/ lunes 13 de marzo de 2017

Vive el peso su peor depreciación desde 1994, acumula una pérdida de 55.76 por ciento

  • En esta administración, la moneda mexicana acumula una pérdida de 55.76% frente al dólar

Durante el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, el peso mexicano registra la mayor depreciación desde que entró en vigor el esquema de libre flotación en 1994, solo superado por la devaluación observada en “la Crisis del Tequila”.

Y lo anterior, porque de acuerdo a un análisis realizado por este diario, con datos promedio mensuales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), resulta que, de diciembre de 2012 (cuando inició operaciones al actual Gobierno federal), el tipo de cambio promedió 13.00 pesos por dólar, mientras que en febrero pasado osciló en 20.25 pesos, lo que representó una diferencia de 7.25 pesos en dicho tiempo.

Es decir, durante los primeros 51 meses de la actual administración federal, el peso mexicano acumuló una depreciación de 55.76 por ciento, mayor al 11.61 y 14.5 por ciento que se registró en el mismo periodo durante los gobiernos de Felipe Calderón y Vicente Fox, respectivamente.

En este sentido, de diciembre del año 2000 a febrero de 2005 (durante la administración de Fox), el dólar pasó de 9.80 a 11.23 pesos en promedio, lo que representó un alza de 1.43 pesos en dicho periodo.

Durante ese lapso, cabe recordar que tuvo lugar la turbulencia financiera que derivó de los ataques al territorio continental de Estados Unidos (como el caso de las Torres Gemelas), y la respectiva guerra en Medio Oriente, lo que derivó en una caída de 0.6 por ciento de la economía mexicana.

En tanto, durante los primeros 51 meses del Gobierno de Felipe Calderón (de diciembre de 2006 a febrero de 2011), la cotización promedio del dólar pasó de 10.93 a 12.20 pesos, lo que implicó un alza de 1.27 pesos.

A lo largo de ese periodo, ocurrieron eventos nacionales e internacionales, como el estallido de la crisis financiera mundial de 2008 y el brote de la influenza H1N1 en México. En 2009, el Producto Interno Bruto (PIB) de México se desplomó 4.7 por ciento.

Como ya se mencionó, la depreciación de 55.76 por ciento que acumula el peso mexicano durante los primeros 51 meses del actual gobierno es la mayor desde que entró en operación el esquema de libre flotación del tipo de cambio (el 22 de diciembre de 1994), solo superado por la devaluación de 188.5 por ciento que se acumuló en igual periodo del Gobierno de Ernesto Zedillo.

De diciembre de 1994 a febrero de 1999, la cotización promedio mensual del dólar pasó de 3.5 a 10.10 pesos, lo que constituye una diferencia de 6.6 pesos, en el marco de la llamada “Crisis del Tequila” y que derivó en una caída de la economía de 5.76 por ciento del PIB durante 1995.

Cabe destacar que el comportamiento del dólar ha influido en el comportamiento de la inflación y muestra de ello es que, precisamente en el mes cuando se liberó el tipo de cambio (diciembre de 1994), el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) alcanzó una tasa anual de 51.97 pesos, lo que representó la mayor alza durante la administración de Ernesto Zedillo.

En tanto, durante el Gobierno del Vicente Fox, el mayor pico de inflación a tasa anual se reportó en diciembre de 1999 (12.32 por ciento), mientras que en la administración de Felipe Calderón ocurrió en el mismo mes de 2008 (6.53 por ciento). En el presente sexenio, el repunte más importante ocurrió apenas el mes pasado, cuando se reportó un incremento de 4.86 por ciento.

  • En esta administración, la moneda mexicana acumula una pérdida de 55.76% frente al dólar

Durante el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, el peso mexicano registra la mayor depreciación desde que entró en vigor el esquema de libre flotación en 1994, solo superado por la devaluación observada en “la Crisis del Tequila”.

Y lo anterior, porque de acuerdo a un análisis realizado por este diario, con datos promedio mensuales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), resulta que, de diciembre de 2012 (cuando inició operaciones al actual Gobierno federal), el tipo de cambio promedió 13.00 pesos por dólar, mientras que en febrero pasado osciló en 20.25 pesos, lo que representó una diferencia de 7.25 pesos en dicho tiempo.

Es decir, durante los primeros 51 meses de la actual administración federal, el peso mexicano acumuló una depreciación de 55.76 por ciento, mayor al 11.61 y 14.5 por ciento que se registró en el mismo periodo durante los gobiernos de Felipe Calderón y Vicente Fox, respectivamente.

En este sentido, de diciembre del año 2000 a febrero de 2005 (durante la administración de Fox), el dólar pasó de 9.80 a 11.23 pesos en promedio, lo que representó un alza de 1.43 pesos en dicho periodo.

Durante ese lapso, cabe recordar que tuvo lugar la turbulencia financiera que derivó de los ataques al territorio continental de Estados Unidos (como el caso de las Torres Gemelas), y la respectiva guerra en Medio Oriente, lo que derivó en una caída de 0.6 por ciento de la economía mexicana.

En tanto, durante los primeros 51 meses del Gobierno de Felipe Calderón (de diciembre de 2006 a febrero de 2011), la cotización promedio del dólar pasó de 10.93 a 12.20 pesos, lo que implicó un alza de 1.27 pesos.

A lo largo de ese periodo, ocurrieron eventos nacionales e internacionales, como el estallido de la crisis financiera mundial de 2008 y el brote de la influenza H1N1 en México. En 2009, el Producto Interno Bruto (PIB) de México se desplomó 4.7 por ciento.

Como ya se mencionó, la depreciación de 55.76 por ciento que acumula el peso mexicano durante los primeros 51 meses del actual gobierno es la mayor desde que entró en operación el esquema de libre flotación del tipo de cambio (el 22 de diciembre de 1994), solo superado por la devaluación de 188.5 por ciento que se acumuló en igual periodo del Gobierno de Ernesto Zedillo.

De diciembre de 1994 a febrero de 1999, la cotización promedio mensual del dólar pasó de 3.5 a 10.10 pesos, lo que constituye una diferencia de 6.6 pesos, en el marco de la llamada “Crisis del Tequila” y que derivó en una caída de la economía de 5.76 por ciento del PIB durante 1995.

Cabe destacar que el comportamiento del dólar ha influido en el comportamiento de la inflación y muestra de ello es que, precisamente en el mes cuando se liberó el tipo de cambio (diciembre de 1994), el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) alcanzó una tasa anual de 51.97 pesos, lo que representó la mayor alza durante la administración de Ernesto Zedillo.

En tanto, durante el Gobierno del Vicente Fox, el mayor pico de inflación a tasa anual se reportó en diciembre de 1999 (12.32 por ciento), mientras que en la administración de Felipe Calderón ocurrió en el mismo mes de 2008 (6.53 por ciento). En el presente sexenio, el repunte más importante ocurrió apenas el mes pasado, cuando se reportó un incremento de 4.86 por ciento.