/ lunes 14 de septiembre de 2015

Da a luz primera vaca genéticamente modificada de China

Xinhua

BEIJING -- Una de las dos primeras vacas clonadas y genéticamente modificadas de China ha dado a luz a una cría sana, un paso clave para la producción de la carne de res con marmoleo (la grasa entre las fibras del músculo).

Ni Hemin, quien lideró el grupo de investigación en la Universidad de Agricultura de Beijing, informó de que la ternera nació el 28 de agosto y está sano.

La madre de la cría, Niu Niu, es una de las dos vacas clonadas nacidas en 2012 con un gen insertado para aumentar el nivel de grasa del músculo.

A diferencia de la carne de puerco, que es mejor magra, una buena cantidad de grasa en el músculo es crucial para la calidad de la carne de res. China no cuenta con especies que produzcan este tipo de carne, por lo tanto, los consumidores se ven obligados a recurrir a la carne importada, que es cara.

Ni afirmó que el nacimiento del ternero supuso un importante progreso, al demostrar la capacidad reproductora de la vaca genéticamente modificada. Las pruebas realizadas a la cría indican que ha heredado el gen que aumenta la grasa. La nueva raza no tiene un impacto negativo mayor en el medio ambiente que la tradicional.

Xinhua

BEIJING -- Una de las dos primeras vacas clonadas y genéticamente modificadas de China ha dado a luz a una cría sana, un paso clave para la producción de la carne de res con marmoleo (la grasa entre las fibras del músculo).

Ni Hemin, quien lideró el grupo de investigación en la Universidad de Agricultura de Beijing, informó de que la ternera nació el 28 de agosto y está sano.

La madre de la cría, Niu Niu, es una de las dos vacas clonadas nacidas en 2012 con un gen insertado para aumentar el nivel de grasa del músculo.

A diferencia de la carne de puerco, que es mejor magra, una buena cantidad de grasa en el músculo es crucial para la calidad de la carne de res. China no cuenta con especies que produzcan este tipo de carne, por lo tanto, los consumidores se ven obligados a recurrir a la carne importada, que es cara.

Ni afirmó que el nacimiento del ternero supuso un importante progreso, al demostrar la capacidad reproductora de la vaca genéticamente modificada. Las pruebas realizadas a la cría indican que ha heredado el gen que aumenta la grasa. La nueva raza no tiene un impacto negativo mayor en el medio ambiente que la tradicional.