiva y acelerada", comenta Jaime.

Según estimaciones recientes de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación mexicana, el nearshoring podría generar en los próximos años entre 30 mil y 50 mil millones de dólares de inversión en la región fronteriza.

También puedes leer: Cuéntame: Un antídoto contra el burnout

Derivado de esto, Jaime estima que la industria logística podría estar creciendo por lo menos un 10 por ciento de forma anual, muy superior al crecimiento de la economía nacional.

"La expectativa de la industria es que siga creciendo, que la penetración del e-commerce también siga siendo un driver muy importante del crecimiento y que se siga consolidando y adoptando soluciones como las que proponemos".

Sin embargo, para Jaime todo esto trae desafíos importantes: mano de obra profesional, una capacidad de transporte amplia y sencilla, y problemas de digitalización en las operaciones.

El país –añade– deberá mejorar y poner a prueba los sistemas de rastreo, monitoreo y facturación, necesarios para hacer negocios con EU.

Asimismo, la alta inflación y el encarecimiento de los combustibles están reduciendo los márgenes de liquidez con los que ya trabaja la industria.

“Si logramos destacar en estos momentos clave se marcará un precedente en la confianza que se genere entre empresas. La clave es cómo hacer uso de las herramientas que nos da la tecnología”, dice.

En el plan de ruta de Solvento está el comenzar a pagar las facturas antes de hacer las entregas, y no hasta después de estas, como hasta hoy se hace.

Esto le aportaría aún mayor liquidez a los transportistas para pagar gasolina o alguna reparación necesaria en las unidades para hacer los viajes.

Al momento la plataforma sólo opera para viajes dentro de México pero espera que en el corto plazo comience a hacerlo en viajes transfronterizos con Estados Unidos, y luego de ello en más países Latinoamericanos.

Asimismo la plataforma pretende añadir todo un portafolio de digitalización de empresas transportistas, como pagos, órdenes, rastreo y proveeduría.

"La disrupción de las cadenas de suministro con Asia juega a favor de las startups como nosotros. Queremos hacer que lo normal a través de esta infraestructura de pagos que estamos construyendo sea poder cobrar en el momento que tú entregas tu mercancía para cubrir el ciclo completo de financiamiento.

"Sin duda hay riesgos estructurales en la industria y una de las cosas que más nos motivan es lograr cambios profundos a esta estructura que lleva ya varios años afectando a cientos de miles de empresas y darle las herramientas que requieren para poder crecer y competir con los más grandes".



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Sociedad

Se registran bloqueos en Apatzingán y Buenavista Tomatlán, Michoacán

Se presume que el abatimiento de un líder delictivo desató la violencia

CDMX

Por segundo día consecutivo, CDMX rompe récord de calor

Desde 1998, con una marca histórica de 33.9 grados, no se registraban temperaturas tan elevadas como en esta tercera onda de calor

México

Extraditan a El Nini, jefe de Seguridad de Los Chapitos, a EU

EU acusa a Néstor Isidro Pérez Salar de ser uno de los sicarios de Los Chapitos y participar en producción y venta de fentanilo por parte del Cártel de Sinaloa

Sociedad

A diario, 2 menores son asesinados por arma de fuego en México

En México cada 24 horas dos menores de edad mueren víctimas de agresiones por armas de fuego

CDMX

Metro de la CDMX retrasa apertura de la Línea 9

Los trabajos en la línea que va de Pantitlán a Observatorio; presentan atrasos para su reapertura

Sociedad

Retiran protesta en planta de Pemex en Tijuana que provocó desabasto de gasolina

El representante de los manifestantes, Juan de Dios Escalante, anunció en redes sociales la retirada señalando que "se había llegado a un acuerdo para llevar a cabo mesas de diálogo"