/ martes 3 de enero de 2017

Suiza dice adiós al secreto bancario

GINEBRA, Suiza. (EFE).- Suiza, que gestiona el 25 por ciento delpatrimonio extranjero depositado en los 266 bancos con los quecuenta, se despide este 2017 de su sagrado secreto bancario, que leha permitido atraer fortunas durante décadas, pero que en losúltimos años ya se había agrietado, por la presióninternacional.

El país helvético, que durante años ha gozado de un sistemabancario impenetrable ante los intentos de terceros de conseguirlos datos de sus ciudadanos con cuentas en Suiza, empezará areunir datos bancarios de clientes extranjeros en el marco delintercambio automático de información acordado con 38 socios dela Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos(OCDE).

Suiza aceptó en 2014 sumarse al estándar global de la OCDEpara no perder su estatus de plaza financiera internacional, y en2015 firmó un acuerdo con la Unión Europea (UE).

Aunque no comenzará a intercambiar los datos bancarios sinohasta 2018, en la práctica ya este 2017 entierra el secretobancario, al iniciar los pasos necesarios para entregar lainformación de sus clientes extranjeros el año entrante.

Se trata de un paso doloroso para un país tan orgulloso de susecreto bancario, que data de 1934.

“A mí no me parece bien. El intercambio automático deinformación bancaria supone el fin del secreto bancario”,señaló a Efe Samuel Müller, un ingeniero de 66 años, sobre unsistema que ha formado parte del orgullo suizo, pese a casos comoel oro nazi o los miles de millones depositados por dictadores encuentas helvéticas.

Suiza es el líder indiscutible en la gestión de fortunasprivadas de extranjeros, al copar el 25 por ciento de la cuotamundial de este negocio, según datos de la Asociación Suiza deBanqueros (ASB).

El mercado financiero aporta el 9.3 por ciento al ProductoInterno Bruto (PIB) suizo, y el sector bancario genera 167 milpuestos de trabajo.

Gestiona fortunas por valor de 6.6 billones de francos (6.1billones de euros), de los que la mitad proceden delextranjero.

Ha sido de hecho la presión desde el exterior, sobre todo porparte de Estados Unidos (EU), la que ha minado poco a poco elsecreto bancario hasta conseguir levantarlo.

Simone Fischer, auxiliar de Farmacia de 38 años, comprende elrazonamiento detrás del argumento de los otros países para evitarque se esconda ante sus respectivas Haciendas dinero en cuentassuizas, porque “tampoco Suiza quisiera que desapareciesen milesde millones” de ciudadanos helvéticos en el exterior.

Pero lamenta que el país “haya tenido que levantar el secretobancario por presiones y exigencias desde fuera”, dijo a Efe.

Suiza quiso evitar durante mucho tiempo tener que entregar datosde clientes estadunidenses a EU, en una disputa que comenzó en2008, pero cuando el Departamento de Justicia denunció al bancoUBS y amenazó con retirarle la licencia en el país, no tuvo otraopción.

Era improbable que la entidad sobreviviera a la demanda y Suizano podía permitirse dejar quebrar a uno de los bancos másimportantes para la economía helvética.

En 2009 Suiza entregó los datos de cuatro mil 450 clientesestadunidenses a EU, lo que supuso el principio del fin del secretobancario.

Durante los años siguientes, y a raíz de más investigacionesen EU y otros países que implicaban a más bancos helvéticos yextranjeros en Suiza, escándalos con datos robados, y el impulsodado por el G20 y la OCDE a la lucha contra la evasión y elusiónfiscal, las grietas del secreto bancario se ahondarían más ymás.

Suiza solo entregaba información a solicitud de países con losque tenía un acuerdo para evitar la doble imposición, pero lacooperación no estaba asegurada, ya que la administración encuestión tenía que demostrar que el titular de la cuenta bancariahabía evadido impuestos y no cabían intentos de averiguacionesgenéricas sin el nombre del cliente ni el número de lacuenta.

A partir de 2018, las Haciendas de otros países ya no tendránque cursar solicitudes específicas sobre cuentas de sus ciudadanosen Suiza, sino que la información será entregada anualmente deforma automática, con una excepción: la Confederación Helvéticasigue --al menos de momento--, negándose a cooperar en base adatos robados.

GINEBRA, Suiza. (EFE).- Suiza, que gestiona el 25 por ciento delpatrimonio extranjero depositado en los 266 bancos con los quecuenta, se despide este 2017 de su sagrado secreto bancario, que leha permitido atraer fortunas durante décadas, pero que en losúltimos años ya se había agrietado, por la presióninternacional.

El país helvético, que durante años ha gozado de un sistemabancario impenetrable ante los intentos de terceros de conseguirlos datos de sus ciudadanos con cuentas en Suiza, empezará areunir datos bancarios de clientes extranjeros en el marco delintercambio automático de información acordado con 38 socios dela Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos(OCDE).

