/ lunes 27 de febrero de 2017

Sugiere la Condusef adquirir seguros de vida y médicos para evitar gastos no previstos

Es común no preocuparse por una enfermedad hasta padecerla o no pensar en que se puede sufrir un accidente, por ello es recomendable adquirir un seguro de salud que evite hacer gastos no considerados en un percance.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), existen en el mercado diferentes tipos de seguros referentes a la salud, y si no se cuenta con una afiliación a alguna institución pública como IMSS, ISSSTE o Seguro Popular, lo ideal es invertir en una protección en caso de una contingencia.

En México, casi 19 millones de adultos tienen un seguro, y de ellos, el 27 por ciento cuenta con uno de gastos médicos y 14.4 por ciento contra accidentes. En su publicación “Proteja su dinero”, la Condusef indica que el seguro de gastos médicos incluye atención médica, intervenciones quirúrgicas, gastos hospitalarios, alimentos y medicamentos, análisis clínicos y Rayos X, entre otros beneficios. Se puede utilizar en caso de un accidente o enfermedad, donde la aseguradora cubrirá los cargos si se necesita hospitalización y en los casos que queden estipulados en la póliza, pero es necesario que antes de contratarlo se especifique si se padece alguna enfermedad, aclara el organismo.

La publicación precisa que la diferencia entre los gastos médicos y un seguro de salud radica en que este último se enfoca en conservar y mantener la salud, por medio de programas de prevención, consultas y tratamiento de enfermedades.

Destaca que otro seguro que se debe considerar es el de accidentes personales, ya que en caso de un percance cubre las lesiones que requieran atención médica, así como la muerte ocasionada por el mismo.

El organismo añade que muchas veces no se conocen las condiciones y beneficios reales de un seguro, por lo que se ve poco necesario o caro, y ante ello recomendó buscar los Seguros Básicos Estandarizados, que son más económicos y fáciles de contratar.

No obstante, indicó que en cualquier seguro de este tipo que se contrate, es indispensable conocer sus alcances, es decir, los gastos que ampara, las exclusiones y padecimientos con periodos de espera, entre otros. (Notimex)

Es común no preocuparse por una enfermedad hasta padecerla o no pensar en que se puede sufrir un accidente, por ello es recomendable adquirir un seguro de salud que evite hacer gastos no considerados en un percance.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), existen en el mercado diferentes tipos de seguros referentes a la salud, y si no se cuenta con una afiliación a alguna institución pública como IMSS, ISSSTE o Seguro Popular, lo ideal es invertir en una protección en caso de una contingencia.

En México, casi 19 millones de adultos tienen un seguro, y de ellos, el 27 por ciento cuenta con uno de gastos médicos y 14.4 por ciento contra accidentes. En su publicación “Proteja su dinero”, la Condusef indica que el seguro de gastos médicos incluye atención médica, intervenciones quirúrgicas, gastos hospitalarios, alimentos y medicamentos, análisis clínicos y Rayos X, entre otros beneficios. Se puede utilizar en caso de un accidente o enfermedad, donde la aseguradora cubrirá los cargos si se necesita hospitalización y en los casos que queden estipulados en la póliza, pero es necesario que antes de contratarlo se especifique si se padece alguna enfermedad, aclara el organismo.

La publicación precisa que la diferencia entre los gastos médicos y un seguro de salud radica en que este último se enfoca en conservar y mantener la salud, por medio de programas de prevención, consultas y tratamiento de enfermedades.

Destaca que otro seguro que se debe considerar es el de accidentes personales, ya que en caso de un percance cubre las lesiones que requieran atención médica, así como la muerte ocasionada por el mismo.

El organismo añade que muchas veces no se conocen las condiciones y beneficios reales de un seguro, por lo que se ve poco necesario o caro, y ante ello recomendó buscar los Seguros Básicos Estandarizados, que son más económicos y fáciles de contratar.

No obstante, indicó que en cualquier seguro de este tipo que se contrate, es indispensable conocer sus alcances, es decir, los gastos que ampara, las exclusiones y padecimientos con periodos de espera, entre otros. (Notimex)