/ sábado 5 de septiembre de 2015

Cremaron a mamá de Yuri

Ricardo Hernández / El sol de México

Dulce María Canseco, madre de la cantante Yuri, fue incinerada ayer al mediodía, luego de haber sido velada en una agencia funeraria de las calles de Félix Cuevas, a donde acudieron a despedirla figuras del espectáculo como Ninel Conde, Maribel Guardia, Raquel Bigorra, Germán Ortega y Manuel Mijares, así como familiares y amigos.

Consternada, la veracruzana Yuri señaló que: “Cuando perdí a mi padre y a mi hermano fue muy duro, pero perder a una madre es otra cosa. Agradezco a todos mis amigos que con sus condolencias han llenado mi corazón de amor, porque conocían a mi madre cuando fue mi mánager. Estoy tranquila, pero también dolida porque es la persona que me parió y me enseñó a luchar y a ser mujer”.

w Habla Ninel

La primera en llegar a la agencia funeraria fue Ninel Conde, asegurando que doña Dulce creía mucho en Jesús y la catalogó como una gran persona, situación que desde luego limó las asperezas que tenía justamente con Yuri desde hace un tiempo. “Fue a través de Twitter que una fan me informó que había fallecido la mamá de Yuri, lo que no creía, pero finalmente lo corroboré y por ello acudí a dar el sentido pésame”, manifestó “El Bombón Asesino”. w Maribel Guardia

Por su parte, Maribel Guardia se limitó a decir que la señora Canseco era una mujer extraordinaria, pero consideró que no era el momento para dar entrevistas, y se dirigió a la Sala B de la funeraria para acompañar a los deudos. w Mijares

Manuel Mijares comentó que conoció a doña Dulce desde principios de los 80, asegurando que siempre fue amable, así como una persona muy firme y apegada a sus hijos, por lo que decidió acudir al velorio. w Germán Ortega

Germán Ortega (de los Mascabrothers), que trató con la madre de Yuri, dijo que siempre fue cordial y señaló que fue una señora con la que siempre hubo elogios, dulzura, abrazos, besos, mostrándose incrédulo de lo ocurrido pero aceptó que se trata de una ley de la vida. w Raquel Bigorra

La cubana Raquel Bigorra dijo que sintió a Yuri muy tranquila, considerando que la finada mujer tuvo una vida muy bonita, logrando representar a diversos artistas, logrando apoyar a su hija durante muchos años de su trayectoria artística.

Dulce María Canseco murió en la Ciudad de México el pasado jueves a los 76 años de edad, víctima de un infarto fulminante, alrededor de las 15:30 horas, a tanto solo unos días de su cumpleaños. “El médico de mi madre fue quien me avisó de su estado delicado. Hablé con ella por teléfono, pero cuando llegué a su casa ya había muerto. La señora que la cuidaba me dijo que se levantó de su cama y se dijo mareada, tras lo que cerró sus ojitos”, culminó Yuri.

Ricardo Hernández / El sol de México

Dulce María Canseco, madre de la cantante Yuri, fue incinerada ayer al mediodía, luego de haber sido velada en una agencia funeraria de las calles de Félix Cuevas, a donde acudieron a despedirla figuras del espectáculo como Ninel Conde, Maribel Guardia, Raquel Bigorra, Germán Ortega y Manuel Mijares, así como familiares y amigos.

Consternada, la veracruzana Yuri señaló que: “Cuando perdí a mi padre y a mi hermano fue muy duro, pero perder a una madre es otra cosa. Agradezco a todos mis amigos que con sus condolencias han llenado mi corazón de amor, porque conocían a mi madre cuando fue mi mánager. Estoy tranquila, pero también dolida porque es la persona que me parió y me enseñó a luchar y a ser mujer”.

w Habla Ninel

La primera en llegar a la agencia funeraria fue Ninel Conde, asegurando que doña Dulce creía mucho en Jesús y la catalogó como una gran persona, situación que desde luego limó las asperezas que tenía justamente con Yuri desde hace un tiempo. “Fue a través de Twitter que una fan me informó que había fallecido la mamá de Yuri, lo que no creía, pero finalmente lo corroboré y por ello acudí a dar el sentido pésame”, manifestó “El Bombón Asesino”. w Maribel Guardia

Por su parte, Maribel Guardia se limitó a decir que la señora Canseco era una mujer extraordinaria, pero consideró que no era el momento para dar entrevistas, y se dirigió a la Sala B de la funeraria para acompañar a los deudos. w Mijares

Manuel Mijares comentó que conoció a doña Dulce desde principios de los 80, asegurando que siempre fue amable, así como una persona muy firme y apegada a sus hijos, por lo que decidió acudir al velorio. w Germán Ortega

Germán Ortega (de los Mascabrothers), que trató con la madre de Yuri, dijo que siempre fue cordial y señaló que fue una señora con la que siempre hubo elogios, dulzura, abrazos, besos, mostrándose incrédulo de lo ocurrido pero aceptó que se trata de una ley de la vida. w Raquel Bigorra

La cubana Raquel Bigorra dijo que sintió a Yuri muy tranquila, considerando que la finada mujer tuvo una vida muy bonita, logrando representar a diversos artistas, logrando apoyar a su hija durante muchos años de su trayectoria artística.

Dulce María Canseco murió en la Ciudad de México el pasado jueves a los 76 años de edad, víctima de un infarto fulminante, alrededor de las 15:30 horas, a tanto solo unos días de su cumpleaños. “El médico de mi madre fue quien me avisó de su estado delicado. Hablé con ella por teléfono, pero cuando llegué a su casa ya había muerto. La señora que la cuidaba me dijo que se levantó de su cama y se dijo mareada, tras lo que cerró sus ojitos”, culminó Yuri.