Suiza aceptó en 2014 sumarse al estándar global de la OCDEpara no perder su estatus de plaza financiera internacional, y en2015 firmó un acuerdo con la Unión Europea (UE).

Aunque no comenzará a intercambiar los datos bancarios sinohasta 2018, en la práctica ya este 2017 entierra el secretobancario, al iniciar los pasos necesarios para entregar lainformación de sus clientes extranjeros el año entrante.

Se trata de un paso doloroso para un país tan orgulloso de susecreto bancario, que data de 1934.

“A mí no me parece bien. El intercambio automático deinformación bancaria supone el fin del secreto bancario”,señaló a Efe Samuel Müller, un ingeniero de 66 años, sobre unsistema que ha formado parte del orgullo suizo, pese a casos comoel oro nazi o los miles de millones depositados por dictadores encuentas helvéticas.

Suiza es el líder indiscutible en la gestión de fortunasprivadas de extranjeros, al copar el 25 por ciento de la cuotamundial de este negocio, según datos de la Asociación Suiza deBanqueros (ASB).

El mercado financiero aporta el 9.3 por ciento al ProductoInterno Bruto (PIB) suizo, y el sector bancario genera 167 milpuestos de trabajo.

Gestiona fortunas por valor de 6.6 billones de francos (6.1billones de euros), de los que la mitad proceden delextranjero.

Ha sido de hecho la presión desde el exterior, sobre todo porparte de Estados Unidos (EU), la que ha minado poco a poco elsecreto bancario hasta conseguir levantarlo.

Simone Fischer, auxiliar de Farmacia de 38 años, comprende elrazonamiento detrás del argumento de los otros países para evitarque se esconda ante sus respectivas Haciendas dinero en cuentassuizas, porque “tampoco Suiza quisiera que desapareciesen milesde millones” de ciudadanos helvéticos en el exterior.

Pero lamenta que el país “haya tenido que levantar el secretobancario por presiones y exigencias desde fuera”, dijo a Efe.

Suiza quiso evitar durante mucho tiempo tener que entregar datosde clientes estadunidenses a EU, en una disputa que comenzó en2008, pero cuando el Departamento de Justicia denunció al bancoUBS y amenazó con retirarle la licencia en el país, no tuvo otraopción.

Era improbable que la entidad sobreviviera a la demanda y Suizano podía permitirse dejar quebrar a uno de los bancos másimportantes para la economía helvética.

En 2009 Suiza entregó los datos de cuatro mil 450 clientesestadunidenses a EU, lo que supuso el principio del fin del secretobancario.

Durante los años siguientes, y a raíz de más investigacionesen EU y otros países que implicaban a más bancos helvéticos yextranjeros en Suiza, escándalos con datos robados, y el impulsodado por el G20 y la OCDE a la lucha contra la evasión y elusiónfiscal, las grietas del secreto bancario se ahondarían más ymás.

Suiza solo entregaba información a solicitud de países con losque tenía un acuerdo para evitar la doble imposición, pero lacooperación no estaba asegurada, ya que la administración encuestión tenía que demostrar que el titular de la cuenta bancariahabía evadido impuestos y no cabían intentos de averiguacionesgenéricas sin el nombre del cliente ni el número de lacuenta.

A partir de 2018, las Haciendas de otros países ya no tendránque cursar solicitudes específicas sobre cuentas de sus ciudadanosen Suiza, sino que la información será entregada anualmente deforma automática, con una excepción: la Confederación Helvéticasigue --al menos de momento--, negándose a cooperar en base adatos robados.

Política

Ríos Piter se une a la campaña de Meade

Se reunieron en una taquería de Coyoacán donde hicieron oficial que el senador con licencia se integra a la campaña presidencial de Meade

México

Andrés Manuel López Obrador dispuesto a continuar con el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

El empresario Alfonso Romo afirmó que López Obrador envió un mensaje a los empresarios e insiste en la mesa con Castañón

Finanzas

Wells Fargo pagará multa por negligencia hipotecaria

Tiene la orden de devolver las sumas indebidamente adjudicadas

CDMX

Mueren tres personas tras ser baleados en Tlalpan

Hasta el momento se desconoce el motivo de la agresión.

México

Edición Impresa 21 | Abril | 2018

Consulta aquí el periódico de este sábado

Justicia

Policía Federal realizará el levantamiento de muestras de ADN a familiares de desaparecidos en 16 estados del país

Serán resguardadas y analizadas de manera profesional para garantizar que no ocurra lo que en la anterior administración donde las pruebas de ADN se extraviaron

Mundo

Corea del Norte y sus raptos a Japón

El régimen secuestró para crear espías en Asia

Gossip

Televisa estrenará en julio la bioserie de José José El Príncipe de la Canción

La serie biográfica de José José se transmitirá por Las estrellas

Mundo

Francia fabricará pasaporte británico

Recuperarán los célebres pasaportes de tapas azules