/ lunes 16 de enero de 2023

#Normal | ChatGPT: ¿Tecnología a favor de la creatividad?

El robot conversacional, popular porque puede producir textos completos, es un éxito entre entusiastas de la tecnología e inversionistas, aunque también ha encendido el debate sobre su utilización en entornos académicos y laborales

La inteligencia artificial ChatGPT, capaz de redactar textos en respuesta a preguntas simples, se ha difundido de manera masiva en varios sectores, llevando a los especialistas a interrogarse sobre la oportunidad de prohibirla o beneficiarse de ella.

Desde mediados de diciembre de 2022, solo unas semanas después del suministro del instrumento por la start-up californiana OpenAI, ocho universidades australianas anunciaron que modificarían los exámenes y que considerarán que la utilización de la Inteligencia Artificial por estudiantes se califique como trampa.

Recientemente, luego de que varios medios refirieran a la utilización creciente del instrumento por estudiantes en el mundo entero, especialmente animados por los videos de TikTok, varias voces mostraron su preocupación por su probable uso en entornos académicos.


¿De qué se trata?

ChatGPT es un robot conversacional que fue "entrenado" gracias a cantidades fenomenales de datos obtenidos en la red y que puede "predecir" la continuación probable de un texto. Pero aunque no razona, produce una impresionante mezcla de respuestas correctas y errores factuales o lógicos que son más o menos difíciles de descifrar.

Por ejemplo, el robot cita al tiburón-ballena (un pez) entre los mamíferos marinos, se equivoca en el tamaño de los países de América central, "olvida" algunos acontecimientos históricos como la batalla de Amiens de 1870 e inventa algunas referencias bibliográficas.

En el mundo educativo ya son varias las voces que se pronuncian en contra de esta innovación en los métodos de enseñanza.

"ChatGPT es una innovación importante pero no más que la de las calculadoras o los editores de texto", que al final lograron un lugar en la escuela, explica Antonio Casili, profesor en el Instituto Politécnico de París y autor de En espera de los robots (Seuil).

Para él, "ChatGPT puede ayudar a hacer un primer borrador cuando uno está frente a la página vacía, pero después hay que reescribirlo todo y darle un estilo".


Nueva York prohíbe su uso

El pasado 6 enero la ciudad de Nueva York prohibió en toda la red de sus escuelas públicas el uso de este chat de inteligencia artificial convertido en un éxito tras haber pasado solo un mes de su lanzamiento.

La razón no es otra que la de evitar su posible uso, a través de tablets y teléfonos de las propias escuelas en las aulas, como herramienta de "ayuda" en los exámenes.

La portavoz del Departamento de Educación, Jenna Lyle, ha hecho público un comunicado en el que subraya sus preocupaciones “por el impacto negativo en el aprendizaje y la exactitud del contenido" de ChatGPT.

"No ayuda al pensamiento crítico ni (refuerza) capacidades de resolución de problemas, que son esenciales para éxitos académicos y vitales", dijo la responsable.

Lyle precisó que el bloqueo no se aplicará en los aparatos que los estudiantes traigan de sus propias casas, y dijo además que el sistema del chat puede ser estudiado dentro de un tema sobre la inteligencia artificial.

El diario New York Post citó el caso de un profesor de secundaria de Carolina del Sur que sorprendió a uno de sus alumnos utilizando ChatGPT en un ensayo sobre el filósofo británico David Hume, y que describió el resultado como "el que podría producir un chico muy listo de 12 grado (de unos 17 años)".

La red de escuelas públicas de Nueva York es la más grande de todo Estados Undos -un millón 058 mil 888 alumnos en el curso 2021-22-, y se prevé que la decisión de bloquear ChatGPT pueda ser reproducida en otros estados.


Su prohibición alentaría su uso

El experto destaca también que ChatGPT sacude en parte la filosofía de la enseñanza, basada en el maestro que plantea preguntas.

