/ miércoles 29 de abril de 2020

Apple y Google abren a desarrolladores la tecnología de rastreo de Covid-19

Las dos firmas sorprendieron a principios de abril con una alianza sin precedentes en un entorno de gran competencia en la industria tecnológica

Apple y Google abrieron a ciertos desarrolladores de software con vínculos con las autoridades sanitarias de distintas partes del mundo el acceso a las bases de la tecnología de rastreo de contactos en la que están trabajando conjuntamente para hacer frente a la pandemia de la Covid-19.

Las empresas informaron en un comunicado que el objetivo de esta apertura a los desarrolladores es doble: por un lado, permitirles empezar a probar la interfaz de programación de aplicaciones (API) antes de su lanzamiento oficial a mediados de mayo y, por otro, obtener comentarios y valoraciones que les permitan mejorar el producto.

Las dos firmas sorprendieron a principios de abril con una alianza sin precedentes en un entorno de gran competencia en la industria tecnológica al revelar que estaban trabajando conjuntamente en un proyecto para usar datos de movilidad de las personas en la lucha contra la pandemia de Covid-19.

La idea es aprovechar la ubicuidad de los sistemas operativos para móviles de Apple con iOS y Google con Android para recabar y poner a disposición de las autoridades sanitarias en todo el mundo datos de movilidad y de contactos entre individuos que permitan hacer un mejor seguimiento y predicciones de las infecciones de la Covid-19.

Se trata de un planteamiento que ya se ha llevado a cabo en países asiáticos como China y Corea del Sur y que plantea serias dudas acerca de la privacidad de la información de los usuarios, algo que Apple y Google dicen haber sido capaces de mitigar mediante el uso de Bluetooth (una tecnología menos invasiva que, por ejemplo, la geolocalización) y el carácter "voluntario" de los programas.

La alianza entre los propietarios de los dos sistemas operativos para móviles más presentes en el mundo tendrá dos patas: por un lado, ambas compañías sacarán en mayo una API compatible tanto con Android como con iOS.

Las API son el marco dentro del que operan los sistemas informáticos, e históricamente las de Android e iOS han sido incompatibles entre ellas, lo que, de facto, dificultaba mucho e incluso llegaba a impedir en algunos casos la correcta comunicación entre ambos sistemas.

La nueva API que saldrá en mayo, sin embargo, permitirá una comunicación fluida entre Android e iOS con la idea de que las aplicaciones oficiales que creen las distintas autoridades sanitarias puedan descargarse tanto en iOS como en Android y la información que recaben pueda ser agregada sin importar cuál es el lenguaje informático de cada aparato.

Por otro lado, Apple y Google crearán "en los próximos meses" una plataforma que permita el seguimiento de las interacciones entre individuos mediante el uso de tecnología Bluetooth -presente en la gran mayoría de teléfonos móviles- y que debería constituir una solución más "robusta" que la conseguida con la API.

Así, por ejemplo, si una persona entra en contacto con otra que ha dado positivo o que después de la interacción da positivo por coronavirus, podrá recibir un aviso en su teléfono y someterse a una cuarentena para determinar si se produjo infección.

Te recomendamos ⬇️

Lee también ⬇️


Apple y Google abrieron a ciertos desarrolladores de software con vínculos con las autoridades sanitarias de distintas partes del mundo el acceso a las bases de la tecnología de rastreo de contactos en la que están trabajando conjuntamente para hacer frente a la pandemia de la Covid-19.

Las empresas informaron en un comunicado que el objetivo de esta apertura a los desarrolladores es doble: por un lado, permitirles empezar a probar la interfaz de programación de aplicaciones (API) antes de su lanzamiento oficial a mediados de mayo y, por otro, obtener comentarios y valoraciones que les permitan mejorar el producto.

Las dos firmas sorprendieron a principios de abril con una alianza sin precedentes en un entorno de gran competencia en la industria tecnológica al revelar que estaban trabajando conjuntamente en un proyecto para usar datos de movilidad de las personas en la lucha contra la pandemia de Covid-19.

