/ domingo 28 de agosto de 2016

Figuras del ayer: Amparito Arozamena

Dueña de una majestuosa carrera entregada enteramente a la actuación, hoy recordamos en Figuras del Ayer a Amparito Arozamena, a 100 años de su nacimiento, el 24 de agosto de 1916 en la Ciudad de México.

Se inició a muy temprana edad en el teatro de revista, en la compañía teatral de la familia Arozamena que encabezaba su padre, el también actor Eduardo “Nanche” Arozamena. A los 10 años obtuvo su primer papel estelar, en la obra El Hada de Barro.

A lo largo de su trayectoria actuó en más de 60 puestas en escena, además de que la pantalla grande también le abrió sus puertas por primera vez en 1929, en el filme La Calle del Ensueño. Por otro lado, en México debutó en Almas Encontradas en 1933.

Amparito participó en más de 120 largometrajes, destacando Cuando los Padres se Quedan Solos, Al son del Mambo, Dos Hijos Desobedientes y Gallo Corriente, Gallo Valiente.

Pionera también de la televisión mexicana, trabajó en los teleteatros con Ángel Garasa, Rafael Banquells y Chucho Valero. Actriz en toda la extensión de la palabra, apareció en diferentes emisiones que lo mismo podían ser cómicas o dramáticas; la muestra ideal está en Los Polivoces, Hogar, Dulce Hogar, Salón de Belleza, El Hospital de la Risa, Los Beverly de Peralvillo o La Telaraña. TELENOVELAS

Aportó su talento a un gran número de telenovelas, donde resaltan títulos como En Busca del Paraíso, Pobre Niña Rica, Alondra, Locura de Amor, DKDA: Sueños de Juventud, entre muchas otras producciones.

Su longevo camino en el espectáculo, la llevó a compartir créditos con Mauricio Garcés, Mario Moreno “Cantinflas”, Adalberto Martínez “Resortes”, Antonio Espino “Clavillazo” y Fernando Soto “Mantequilla”, además de Pedro Infante, Jorge Negrete, Pedro Armendáriz, los hermanos Soler, por mencionar algunos.

Víctima de un paro cardiaco, Amparito falleció a los 92 años de edad en la Ciudad de México. Sus restos descansan en la iglesia de Santo Tomás Moro, donde también reposan los de sus familiares más cercanos.

Dueña de una majestuosa carrera entregada enteramente a la actuación, hoy recordamos en Figuras del Ayer a Amparito Arozamena, a 100 años de su nacimiento, el 24 de agosto de 1916 en la Ciudad de México.

Se inició a muy temprana edad en el teatro de revista, en la compañía teatral de la familia Arozamena que encabezaba su padre, el también actor Eduardo “Nanche” Arozamena. A los 10 años obtuvo su primer papel estelar, en la obra El Hada de Barro.

A lo largo de su trayectoria actuó en más de 60 puestas en escena, además de que la pantalla grande también le abrió sus puertas por primera vez en 1929, en el filme La Calle del Ensueño. Por otro lado, en México debutó en Almas Encontradas en 1933.

Amparito participó en más de 120 largometrajes, destacando Cuando los Padres se Quedan Solos, Al son del Mambo, Dos Hijos Desobedientes y Gallo Corriente, Gallo Valiente.

Pionera también de la televisión mexicana, trabajó en los teleteatros con Ángel Garasa, Rafael Banquells y Chucho Valero. Actriz en toda la extensión de la palabra, apareció en diferentes emisiones que lo mismo podían ser cómicas o dramáticas; la muestra ideal está en Los Polivoces, Hogar, Dulce Hogar, Salón de Belleza, El Hospital de la Risa, Los Beverly de Peralvillo o La Telaraña. TELENOVELAS

Aportó su talento a un gran número de telenovelas, donde resaltan títulos como En Busca del Paraíso, Pobre Niña Rica, Alondra, Locura de Amor, DKDA: Sueños de Juventud, entre muchas otras producciones.

Su longevo camino en el espectáculo, la llevó a compartir créditos con Mauricio Garcés, Mario Moreno “Cantinflas”, Adalberto Martínez “Resortes”, Antonio Espino “Clavillazo” y Fernando Soto “Mantequilla”, además de Pedro Infante, Jorge Negrete, Pedro Armendáriz, los hermanos Soler, por mencionar algunos.

Víctima de un paro cardiaco, Amparito falleció a los 92 años de edad en la Ciudad de México. Sus restos descansan en la iglesia de Santo Tomás Moro, donde también reposan los de sus familiares más cercanos.