Esta vez, el alumno interroga a la máquina y "es una oportunidad para nosotros ver cómo los estudiantes realizan las tareas que les confiamos, hacerlos trabajar sobre el fact-checking y verificar si las referencias bibliográficas generadas son correctas", detalla Casili.

Para Olivier Ertzscheid, investigador en la universidad de Nantes, Francia, en ciencias de la información, la prohibición del instrumento es de todas maneras contraproducente pues refuerza el deseo de los estudiantes por utilizarlo.

Como después de la llegada de Wikipedia o de los motores de búsqueda, la opción para los maestros es, según él, "experimentar los límites" de estos instrumentos.

El servicio en línea GPTZero prepara por ejemplo una oferta dedicada a los profesionales de la educación y OpenAI trabaja en una "filigrana estadística" colocada cuando se genera el texto.


Tendrá una versión "para uso profesional"

La empresa OpenAI, desarrolladora de esta herramienta, lanzó la semana pasada una lista de espera para una versión profesional y de pago de su software estrella que ha encendido el debate sobre la inteligencia artificial (IA) y el futuro del trabajo humano.

El cofundador de OpenAI, Greg Brockman, anunció una próxima versión de ChatGPT "optimizada para uso profesional".

"Trabajando en una versión profesional de ChatGPT; ofrecerá límites más altos y rendimiento más rápido", publicó Brockman en un tuit.

OpenAI lanzó a finales de 2022 una versión gratuita de su chat robotizado ChatGPT capaz de responder preguntas tan bien que reabrió el debate sobre los riesgos vinculados con la tecnología de inteligencia artificial.

ChatGPT también avivó preocupaciones sobre si podría ser usado por autores u otros profesionistas que impliquen escritura.

La versión profesional vendrá con una tarifa y será más rápida que la versión gratuita, que seguirá disponible, según confirmó la compañía.

"Si eres seleccionado, te contactaremos para establecer el proceso de pago y un piloto", detalla la página web de la lista de espera.

"Ten en cuenta que este es un programa experimental y que está sujeto a cambios", añade.

Las conversaciones con el chat robotizado que se han compartido en internet fascinan a los usuarios ante la capacidad y sofisticación de la máquina para explicar conceptos científicos, escribir guiones o emitir líneas de código de programación.

La empresa OpenAI fue cofundada en San Francisco en 2015 por el magnate de la tecnología Elon Musk, quien dejó dicho negocio en 2018.


Le inyectan un gran capital

La compañía Microsoft planea invertir 10 mil millones de dólares en OpenAI, la empresa de inteligencia artificial creadora de ChatGPT, según el medio especializado Semafor.

La operación, que también recogen otros medios económicos, aún no ha sido cerrada, y si se concreta supondría elevar el valor de OpenAI hasta los 29 mil millones de dólares.

Según los términos del acuerdo, Microsoft -que aún no se ha pronunciado oficialmente sobre esto- se reservaría el 75 por ciento de las ganancias de OpenAI hasta recuperar el monto de su inversión.

De ser así, la estructura de propiedad de OpenAI quedaría como sigue: 49 por ciento de acciones para Microsoft, un porcentaje idéntico para otros inversores y un 2 por ciento para la organización matriz sin ánimo de lucro de OpenAI.

Por otra parte, hace unas semanas, Morgan Stanley publicó un informe en el que consideraba que ChatGPT puede convertirse en una amenaza para el buscador líder por excelencia, Google, al hacer peligrar su actual posición de punto de entrada en internet para millones de personas, según recoge el portal CNBC.


* Con información de EFE y AFP.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

La inteligencia artificial ChatGPT, capaz de redactar textos en respuesta a preguntas simples, se ha difundido de manera masiva en varios sectores, llevando a los especialistas a interrogarse sobre la oportunidad de prohibirla o beneficiarse de ella.

Desde mediados de diciembre de 2022, solo unas semanas después del suministro del instrumento por la start-up californiana OpenAI, ocho universidades australianas anunciaron que modificarían los exámenes y que considerarán que la utilización de la Inteligencia Artificial por estudiantes se califique como trampa.