La idea es aprovechar la ubicuidad de los sistemas operativos para móviles de Apple con iOS y Google con Android para recabar y poner a disposición de las autoridades sanitarias en todo el mundo datos de movilidad y de contactos entre individuos que permitan hacer un mejor seguimiento y predicciones de las infecciones de la Covid-19.

Se trata de un planteamiento que ya se ha llevado a cabo en países asiáticos como China y Corea del Sur y que plantea serias dudas acerca de la privacidad de la información de los usuarios, algo que Apple y Google dicen haber sido capaces de mitigar mediante el uso de Bluetooth (una tecnología menos invasiva que, por ejemplo, la geolocalización) y el carácter "voluntario" de los programas.

La alianza entre los propietarios de los dos sistemas operativos para móviles más presentes en el mundo tendrá dos patas: por un lado, ambas compañías sacarán en mayo una API compatible tanto con Android como con iOS.

Las API son el marco dentro del que operan los sistemas informáticos, e históricamente las de Android e iOS han sido incompatibles entre ellas, lo que, de facto, dificultaba mucho e incluso llegaba a impedir en algunos casos la correcta comunicación entre ambos sistemas.

La nueva API que saldrá en mayo, sin embargo, permitirá una comunicación fluida entre Android e iOS con la idea de que las aplicaciones oficiales que creen las distintas autoridades sanitarias puedan descargarse tanto en iOS como en Android y la información que recaben pueda ser agregada sin importar cuál es el lenguaje informático de cada aparato.

Por otro lado, Apple y Google crearán "en los próximos meses" una plataforma que permita el seguimiento de las interacciones entre individuos mediante el uso de tecnología Bluetooth -presente en la gran mayoría de teléfonos móviles- y que debería constituir una solución más "robusta" que la conseguida con la API.

Así, por ejemplo, si una persona entra en contacto con otra que ha dado positivo o que después de la interacción da positivo por coronavirus, podrá recibir un aviso en su teléfono y someterse a una cuarentena para determinar si se produjo infección.

Te recomendamos ⬇️

Lee también ⬇️


Sociedad

Cuerpo de bebé encontrado en penal de Puebla viajó 140 kilómetros desde la CDMX

La FGE dijo que ya se identificó a la persona que depositó el cuerpo del menor en el contenedor de basura de la cárcel de San Miguel y que determinará las responsabilidades penales

Sociedad

Tapachula es una buena ciudad para vivir, asegura migrante haitiano

Alexander Derizard salió de su país en 2018, estuvo en Chile y ya trabaja como traductor en la Comar

CDMX

Ausentismo en la CDMX llega hasta el 15%

La Coparmex local calcula que en las próximas semanas el ausentismo laboral podría llegar a 30 por ciento

Sociedad

Cuerpo de bebé encontrado en penal de Puebla viajó 140 kilómetros desde la CDMX

La FGE dijo que ya se identificó a la persona que depositó el cuerpo del menor en el contenedor de basura de la cárcel de San Miguel y que determinará las responsabilidades penales

Cultura

Taller Bñackstone resguarda los últimos trazos de Vicente Rojo

El litógrafo Francisco Lara habla de su colaboración en el último trabajo del artista

Gossip

Eva Longoria retrata en La Guerra Civil la histórica pelea entre Julio César Chávez y Oscar de la Hoya

Eva Longoria presenta La guerra civil, sobre el impacto cultural que tuvo Gloria máxima, la pelea que confrontó a mexicanos y estadounidenses

Mundo

EU envía armamento a Ucrania ante movilización rusa en su frontera

Países occidentales preparan ejercicios de guerra marítimos en el Mar Negro, cerca de costa rusa

Sociedad

Seis de cada 10 menores reportados en la Alerta Amber son localizados

En 10 años, se ha activado mil 379 veces la alerta para localizar a menores y adolescentes en el país

Gossip

Nueva temporada de New Amsterdam rinde homenaje a los médicos

La producción de Star+ presenta en su tercera temporada una serie de historias que narran los traumas que personal de salud ha tenido que enfrentar por la pandemia