Recientemente, luego de que varios medios refirieran a la utilización creciente del instrumento por estudiantes en el mundo entero, especialmente animados por los videos de TikTok, varias voces mostraron su preocupación por su probable uso en entornos académicos.


¿De qué se trata?

ChatGPT es un robot conversacional que fue "entrenado" gracias a cantidades fenomenales de datos obtenidos en la red y que puede "predecir" la continuación probable de un texto. Pero aunque no razona, produce una impresionante mezcla de respuestas correctas y errores factuales o lógicos que son más o menos difíciles de descifrar.

Por ejemplo, el robot cita al tiburón-ballena (un pez) entre los mamíferos marinos, se equivoca en el tamaño de los países de América central, "olvida" algunos acontecimientos históricos como la batalla de Amiens de 1870 e inventa algunas referencias bibliográficas.

En el mundo educativo ya son varias las voces que se pronuncian en contra de esta innovación en los métodos de enseñanza.

"ChatGPT es una innovación importante pero no más que la de las calculadoras o los editores de texto", que al final lograron un lugar en la escuela, explica Antonio Casili, profesor en el Instituto Politécnico de París y autor de En espera de los robots (Seuil).

Para él, "ChatGPT puede ayudar a hacer un primer borrador cuando uno está frente a la página vacía, pero después hay que reescribirlo todo y darle un estilo".


Nueva York prohíbe su uso

El pasado 6 enero la ciudad de Nueva York prohibió en toda la red de sus escuelas públicas el uso de este chat de inteligencia artificial convertido en un éxito tras haber pasado solo un mes de su lanzamiento.

La razón no es otra que la de evitar su posible uso, a través de tablets y teléfonos de las propias escuelas en las aulas, como herramienta de "ayuda" en los exámenes.

La portavoz del Departamento de Educación, Jenna Lyle, ha hecho público un comunicado en el que subraya sus preocupaciones “por el impacto negativo en el aprendizaje y la exactitud del contenido" de ChatGPT.

"No ayuda al pensamiento crítico ni (refuerza) capacidades de resolución de problemas, que son esenciales para éxitos académicos y vitales", dijo la responsable.

Lyle precisó que el bloqueo no se aplicará en los aparatos que los estudiantes traigan de sus propias casas, y dijo además que el sistema del chat puede ser estudiado dentro de un tema sobre la inteligencia artificial.

El diario New York Post citó el caso de un profesor de secundaria de Carolina del Sur que sorprendió a uno de sus alumnos utilizando ChatGPT en un ensayo sobre el filósofo británico David Hume, y que describió el resultado como "el que podría producir un chico muy listo de 12 grado (de unos 17 años)".

La red de escuelas públicas de Nueva York es la más grande de todo Estados Undos -un millón 058 mil 888 alumnos en el curso 2021-22-, y se prevé que la decisión de bloquear ChatGPT pueda ser reproducida en otros estados.


Su prohibición alentaría su uso

El experto destaca también que ChatGPT sacude en parte la filosofía de la enseñanza, basada en el maestro que plantea preguntas.

Esta vez, el alumno interroga a la máquina y "es una oportunidad para nosotros ver cómo los estudiantes realizan las tareas que les confiamos, hacerlos trabajar sobre el fact-checking y verificar si las referencias bibliográficas generadas son correctas", detalla Casili.

Para Olivier Ertzscheid, investigador en la universidad de Nantes, Francia, en ciencias de la información, la prohibición del instrumento es de todas maneras contraproducente pues refuerza el deseo de los estudiantes por utilizarlo.

Como después de la llegada de Wikipedia o de los motores de búsqueda, la opción para los maestros es, según él, "experimentar los límites" de estos instrumentos.

El servicio en línea GPTZero prepara por ejemplo una oferta dedicada a los profesionales de la educación y OpenAI trabaja en una "filigrana estadística" colocada cuando se genera el texto.


Tendrá una versión "para uso profesional"

La empresa OpenAI, desarrolladora de esta herramienta, lanzó la semana pasada una lista de espera para una versión profesional y de pago de su software estrella que ha encendido el debate sobre la inteligencia artificial (IA) y el futuro del trabajo humano.

El cofundador de OpenAI, Greg Brockman, anunció una próxima versión de ChatGPT "optimizada para uso profesional".

"Trabajando en una versión profesional de ChatGPT; ofrecerá límites más altos y rendimiento más rápido", publicó Brockman en un tuit.

OpenAI lanzó a finales de 2022 una versión gratuita de su chat robotizado ChatGPT capaz de responder preguntas tan bien que reabrió el debate sobre los riesgos vinculados con la tecnología de inteligencia artificial.

ChatGPT también avivó preocupaciones sobre si podría ser usado por autores u otros profesionistas que impliquen escritura.

La versión profesional vendrá con una tarifa y será más rápida que la versión gratuita, que seguirá disponible, según confirmó la compañía.

"Si eres seleccionado, te contactaremos para establecer el proceso de pago y un piloto", detalla la página web de la lista de espera.

"Ten en cuenta que este es un programa experimental y que está sujeto a cambios", añade.

Las conversaciones con el chat robotizado que se han compartido en internet fascinan a los usuarios ante la capacidad y sofisticación de la máquina para explicar conceptos científicos, escribir guiones o emitir líneas de código de programación.

La empresa OpenAI fue cofundada en San Francisco en 2015 por el magnate de la tecnología Elon Musk, quien dejó dicho negocio en 2018.


Le inyectan un gran capital

La compañía Microsoft planea invertir 10 mil millones de dólares en OpenAI, la empresa de inteligencia artificial creadora de ChatGPT, según el medio especializado Semafor.

La operación, que también recogen otros medios económicos, aún no ha sido cerrada, y si se concreta supondría elevar el valor de OpenAI hasta los 29 mil millones de dólares.

Según los términos del acuerdo, Microsoft -que aún no se ha pronunciado oficialmente sobre esto- se reservaría el 75 por ciento de las ganancias de OpenAI hasta recuperar el monto de su inversión.

De ser así, la estructura de propiedad de OpenAI quedaría como sigue: 49 por ciento de acciones para Microsoft, un porcentaje idéntico para otros inversores y un 2 por ciento para la organización matriz sin ánimo de lucro de OpenAI.

Por otra parte, hace unas semanas, Morgan Stanley publicó un informe en el que consideraba que ChatGPT puede convertirse en una amenaza para el buscador líder por excelencia, Google, al hacer peligrar su actual posición de punto de entrada en internet para millones de personas, según recoge el portal CNBC.


* Con información de EFE y AFP.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

México

Acecha narco mexicano zonas arqueológicas de Guatemala

Autoridades del país vecino dicen que los grupos criminales usan esas áreas para pistas clandestinas

CDMX

Solo identifican al 50% de los feminicidas en casos de la CDMX

En la CdMx se reportaron 313 ilícitos en los últimos 4 años y sólo solicitaron 150 órdenes de captura

Tecnología

IA captura y memoriza sonidos para sordos

Los auxiliares de audio eligen el nivel del volumen, relatan la voz de las personas y son capaces de traducir conversaciones en tiempo real, dice el director de Audioclinic

Elecciones 2024

Por miedo, 16 candidatos de Guerrero se retiran de contienda electoral

Al menos 16 aspirantes decidieron dejar su campaña por temor o amenazas del crimen

Mundo

Han huido 600 mil palestinos de Rafah

EU comienza a entregar ayuda a través de su muelle artificial; no es suficiente, advierte la ONU

CDMX

Detienen a Kevin "N", hijo de "El Ojos", uno de los líderes del cártel de Tláhuac

Kevin y su cómplice eran buscados por autoridades de la capital por los delitos de secuestro, extorsión, cobro de piso y demás delitos